Pepitonas: nombre científico, propiedades, preparación y más

Las pepitonas son una de las 113 especies de moluscos catalogadas, son originarias de Venezuela y su nombre científico es Arca Zebra. Además son el ingrediente estrella en muchas recetas de alto estándar culinario. En este artículo conocerás más sobre este espécimen y todo lo que deseas saber.

Pepitonas

¿Qué son las Pepitonas?

Las pepitonas se encuentran en sustratos de rocosa y coral o en fondos arenosos y exfoliados. El arrecife y las zonas rocosas son colonizados por muchas especies de peces y crustáceos en el estado Falcón de Venezuela, que también está poblado por tortugas.

Cuando indagues sobre ellas, te será muy útil saber que existe para las pepitonas otro nombre en México donde se le llama almeja de coral y Estados Unidos donde se refieren a ellas como ala de pavo, lo que en inglés sería turkey wing.

En el contexto particular, insular y tropical las pepitonas Arca Zebra se encuentran en los bloques de roca volcánica y suelo volcano sedimentario. Así como también se asocian a los bloques de calcirudita que corresponde a una roca de color blanco, formada por una amalgama de carbonato que comprende inclusiones de restos de conchas y corales.

Nombre científico
Si existe para las pepitonas otro nombre es sin duda alguna Arca Zebra. El cual ha sido otorgado por la ciencia para denominar a esta especie tan particular.

 Pepitonas

Propiedades

Ahora que sabemos con exactitud qué son las pepitonas, es momento de hablar de sus propiedades. La pepitona contiene grandes cantidades de ácido eicosapentaenoico y ácido docosahexaenoico, dos ácidos grasos en la familia de omega 3 con efectos protectores en el sistema cardiovascular. Según los estudios científicos, el consumo regular de pepitonas como parte de una dieta variada y equilibrada, como los pescados grasos, reduciría el riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares. (Ver Articulo: Almejas de agua dulce)

  • Tiene un efecto antiinflamatorio, estos omega 3 también son útiles en el tratamiento de patologías como el asma, la artritis reumatoide y la psoriasis.
  • Hasta es una cura contra la depresión, ya que según otros estudios, las pepitonas también contribuyen a la prevención de trastornos del estado de ánimo como la depresión.
  • Las pepitonas son buenas para el cerebro, el ácido docosahexaenoico contenido en las pepitonas participa en el desarrollo y funcionamiento del cerebro y en el mantenimiento de las funciones cognitivas y la visión.
  • Su consumo reduce el riesgo de cáncer colorrectal, como ocurre con los pescados y mariscos, las pepitonas ayudan a reducir el riesgo de cáncer colorrectal, como lo demuestra un estudio de una muestra de 16.000 mujeres.
Ahora bien, hay que tener cuidado con el envenenamiento, ya que la pepitona de mar cruda puede contener bacterias que solo la cocción puede destruir. Para evitar cualquier riesgo de envenenamiento, las mujeres embarazadas, los niños pequeños y las personas con sistemas inmunitarios debilitados deben evitar su consumo.
Pesca de pepitonas en aguas venezolanas

Valor Nutricional

Como todos los alimentos, las pepitonas tienen una tabla donde se especifica su valor nutricional. En dichos datos es posible apreciar la cantidad de vitaminas, minerales y sustancias aprovechables que ofrece su consumo al organismo humano:

  • Energía: 86,0 kcal
  • Grasa total: 0,96 g
  • Ácidos grasos saturados: 0.187 g
  • Hidratos de carbono: 3,57 g
  • Azúcares: 0,0 g
  • Proteína: 14.67 g
  • Sal: 601,0 mg

Preparación

Hay muchas formas de preparar la pepitona venezolana, con huevos en tortillas, en salsas para pastas, en sopa, pero la forma preferida de prepararla de los Venezolanos es en salsas para untar y compartir en las reuniones familiares y sociales, sobretodo en la zona de la costa Venezolana en donde es una producto de preparación común.

¿Cómo ablandarlas?

Lo ideal es limpiarlas con abundante agua y dejarlas congelando durante por lo menos dos días, luego colocarlas en una olla de presión con sal, durante 45 minutos y las pepitonas estarán blandas. (Ver Articulo: Almejas machas)

Procedimiento para limpiar pepitonas

Recetas con Pepitonas

Es bastante frecuente encontrar la pepitona en Chile preparada en forma de sopa. Su receta es bastante sencilla y deliciosa, a continuación se describen sus ingredientes y preparación.

Ingredientes

  • 1 cucharada (15 ml) de mantequilla.
  • 2 tallos de apio, picados.
  • 1 cebolla picada.
  • 1 hoja de laurel.
  • 1 cucharada (5 ml) de eneldo seco o tomillo seco.
  • Sal y pimienta, al gusto.
  • 2 papas grandes, peladas y cortadas en cubitos.
  • 2 tazas (500 ml) de caldo de pescado o agua.
  • 1/3 taza (80 ml) de harina para todo uso.
  • 3 tazas (750 ml) de leche.
  • 2 tazas (500 ml) de filetes de pescado crudo, sin piel, picados en trozos grandes o Mariscos cocidos (camarones, pepitonas, langosta, vieiras, cangrejos, almejas, ostras) o una combinación.
  • 2 cucharadas. cucharadas (30 ml) de jugo de limón, recién exprimido.
  • Galletas integrales, desmenuzadas.
  • 1 taza de pepitonas. 

Pepitonas

Preparación

Para conseguir esta receta tan propia de la pepitona en Chile comenzaremos por derretir la mantequilla a fuego medio en una cacerola grande; luego freír el apio, la cebolla, la hoja de laurel, el eneldo y 1/4 cucharadita, (1 mg) pimienta, durante aproximadamente 5 minutos, o hasta que la cebolla comience a dorarse. Luego revuelva con las papas durante 2 minutos.

Aumentar a fuego medio-alto; Añadir el caldo de pescado y dejar hervir. Tape, reduzca el fuego a medio y hierva por aproximadamente 5 minutos, o hasta que las papas estén casi tiernas.

Revuelva la harina en la leche, mezcle y vierta en la cacerola; llevar al punto de ebullición, revolviendo a menudo. Agregue el pescado, pepitonas o el marisco; cocine a fuego lento, revolviendo con frecuencia, durante 5 minutos, o hasta que el pescado esté opaco y se escame fácilmente con un tenedor o el marisco se haya calentado lo suficiente y las pepitonas.

Deseche la hoja de laurel. Añadir el zumo de limón y sazonar con sal y pimienta. Servir en cuencos y decorar cada porción con galletas desmenuzadas. (Ver Articulo: Almejas con Perlas)

Pepitonas

Consejos

  • Agregue 1 1/2 tazas (375 ml) de zanahorias en cubitos o pimientos rojos o granos de maíz con cebolla para agregar color y una sopa de color más nutritiva.
  • Convierta este plato en una sopa cremosa de pollo: reemplace el eneldo con tomillo y agregue 2 tazas (500 ml) de pollo cortado en cubitos en lugar del pescado.
  • Para los audaces: Omita la mantequilla y agregue 3 rebanadas de tocino picado, y 1/2 cucharadita. (2 ml) de pimiento picante con cebolla.
  • Agregue 2 libras (1 kg) de mejillones o almejas a sus conchas, pinceles, en lugar de pescado, y cocine hasta que las conchas se abran. Deseche los que no hayan abierto.
¿Cuál es el tiempo de cocción de las pepitonas?
Para aquellos que se están preguntando cuál es el tiempo de cocción de las pepitonas podemos decir que depende de la potencia del fuego y muchas veces de la forma en que se cocinan, sin embargo se estima que 40 minutos son suficientes.

Pepitonas

A la Vinagreta

Esta receta es muy deliciosa y suele ser muy solicitada por comensales exigentes de las pepitonas en España. Se considera el acompañante ideal para una visita a la playa y además es muy sencillo de preparar en casa:

Ingredientes

  • 500 g de pepitona.
  • 5 tomates.
  • 4 limones u 8 limones verdes.
  • 1/2 cebolla.
  • 1/4 taza de cilantro picado (alrededor de 12 g).
  • 3 cucharadas de aceite de oliva.
  • Aceitunas cortadas en trozos pequeños.
  • 1 ajo.
  • 1 pizca de orégano.
  • 1 pizca de sal. 

Preparación

Para empezar se deben cortar en cuadraditos las pepitonas. Luego añadir el zumo de los 4 limones. Seguidamente se deberá dejarlos marinar en un recipiente tapado, en la nevera, durante al menos 6 horas (así es como la pepitona “se cocina”). Una vez que este tiempo haya pasado, escurrirlo.

Aparte proceder a picar la cebolla. Asimismo cortar los tomates por la mitad, apilarlos y cortarlos en pequeños cuadrados. Agregar 2 limones, aceite de oliva, aceitunas cortadas, orégano y sal a la pepitona. Mezclar todos los ingredientes y agregar el cilantro (o servir los tomates a la pepitona). Servir en tazas, añadiendo aguacate. (Ver Artículo: Almejas Blancas) [/su_list]

Pepitonas

Ceviche de Pepitonas

Esta receta de ceviche es una preparación frecuente de la pepitona en Perú. Por supuesto, está hecha con pepitona fresca, lima, cebolla, chile y cilantro fresco. El cebiche, también conocido como ceviche, generalmente consiste en mariscos marinados en jugo de limón. En realidad, es la acidez del jugo de limón lo que “cocina” los mariscos. No todos los tipos de cebiches se preparan con mariscos ni todos los ceviches de mariscos no se preparan con frutas en crudo.

Sin embargo, el ceviche más clásico y tradicional generalmente se hace con pescado, y “cocinarlo” en jugo de limón es una necesidad. Por eso es muy importante utilizar pescado muy fresco y de excelente calidad para preparar el ceviche. A continuación ofrecemos la receta más utilizada de pepitona en Perú en forma de ceviche.

Ingredientes

  • 700 g de pepitonas.
  • 1 cebolla roja, finamente picada.
  • 40 limones.
  • 2 chiles habaneros cortados por la mitad, sin semillas y desvenados.
  • 2 ramitas de cilantro fresco.
  • Sal a gusto.
  • Cilantro finamente picado al gusto.

Para servir

  • Hojas de lechuga.
  • Tostado De Mast.
  • Maíz hervido fresco.
  • Patata dulce: papas fritas muy finas o cocidas al horno o en rodajas gruesas.
  • Chifles o chips de plátano verde frito.
  • Rebanadas de pimientos – opcional.
  • Aceite de oliva al gusto. 

Preparación

Cortar las pepitonas en cubos pequeños, póngalo en un recipiente de vidrio y cúbrelo con agua fría y una cucharada de sal, cubrir y refrigere el tiempo para preparar las cebollas y exprimir las limas. Frotar las rodajas finas de cebolla con 1/2 cucharada de sal y enjuague con agua fría. Luego, enjuagar las pepitonas para eliminar la sal.

Colocar los cubos de pepitonas, las cebollas y los pimientos en un recipiente de vidrio y vierta el jugo de limón sobre los ingredientes. Espolvorear con un poco de sal para reducir la acidez de las limas. Puedes poner unos cubitos de hielo en la mezcla. Cubrir y refrigerar por unos 5-15 minutos. Retirar las hojas de cilantro y los chiles de la mezcla. Probar el ceviche de pescado y agregar sal si es necesario.

Usar un exprimidor para quitar las pepitonas y las cebollas y colocar en un tazón para servir, rociado con aceite de oliva y cilantro finamente picados. Servir inmediatamente con las coberturas de su elección a un lado. (Ver Artículo: Almejas Gigantes)

Pepitonas

Salsa de Pepitonas

Como mencionamos anteriormente, la pepitona venezolana es ideal para pasapalos y preparar todo tipo de salsas, dips o encurtidos para mojar, untar y degustar. A continuación ofrecemos una receta estrella para prepararlas de esta forma:

Ingredientes (para 1 litro/4 tazas de salsa de pepitonas)

  • 80 ml (1/3 taza) de mantequilla.
  • 1 cebolla, picada.
  • 2 tallos de apio, cortados en cubitos.
  • 10 ml (2 cucharaditas) de ajo picado.
  • 1 taza (80 ml) harina.
  • 500 ml (2 tazas) caldo de pescado.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • 80 ml (1/3 taza) de crema.
  • 300 g (500 ml) de pepitonas.
  • 250 g (aproximadamente 1/2 lb) de mini vieiras.
  • 250 g (aproximadamente 1/2 libra) de carne de cangrejo o carne de langosta.
  • 60 ml (1/4 taza) de eneldo picado.

Preparación

Primero que nada, derrita la mantequilla a fuego bajo en una olla grande. Cocine la cebolla, el apio y el ajo durante 1 a 2 minutos. Luego espolvoree con harina y cocine por 1 minuto mientras revuelve, sin colorear la harina.Hecho esto proceda a revolver en el caldo y batir. Calentar a fuego medio, continuando batiendo hasta el primer caldo. Temporada.

Agregue la crema y cocine por 3 a 4 minutos a fuego lento revolviendo. Luego agregue la pepitona y el eneldo. Continuar cocinando durante 3 a 4 minutos. Recuerde que antes de iniciar esta preparación las pepitonas deben haber estado limpias y congeladas durante dos días, y luego haberlas colocado durante 45 minutos en la olla de presión para que se ablanden. (Ver Articulo: Almejas Chiludas)

Pepitonas

¿Engordan?

Cuando se comienza una dieta, se presta mucha atención a la cantidad de calorías que consumen y se vigila la alimentación muy de cerca. A menudo es recomendable comer pescados y mariscos, ya que son ricos en yodo, nutrientes y oligoelementos. Los mejillones son parte de estos pequeños platos no muy caros y que son buenos para tu cuerpo.

La pepitona de mar es rica en proteínas y puede ser suficiente por sí sola para una comida equilibrada y satisfactoria.  Contiene vitaminas (A, C y B 9 que se encuentran en el ácido fólico que necesitan las mujeres durante el embarazo) y oligoelementos.

Las virtudes de los mejillones son numerosas, se dice que tienen propiedades antiinflamatorias gracias al alto contenido de Omega-3 que vendrá a aliviar la artritis, el asma, las infecciones cardiovasculares o las enfermedades relacionadas con estado de ánimo como la depresión.

Pepitonas

Las pepitonas contienen sustancias que son antioxidantes naturales (taurina y cisteína) que ayudarán al cuerpo a protegerse contra los radicales libres: esto tendrá el efecto de desintoxicar las células, fortalecer su cuerpo, proteger su piel y luchar contra el envejecimiento celular. Todo su cuerpo podrá “respirar” mejor y estar 100% activo porque se librará de toxinas y otros desechos.

Finalmente, su innegable contribución al yodo hace posible luchar contra la fatiga y contra la disminución de la actividad muscular. Ayudan a recuperarse mejor después del esfuerzo.

Comer pepitonas es el plato perfecto cuando estás a dieta, son una fuente natural de proteínas, pero también de calcio e hierro, que promoverán el desarrollo de las células y estimularán el sistema nervioso y su metabolismo. Además de todas estas maravillas, no engordan.

Pepitonas

Efectos secundarios y Alergias

Un equipo de investigadores ha demostrado que la tropomiosina, la proteína identificada como el principal alérgeno del camarón y la langosta, también sería el principal alérgeno de una variedad de moluscos, incluidas las pepitonas. Reacciones cruzadas pueden ocurrir en personas alérgicas a ciertos mariscos que consumen pepitonas. Los especialistas recomiendan encarecidamente que las personas alérgicas a los pescados o mariscos consulten con un alergista antes de introducir nuevos alérgenos en su dieta.

Atención a las Pepitonas crudas

Las pepitonas en España han sido objeto de varios estudios con respecto a posibles intoxicaciones según su consumo. De hecho, algunos patógenos (bacterias y virus) se han identificado en pepitonas crudas o ligeramente cocidos, y su consumo puede llevar a varios problemas de salud, lo que provoca: Náuseas, Vómitos, Diarrea, Debilidad muscular, Desorientación y Amnesia.

Las personas con ciertas enfermedades, como los trastornos renales, tienen más probabilidades de sufrir síntomas graves atribuibles al consumo de mariscos contaminados con biotoxinas marinas.

Embarazadas o en período de lactancia, abstenerse

Las mujeres embarazadas y que amamantan deben evitar comer cualquier fruto de mar crudo, ya que existe un riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos que pueden tener graves consecuencias para el feto o el bebé. (Ver Artículo: Almeja de Carril)

Pepitonas

Beneficios

El mundo submarino está lejos de ser insignificante cuando se trata de beneficios para la salud; Los camarones, langostas, cangrejos y conchas que incluyen las pepitonas de todo tipo son particularmente ricos en proteínas. Los camarones y la langosta están casi completamente libres de grasas saturadas, mientras que son buenas fuentes de ácidos grasos omega-3.

Estas sustancias, que también se encuentran en los pescados grasos, se sabe que disminuyen el riesgo de enfermedad cardíaca, un objetivo primordial para los diabéticos. Es cierto que estos crustáceos son relativamente altos en colesterol, pero sabemos que son las grasas saturadas en lugar del colesterol en la dieta lo que eleva los niveles de colesterol en el cuerpo.

Una porción promedio de estos crustáceos contiene aproximadamente un tercio del colesterol de un huevo. Así que podemos comer en cantidades moderadas sin que esto sea un problema, especialmente cuando sabemos que protegen el corazón.

Pepitonas

La langosta es particularmente rica en vanadio, un mineral poco conocido que, según algunos estudios, podría mejorar la acción de la insulina en el cuerpo, ayudando a regular el azúcar en la sangre.

En estudios en el Centro de Diabetes Joslin en Harvard, se encontró que el vanadio mejora la sensibilidad a la insulina y reduce los niveles de colesterol. En otro estudio, en la Universidad de Filadelfia, se demostró que los suplementos de vanadio reducen el azúcar en la sangre.

A pesar de su rico sabor, la langosta es uno de los crustáceos menos grasos, con la condición de no ahogarla en mantequilla derretida. Contiene menos grasa que la carne de res, cerdo y hasta pollo. (Ver Artículo: Almeja)

Aportes a la salud
La mayoría de los mariscos tienen muchos beneficios para la salud; ya que son ricos en cobre y zinc, dos minerales importantes para el sistema inmunológico. También contienen una cantidad impresionante de vitamina B12, que podría ayudar a prevenir la depresión, las enfermedades cardíacas e incluso la enfermedad de Alzheimer. Por último, son ricos en selenio, un mineral anticancerígeno. En cuanto a las almejas, son ricas en esteroles, compuestos cuyos efectos positivos ya hemos señalado en los niveles de colesterol.

Langosta al ajillo

Para obtener todos los beneficios, las almejas, las ostras y los mejillones deben estar vivos cuando los compre, es decir, las conchas deben estar bien cerradas o cerradas cuando las golpee ligeramente. Puede guardarlos en el refrigerador en un recipiente cubierto con un paño húmedo, pero no los ponga en agua. Las conchas se abrirán durante la cocción (rechazar las que no se abren); Una vez abiertos, cocínelos de 4 a 9 minutos en vapor o de 3 a 5 minutos en agua hirviendo.

Es mejor evitar el consumo de mariscos crudos o poco cocidos, dado el riesgo de contaminación por bacterias, virus o parásitos, que se destruyen cuando se cocinan. Hoy en día, uno puede encontrar fácilmente grandes paquetes de camarones congelados en las tiendas de comestibles; Aprovéchelo para hacer reservas. Descongele según las instrucciones del paquete y sirva, por ejemplo, en un plato salteado.

Alternativas para cocinar mariscos

Haga los mariscos lo más simples posible, evitando las salsas de mantequilla o cremas, así como el empanado y la fritura. No los cocine demasiado, ya que se secarán, y rocíe algunas gotas de jugo de limón antes de servirlos. A continuación se ofrecen algunas recomendaciones sencillas para otorgar variedad y condiciones saludables a su alimentación diaria:

  • Servir los camarones cocidos con salsa de cóctel como aperitivo.
  • Reemplace el pollo con camarones en platos salteados. Agréguelos al plato 5 minutos antes de servir para evitar cocinar demasiado.
  • Agregue camarones, almejas o mejillones cocidos en una salsa que servirá en la pasta.
  • Agregue los camarones cocidos en una ensalada verde. Servir con vinagreta de limón.
  • Mezcle la carne de cangrejo con una vinagreta y sirva en un lecho de vegetación.
  • Adorne una pizza con almejas cocidas.
  • Enrolle los langostinos o las vieiras en una mezcla de aceite de oliva y jugo de limón, póngalos en un pincho y ase a la parrilla durante 5 minutos.
  • Envuelva los camarones cocidos, el aguacate y los trozos de tomate y la salsa en una hoja de lechuga, cierre el papel de aluminio y disfrute.
  • Rellene las conchas de taco con camarones duros, lechuga, tomate, un poco de queso rallado y salsa verde.
  • Como entrante, pide almejas al vapor.
  • En lugar de servir almejas en una salsa cremosa y grasienta, sírvalas en linguini con ajo, aceite de oliva, pimientos picantes y tomates picados.

Pepitonas

Historia

Un número creciente de sitios y montajes reflejan las múltiples funciones de los crustáceos entre las sociedades nativas americanas precolombinas de las Indias Occidentales entre 5000 aC y el siglo XV AD (períodos precerámico y cerámicas). Se han utilizado como recurso alimentario, materia prima, soportes simbólicos y elementos de intercambio.

Explotación de moluscos

En los períodos pre-cerámicos y cerámicos, las poblaciones precolombinas de las Antillas combinan la caza, la pesca y la recolección de recursos animales y vegetales. Estos últimos, de origen marino o terrestre, se recolectan localmente (especies nativas) pero también se introducen o intercambian de una isla a otra y con el continente sudamericano.

Durante el período pre-cerámico, estos recursos son explotados por grupos de cazadores-recolectores. En el período de la cerámica, son los alfareros sedentarios quienes aún los explotan mientras practican la agricultura y la horticultura de acuerdo con un estilo de vida neolítico.

En segundo lugar después de los peces, los moluscos marinos y terrestres constituyen un recurso importante. Complementan la explotación de una fauna terrestre desprovista de grandes mamíferos y depredadores: pequeños roedores, aves, anfibios, reptiles. Se caracterizan por un alto endemismo, baja diversidad y vulnerabilidad a las presiones de depredación antropogénicas.

Pepitonas

Hay, sin embargo, pocos sitios arqueológicos con grupos de conchas en el sentido estricto. Pero los sitios de vertederos domésticos aún incluyen una gran cantidad de restos de conchas de una amplia variedad de especies (un promedio de 50 a más de 100 en cada sitio).

La caracola reina (Strombus gigas) constituye la mayor parte de la ingesta de alimentos. Este caracol grande es una especie insignia debido a la masa de carne que proporciona. Su recolección es fácil en lechos de algas marinas y la calidad de su concha también lo convierte en una buena fuente de materia prima.

Los otros taxones explotados son principalmente gasterópodos como el burgo (Cittarium pica), neritas (Nerita peloronta, N. versicolor en particular), pero también quitones (especialmente Acanthopleura granulata) recolectados en las áreas rocosas del litoral medio. Las especies vecinas se encuentran en lechos de pastos marinos como Astraea (Astraea caelata, A. tuber) o turbos (Turbo castanea, T. canaliculatus).

Los bivalvos también son explotados. Provienen de diferentes hábitats: fondos arenosos de la zona de la ola (Donax denticulatus, Tivela mactroides); varios metros de profundidad como lucines (Lucina pectinata) o arcos (Anadara notabilis); fondos lodosos (Anomalocardia brasiliana); Mangle como la ostra del manglar (Crassostrea rhizophorae).

Pepitonas

En los campamentos considerados como período del  pre-cerámico, la explotación a menudo se dirige a una o dos especies grandes, disponibles en el entorno cercano de los sitios: la concha reina (Strombus gigas), bivalvos grandes como la almeja (Codakia orbicularis) o el arco de cebra (Arca zebra), que vienen siendo las pepitonas.

En el depósito de la Bahía de Oriente (Isla Saint-Martin), con fecha entre 800 y 400 aC, algunas especies han sido atacadas: en número de individuos son neritas (Nerita peloronta, N. versicolor), burgo (Cittarium pica) y concha reina (Strombus gigas) que predominan.

Este último, sin embargo, proporciona la mayor parte de la ingesta de carne; se destinó tanto al consumo (animales cocinados en sus conchas en lechos de piedra calentados cuyos restos se encontraron) como a la producción de herramientas (uso de la concha). Estas actividades podrían haber influido en gran parte en la ubicación del sitio, frecuentadas varias veces, periódicamente.

Pepitonas

Para el inicio del período cerámico (entre 500 aC y 650/800 dC), varios sitios correspondientes a aldeas sedentarias muestran patrones similares de explotación de moluscos y, en general, de invertebrados, incluidos los crustáceos. Aunque las especies más productivas están a menudo presentes, incluyendo Cittarium pica y Strombus gigas, no necesariamente están dirigidas.

Predominan los recursos más accesibles de las zonas rocosas del litoral medio y las zonas fluviales terrestres, con una colección probablemente con el aval de gastrópodos de tamaños variables (burgo Cittarium pica, neritas Nerita peloronta, N. versicolor) y quitones complementados por la explotación de la concha reina. Los invertebrados terrestres también desempeñan un papel importante (los cangrejos terrestres y los gastrópodos fluviales como Neritina punctulata) y los bivalvos están casi ausentes.

Este patrón parece reflejar una economía homogénea, aún poco diversificada y no divergente según las contingencias o posibilidades locales. Es consistente con un contexto de colonización circunscrito a algunas islas, durante este período, manteniendo una cierta cohesión cultural.

Pepitonas

Durante el resto de la época de cerámica (hasta el siglo XV), la recolección de mariscos corre paralela a profundos cambios económicos y culturales: menos diversificación y cohesión cultural, la intensificación de la ocupación, la posible pérdida de algunos recursos de la tierra, etc. Una diversificación de las capturas, recolectada en varios ambientes, aparece en paralelo con una adaptación de la colección a las contingencias locales.

Sin embargo, particularmente en las Antillas Menores, se da preferencia a las especies bivalvas (Donax denticulatus, Anomalocardia brasiliana, Lucina pectinata,etc.) Presentes en escuelas densas y permitiendo la recolección masiva. Si su contribución en términos de consumo de carne es probablemente modesta en comparación con el pescado, a menudo se prefieren estas especies gregarias, fáciles de recolectar en grandes cantidades.

Este notable aumento en el papel de los bivalvos tiene lugar en un momento en que las islas desocupadas se colonizan, mientras que la ocupación se intensifica en las islas previamente ocupadas. En Martinica en particular, entre 450 y 1400 dC, la importancia creciente de los bivalvos parece acompañar un aumento en el número de sitios y su especialización funcional. La relación exacta entre estos procesos no está clara, pero la predilección por los recursos densos es ampliamente consistente con la intensificación de la ocupación.

Historia de las Pepitonas

Moluscos:como materia prima

La cáscara de los moluscos, en particular la concha reina, es también un material apreciado y valorado por las sociedades indolinas precolombinas en las Indias Occidentales. Esta materia prima proporcionó el apoyo de producciones variadas y aseadas.

En el campo de las herramientas, se producen diversas herramientas de corte (probablas, tijeras, etc.) en los caracoles de la caracola reina (Strombus gigas), la caracola lechosa (Strombus costatus) o incluso los cascos (Cassis sp.). Los depósitos de diversos taxones también sirven como herramientas convenientes que son más difíciles de identificar. Se producen muchos otros elementos cuya función permanece desconocida.

En el campo de los ornamentos y los símbolos, los sitios ofrecen diversos elementos, a veces muy estandarizados, ornamentos (perlas, colgantes, placas, etc.) e incrustaciones, así como elementos figurativos que probablemente tengan un alcance simbólico.

Algunos caparazones, en este caso los mejillones de agua dulce con caparazones perlados brillantes, son lo suficientemente valiosos para ser comercializados a largas distancias, desde el norte del continente sudamericano hasta las Indias Occidentales para usarlos como colgantes. Es probable que estos intercambios involucren complejas interacciones socioeconómicas entre varios grupos y movimientos significativos en todo el archipiélago.

Pepitonas

Moluscos como indicadores paleoambientales

Los moluscos también proporcionan datos sobre ambientes naturales costeros, marinos y terrestres. En el marco del análisis de los conjuntos arqueológicos, interviene el filtro antrópico y los datos observados son en parte la reflexión.

Sin embargo, permiten considerar el manejo que las poblaciones hicieron de los espacios naturales, los impactos que podrían tener;va a generar y proporcionar una visión general de las características y la evolución de las comunidades de moluscos y entornos naturales.

En un contexto natural, los datos complementan otros enfoques paleoambientales para refinar la percepción de las dinámicas evolutivas de los entornos naturales, en relación o no con las actividades humanas. Por ejemplo, la observación de conchas proporciona información complementaria a los datos de geomorfología y sedimentologíaa

Documental sobre el origen de las pepitonas
(Visited 2.480 times, 4 visits today)

Deja un comentario