Pez diablo o limpia peceras: Características, propiedades y mucho más.

El pez diablo o limpia peceras, es un animal del Orden Siluriformes, de la familia Loricariidae y de la especie Hypostomus plecostomus. Es también conocido por los nombres de chupa-algas, pez limpia vidrios, pez gato, pez chupapiedras, plecos, vieja del agua, chupacristales o pez chupón. A continuación toda la información acerca de esta curiosa especie del mundo acuático.

Características del pez diablo o limpia peceras

Cuando está en la naturaleza, el pez chupón puede llegar a medir hasta 40 centímetros de longitud, pero estando en cautiverio no suele pasar de los 30 centímetros.

Tiene un cuerpo aplanado de manera dorso-ventral, mientras que el dorso está ligeramente arqueado y a la vez está cubierto por placas óseas a excepción de unas zonas de las aletas caudal y dorsal. En la parte anterior el cuerpo es triangular para luego convertirse en un ovalo en la parte del pedúnculo caudal. La cabeza tiene forma aplanada.

La boca de este pez es ínfera, es decir, que se encuentra en la parte inferior de su cuerpo con unos pequeños barbillones que le permiten pegarse al vidrio o rocas para tomar su alimento, hábito que le ha hecho merecedor de su fama como pez limpia peceras.

La boca succionadora le sirve de igual forma para anclarse de rocas o troncos y no ser arrastrado por la corriente, por lo que tiene doble propósito y en algunas regiones del mundo han optado por llamarlo pez chupapiedras.

La primera aleta dorsal es grande y de forma muy semejante a una vela de barco,  tiene un radio duro o espina, a la vez que tienen 7 radios blandos. La segunda aleta dorsal es pequeña, casi ni se nota en comparación con la primera.

La aleta caudal es amplia con un borde que tiene forma sutilmente cóncava, lo que ayuda al pez diablo o limpia peceras a moverse muy rápido en distancias cortas, ya que tiene el lóbulo inferior un poco más largo que el superior. Por su parte, la aleta anal es bastante pequeña a la vez que las pectorales y ventrales se asemejan a palas por lo desarrolladas que se encuentran.

Color y cuerpo

El color del cuerpo del pez limpia pecera es marrón claro, presentando manchas redondas y oscuras por toda la superficie mientras que en la cabeza tiene pintas también oscuras. Hay algunos que presentan una coloración oscura en todo el cuerpo.

Es muy curioso saber que no tienen escamas, sin embargo protege su cuerpo con placas de cartílago y espinas; estas últimas le sirven para protegerse de los depredadores o para luchar con peces de su misma especie. Al golpear usa las espinas de los costados.

Pero no todo su cuerpo  está cubierto, pues el vientre se encuentra desnudo, aunque en los ejemplares más viejos suelen aparecer algunas pequeñas placas óseas. El macho y la hembra no presentan diferencias sexuales muy marcadas. Por un lado el macho tiene un crecimiento de odontoies hipertrofiados, que son dientes dérmicos, en la base y en el radio que está en las aletas pectorales, mientras que la hembra no posee estas características.

¿Cuánto vive el Pez Diablo?
Se considera que el pez diablo tiene una longevidad mayor que otras especies de peces, llegando a vivir hasta 15 años, bajo las condiciones óptimas en cautiverio suele vivir más que en estado salvaje, donde está expuesto a ciertas otras amenazas.

Pez diablo o limpia peceras

Comportamiento 

El pez que limpia la pecera prefiere la vida nocturna, por lo que se mantiene quieto y escondido en las horas del día. Uno de los tantos comportamientos curiosos que han dado origen al nombre de pez diablo o limpia peceras, es la capacidad que tienen de sobrevivir en tierra firme, hasta por 14 horas seguidas, e incluso pueden caminar en ella.

Logran respirar aire gracias que tienen un estómago ligeramente modificado en relación con otros peces. Este es un poco más grande y delgado y si el animal se orienta verticalmente puede ser capaz de procesar el aire.

¿El pez limpia peceras es agresivo?
Entre los amantes de los acuarios es muy frecuente preguntarse si el pez limpia peceras es agresivo, como precaución antes de añadirlo a su población de ejemplares en la pecera. Al respecto podemos decirles que este es un pez bastante tranquilo, aunque puede llegar a ser muy territorial con peces que se encuentran en el fondo y con los ejemplares de su misma especie.

Distribución

Este pez limpiador de pecera es originario de Centro y Sudamérica, encontrándose en países como Costa Rica, Uruguay, Panamá, Colombia, Venezuela, Ecuador y Guyana. También se pueden encontrar en la Cuenca Amazónica, especialmente en el Río Orinoco.

Es un animal de agua dulce que puede nadar en ríos y riachuelos corrientosos, cuyos fondos sean arenosos o de grava y especialmente de escasa profundidad, donde se encuentra más accesible el tipo de alimento que comen los peces limpia peceras.

Es usual verlo en ríos y arroyos con movimientos medios o rápidos, aunque se han registrado especies que se mantienen en aguas con relativo poco movimiento.

Pez diablo o limpia peceras
Distribución del pez diablo o limpia peceras

Reproducción 

El pez diablo o limpia peceras llega a la madurez sexual cuando logra alcanzar un tamaño considerable, entre los 30 o 40 centímetros de largo. A pesar de ser un animal con un crecimiento veloz le toma por lo menos un año alcanzar este tamaño.

Cuando están en su hábitat natural, los peces cavan galerías horizontales en las paredes de los cuerpos de agua, especialmente en sitios donde la tierra es arcillosa y más blanda, donde depositan sus huevos.

Mira como eclosionan los huevos del pez diablo o limpia peceras en el video que se muestra a continuación, sin duda alguna se trata de un evento de la naturaleza que solo puede describirse como algo increíble.

Es por esta conducta excavadora que la reproducción del pez diablo o limpia peceras en acuarios es casi imposible, exceptuando casos de tanques muy grandes que estén equipados con tuberías de gran tamaño o algún otro recipiente que pueda ser usado como escondrijo. La reproducción sería más viable en estanques construidos directamente en el piso, aunque aún así no se asegura su éxito.
Eclosión de huevos del Pez Diablo

En estado natural una vez que la hembra deposita los huevos es expulsada por el macho del escondite seleccionado, incluso en ocasiones de manera violenta, ya que la responsabilidad de cuidar a los huevos durante el período de incubación recae sobre el macho, a diferencia del pez cirujano que no cuida a sus crías.

Crías del pez diablo o limpia peceras

La hembra del pez limpia peceras es capaz de generar entre 60 y 150 huevos en cada puesta. Estos pueden llegar a medir 1,5 milímetros de diámetro y tienen un color naranja brillante que recuerda a los granos de mostaza.

Luego de 5 o 6 días los huevos eclosionan y las crías se comen el saco vitelino que los contenía para adquirir gran cantidad de proteínas, después se comienzan a alimentar por su cuenta anclándose a las rocas y raspando las algas como los ejemplares adultos.

Pero no solo en su comportamiento se parecen a los adultos, ya que desde que las crías nacen tiene la misma forma y colores de sus padres solo que en una versión miniatura. Un hecho curioso e interesante, crías de pez diablo o limpia peceras en un acuario, no te los pierdas.

Crías de Pez Diablo en acuario

Alimentación

Ya sabemos que este pez se ha ganado la fama de limpiar los acuarios, los cristales y las piedras, pero entonces ¿qué comen los peces limpia peceras?. Este animal se caracteriza por ser omnívoro, aunque prefiere mucho más la alimentación vegetariana.

El pez diablo o limpia peceras se alimenta de algas que raspa de las superficies de rocas, troncos o cualquier objeto. Además puede comer los restos de comida de otros peces incluso aquellos que se empiezan a descomponer. Es un animal nocturno, por lo que en el día estarán refugiados protegiéndose mientras que en la noche saldrán a buscar su comida.

Suelen pegarse a troncos pequeños que se encuentran en el fondo de los océanos para sacar la celulosa que en ellos hay. Esta celulosa ayudará al pez diablo o limpia peceras a digerir su alimento.

Diferentes especies de pez diablo o limpia peceras

Hay algunos animales que aunque están emparentados tienen algunas variaciones en la forma de su cuerpo o color, aunque no se diferencian mucho en cuanto a sus hábitos alimenticios o conductas. Veamos algunas de estas especies.

Pterygoplichthys gibbiceps

Se le conoce popularmente con el nombre de pez pleco mariposa, carachama o pleco leopardo. Es comúnmente encontrado en las cuencas del Amazonas y Orinoco. Este animal puede tener una longitud de hasta 50 centímetros, por lo que es bastante robusto; con una cabeza voluminosa y aletas grandes. Su cuerpo es de color marrón con muchas manchas oscuras, distribuidas de manera uniforme por la superficie del pez.

A diferencia de sus parientes, puede alimentarse de pequeños gusanos y algunos trozos de pescado, como complemento de las algas. Cuando llega a la edad adulta y se encuentra en un acuario, además de medir grandes longitudes y consumir bastantes vegetales y alimentos, produce muchas deposiciones. Esto hace que sea fundamental realizar cambios parciales y periódicos de agua combinado con un buen sistema de filtrado que ayude a mantener el tanque en buenas condiciones para el pez.

El acuario también debe contar con una cantidad considerable de plantas para que protejan al animal de la luz y pueda esconderse, especialmente en el día.

Pez diablo o limpia peceras
Pterygoplichthys gibbiceps.

Hypostomus affinis

Su longitud total puede llegar a ser de 39,7 centímetros en los machos adultos, estando mayormente concentrados en cuenca del río Paraíba do Sul, en Brasil.

Su cuerpo presenta una coloración base de un tono entre verde y marrón con machas amarillas en toda la superficie, muy pequeñas, que forman líneas que empiezan en la cabeza y terminan en la aleta caudal. Su abdomen presenta un tono más claro del amarillo que tiene el resto del cuerpo.

Las aletas son un poco más oscuras y con pintas amarillas también y con ligeros tonos azulados en forma de franjas. Sus ojos son amarillos y pequeños un poco hundidos en la cabeza. La aleta dorsal es proporcionalmente más grande que el resto del cuerpo.

Pez diablo o limpia peceras
Hypostomus affinis.

Hypostomus alatus

El cuerpo de esta especie de pez diablo o limpia peceras es un poco más alargado que el resto de su familia, así como también es un poco más delgado. Es de color negro o marrón muy oscuro, con pequeñas machas amarillas que tienen inicio en la cabeza y terminación en la aleta caudal.

Las pequeñas manchas amarillas que están en la aleta dorsal están agrupadas en líneas de 4 estando muy unidas en la base pero un poco separadas en el extremo superior. Al llegar a la edad adulta pueden medir 27 centímetros de longitud.

Pez diablo o limpia peceras
Hypostomus alatus.

Hypostomus ammophilus

Esta especie del pez diablo a limpia peceras es bastante pequeña, el macho llega a alcanzar en la etapa adulta unos escasos 16 centímetros. Se diferencia de sus parientes por presentar un color base en el cuerpo claro, entre marrón claro y beige. Las manchas son de color negro sin seguir un patrón exacto en toda la superficie.

Las aletas anales, ventrales, caudales y dorsales presentan una transparencia muy peculiar que destaca aún más las manchas oscuras que en ellas hay. De igual forma las aletas son más pequeñas que otras especies de este animal.

Los ojos son de tono amarillo pálido con un iris negro que resalta en cuanto se le ve, dando la impresión de que son muy grandes, aunque su tamaño es proporcional con su cuerpo. Se encuentra asentado principalmente en las cuencas del río Portuguesa en Venezuela.

Pez diablo o limpia peceras
Hypostomus ammophilus.

Hypostomus ancistroides

Su longitud total es de 15 centímetros una vez han llegado a adultos. El color base de su cuerpo es marrón medio, casi dorado con grandes manchas distribuidas en toda la superficie del cuerpo.

Las aletas, en especial la dorsal y ventral, son transparentes con pequeñas manchas marrones y negras que forman líneas paralelas desde la base hasta las puntas, siendo estos colores más oscuros en las partes de los extremos.

Esta especie de pez diablo o limpia peceras es mayormente encontrado en la cuenca del río Paraguay.

Pez diablo o limpia peceras
Hypostomus ancistroides.

Hypostomus aspilogaster

Llega a medir hasta 26,5 centímetros de longitud. Su cuerpo tiene un tono verde oliva como base, que a su vez está cubierto con manchas de color oscuras que son muy pequeñas en la cabeza y se van agrandando a medida que llegan a la aleta caudal. Al final del cuerpo tienen apariencia de escamas.

Su aleta dorsal es bastante grande en proporción con el resto de su cuerpo que al igual que la coloración de toda la superficie tiene manchas oscuras; aunque estas se van difuminando casi hasta desaparecer en el extremo.

Sus ojos son casi del mismo color que su piel, por lo que no resaltan mucho en cuanto se ve al pez diablo o limpia peceras. Esta distribuido en la cuenca del río Uruguay.

Pez diablo o limpia peceras
Hypostomus aspilogaster.

Hypostomus auroguttatus

Esta es una de las especies de pez diablo o limpia peceras que difiere más de sus primos más cercanos, debido principalmente al color que tiene su piel. Tiene su cuerpo dividido en dos colores, la mitad inferior al igual que las aletas caudal, ventral y anal es de color amarillo brillante, bastante llamativo. Una pequeña parte de la aleta dorsal es también de color amarillo.

La aleta anal tiene leves tonos naranjas en los radios y una pequeña parte del extremo tiene un ligero tono negro. Estos colores se repiten sutilmente en la aleta caudal.

La parte superior de su cuerpo, al igual que sus ojos son de color negro intenso, resulta incluso brillante lo que le otorga una apariencia muy llamativa. Pueden llegar a medir 28,6 centímetros de longitud al llegar a la adultez. Su distribución es Río Paraíba do Sul, al sur de Brasil.

Pez diablo o limpia peceras
Hypostomus auroguttatus.

Hypostomus commersoni

Es uno de los pez diablo o limpia peceras más grandes, pues pueden llegar a medir 60,5 centímetros de longitud. A primera vista tienen un color negro generalizado en todo el cuerpo, sin embargo cuando te acercas puedes notar que tienen pequeños puntos negros que cubren todo la superficie.

Estas manchas de poco tamaño crean líneas paralelas que empiezan en la cabeza y terminan en la cola caudal a medida que se van haciendo más grandes. Por la parte del abdomen el color tiende a aclararse un poco, al igual que las manchas.

Los ojos son del mismo color que el resto del cuerpo, negros y no se distinguen muy bien a primera vista por ser muy pequeños con relación a su tamaño, dando la impresión de que es ciego incluso.

La aleta dorsal es bastante grande pero la puede bajar y subir a conveniencia. Están distribuidos en las cuencas de los ríos Paraná y Uruguay.

Pez diablo o limpia peceras
Hypostomus commersoni.

Pez diablo o limpia peceras en acuarios

El limpia peceras es un pez muy compatible con otras especies de peces en los acuarios, casi ni les presta atención a los demás habitantes del tanque, aunque puede ser bastante agresivo cuando se encuentra con los de su misma especie. Lo más importante a saber respecto a él es que necesita bastante espacio para nadar cómodamente.

Para que pueda nadar requiere un tanque que tenga entre 200 y 300 litros de agua como mínimo, con un sustrato de grava gruesa preferiblemente y con decoraciones grandes y fuertes que el pez limpiador de pecera no pueda arrastrar al nadar.

Las condiciones del agua deben ser alcalinas pero levemente dura para que se recree su hábitat natural. Además debe estar a una temperatura de entre 22 a 30 ºC por ser peces tropicales. Hasta el momento, no ha sido posible la reproducción de esta especie estando en cautiverio.

Curiosidades sobre el Pez Diablo

Alimentación en cautiverio

Para los aficionados en acuariofilia, el pez que limpia la pecera es un animal sumamente útil ya que ayuda a mantener limpio el tanque durante más tiempo, al igual que el pez payaso, comiendo algas y restos de comida que pueden quedar ocultas entre el sustrato. Por lo que los cambios de agua se pueden espaciar un poco más.

Pero no te confíes, también necesita alimento para peces de fondo y verduras para que se desarrolle correctamente, ya que en los medios artificiales no se produce tanto alimento como encontrarían de estar en la naturaleza. A continuación ofrecemos algunas recomendaciones que te serán de mucha utilidad si deseas incluir a un pez diablo en tu pecera:

  • El pez limpia vidrios omnívoro pero nocturno, por lo que requiere que apagues la luz del acuario para poder alimentarse.
  • Ofrécele como parte de su menú, vegetales frescos como hojas de lechuga y espinacas; puedes amarrar las hojas a un peso o pequeñas rocas para que se mantengan en el fondo y sean más fáciles de consumir.
  • También puedes ofrecerle variedades de otros vegetales como pepino y calabacín arrojándolas al fondo del tanque para que los peces coman.
  • Es importante colocar un tronco en la parte inferior del acuario, para que el pez diablo o limpia peceras pueda pegarse al mismo y succionar la celulosa que le ayudará en la digestión de su alimento.

El pez diablo o limpia peceras, una especie invasora

En México se introdujeron varios ejemplares del pez limpia pecera o diablo por algunas personas que eran aficionados a la acuariofilia. Sin embargo, no es un animal común en esta zona, por lo que no tiene un depredador natural y esto genera que su población aumente aceleradamente a la vez que diezma la población de otros peces.

En estos momentos, es considerada una plaga por los habitantes de la Presa Infiernillo, de ahí su nombre de pez diablo, aunque también se podría considerar su nombre a la afición de este pez a comer huevos y crías de peces como tilapia y pez plateado.

El hecho de que se coma las crías de otras especies ha generado una situación delicada entre los pescadores, quienes afirman que hasta el 70% de las capturas son de pez diablo o limpia peceras. En el siguiente material audio visual se describe esta situación y se incluyen testimonios de los habitantes y pescadores del lugar, de esta manera podrás entender un poco más la problemática ambiental por la que atraviesan algunos pescadores en México en torno al pez diablo.

Situación actual del Pez Diablo en Infiernillo, México
El pez diablo o limpia peceras ha llegado a estos hábitats poco usuales debido al “Efecto Nemo”, haciendo referencia a la película de Disney y Pixar. Muchos aficionados importaron los peces para tenerlos en sus acuarios, sin embargo luego de un tiempo los abandonan en ríos o los tiran por el inodoro, haciendo que la especie viva en nuevos hábitats, distintos a los que por naturaleza les corresponde.

Es por esto que en México, se están buscando soluciones al problema que está causando este animal. Se ha pensado en el consumo humano, pero las conchas que tienen en la superficie lo hacen muy duro y difícil de comer. Otra solución podría ser convertirlo en harina para alimentar el ganado.

Lo más importante es generar conciencia en la población, sobre la liberación de especies de animales en los ambientes sin conocer los beneficios y problemas que pueden traer en el futuro, especialmente si se trata de criaturas como el pez diablo o limpia pecera que no es nativa de México.

Pez diablo o limpia peceras
Platillos preparados con pez diablo o limpia peceras.

Consumo del pez diablo o limpia peceras

En países como México, donde el pez diablo o limpia peceras se ha reproducido tanto como para llegar a considerarse una especie invasora, se está planteando su consumo para controlar el nivel de la población y que no afecte tanto a otras especies oriundas de la región.

Pero los cambios siempre producen resistencia, por esto lo pobladores de Las Choapas, lugar donde más ha florecido esta nueva especie, están reacios a aceptar al pez diablo o limpia pecera como parte de su dieta. Aunque es comestible, tener una carne blanca sin espinas, un sabor delicado y una gran cantidad de proteínas especialmente de Omega 3, el principal obstáculo que se ve en la comercialización exitosa del pez diablo o limpia peceras es su apariencia.

Las personas piensan que es un pez feo una vez lo ven fuera del río y esto se suma a la mala fama que se ha ganado por parte de los pescadores de la zona de comerse las crías de tilapias, principal pez pescado y comercializado en la zona.

En el siguiente video se pueden observar los esfuerzos que está haciendo la empresa Acarí por promover el consumo del pez diablo o limpia peceras en la ciudad de Tabasco, donde este animal se ha desarrollado enormemente.

Campaña de consumo del Pez Diablo en Tabasco

Muchas veces los pescadores lo atrapan en las redes y lo devuelven al río o simplemente lo matan por no saber qué hacer con el pez diablo o limpia peceras; esto a pesar de que muchos ejemplares pueden llegar a pesar hasta 2 kilos, pudiendo salvar entre medio kilo a 700 gramos de carne blanca.

Hay pobladores que han probado el pez diablo o limpia peceras y han confirmado su buen sabor y textura a pesar de su fealdad; afirman que si se vendiera en forma de filetes o solo la pulpa las personas podrían acostumbrarse rápidamente a su consumo.

Existen estudios que afirman que el pez diablo o limpia peceras no se come los huevos de otros peces, por ser una especie netamente herbívora, además que el pez tilapia resguarda los huevecillos en su boca usándola como cámara de incubación, lo que hace que sea imposible ser comidos.

Platillos que se pueden preparar

El pez diablo o limpia peceras puede ser comido como cualquier otro pez en presentaciones de rollitos de pez armado, filete enrollado teniendo una preparación al horno, frito o incluso a las brasas. Si se quiere una comida estilo japonés puede ahumarse y procesarlo en forma de salchicha, surimi, caviar o en camocicoque.

Otra ventaja es que puede ser condimentado de diversas maneras, logrando un gusto muy profesional y suave sin diferenciarse de cualquier otra especie de pez comestible. Lo mejor de todo es que sus desperdicios pueden ser industrializados y ser vendidos como alimento para animales de granja, bovinos, porcinos o aves.

Gracias a su gran contenido de proteína, grasa, nitrógeno, calcio y fósforo puede ser usado tanto en animales jóvenes como adultos así como también para engorde de los mismos. Otro uso que puede dársele al pez diablo o limpia peceras es convertirlo en harina de pescado para los animales por parte de la empresa PRODAPESI, tal como se muestra en el video que se ofrece a continuación.

Elaboración de harina de pescado
(Visited 5.085 times, 84 visits today)
Categorías Peces

Deja un comentario