Aprende a realizar los Mejillones Rellenos y mucho más

Los mejillones rellenos son un plato espectacular para degustar, existen diversas formas de prepararlos y apreciarlos, las cuales varían según el cocinero, pero en este articulo te enseñaremos todo lo que deberías saber de esta maravillosa receta.

Mejillones rellenos con mariscos

Esta fórmula para unos mejillones rellenos con mariscos tiene la primacía de que puede ser preparado en unas cantidades grandes y ponerse a congelar luego, por lo que más tarde sólo tendrá que calentarlos antes de llevarlos a la mesa, para que podamos ahorrar una gran cantidad de trabajo y obtener una solución rápida a la hora de un imprevisto. (Ver Articulo Sobre: Langosta Caribeña).

Estos mejillones rellenos pueden ser servidos como un plato secundario, sin embargo, también pueden servirse primero si no se los acompaña con un plato verde de verduras mixtas. El relleno de los mejillones es la tarea más pesada de esta fórmula, pero considerando lo demás, es un platillo muy fácil de hacer.

Ración: 4 personas.

Ingredientes

  • 5 kilogramos
  • Gamba 500 g.
  • Sal.
  • Trozos de pan.
  • Leche
  • Margarina.
  • 100 gramos Harina.
  • 100 gramos Cebolla.
  • Pimienta oscura molida.
  • Nuez moscada molida.

Instrucciones paso a paso para hacer mejillones rellenos con mariscos

Comenzamos por limpiar los mejillones, colocarlos en un recipiente con un poco de agua, cubrir nuestro recipiente y ponerlo en el fuego hasta que el vapor de agua abra los mejillones. En ese momento sacamos los mejillones y los picamos muy pequeños. Pele los langostinos y córtelos un poco (la cabeza y las tiras se pueden poner a un lado para otra receta).

Ponga la mantequilla en una sartén a fuego lento y espere firmemente hasta que se disuelva. Vierta la cebolla excepcionalmente cortada, mezclando hasta obtener un color oscuro en todos los lados.

Incluya la harina gradualmente, mezclándola siempre con alguna paleta, hasta el punto en que se mezcle bien con nuestra mantequilla. Eleve un poco el calor, incluya la leche, la sal, la nuez moscada y la pimienta, mezcle continuamente hasta obtener una salsa bechamel espesa.

Mezcla la salsa bechamel con los mejillones y las gambas. Con la ayuda de una cuchara rellenamos las conchas de los mejillones y espolvoreamos con trozos de pan. Calentar alrededor de 15 minutos en un asador precalentado a 180ºC y gratinar hasta que la superficie sea de un color dorado. Servir inmediatamente.

Acompañamiento para los mejillones rellenos

Para apreciar completamente esta fórmula de mejillones rellenos con mariscos, es mejor servirla luego de sacarla de la parrilla, ya que de hecho la salsa bechamel queda mucho más deliciosa si se come caliente. Afortunadamente, pueden recalentarse en última instancia justo antes de llevarlos a la mesa.

Mejillones rellenos (Receta 2)

En caso de que te gusten los mejillones, sin duda te gustarán en cualquiera de sus platos en la cocina. Ya que estos moluscos son un alimento excepcionalmente rico en suplementos con numerosos nutrientes.

Ingredientes para los mejillones rellenos

  • 1 kg de mejillones.mejillones rellenos
  • 1 cebolla y 1 pimiento verde.
  • 2 chiles de cayena.
  • 2 cucharadas de salsa de tomate.
  • Una gran porción de un vaso de drenaje.
  • 2 huevos.
  • Harina Y Perejil.
  • Trozos de pan.
  • 1 copa de vino blanco.
  • Aceite de oliva virgen adicional y sal.

Instrucciones

Puede comprar los mejillones previamente limpiados en una tienda, sin embargo, en caso de que no, debe limpiarlos con cuidado y rasparlos hasta el punto de que estén bien y no tengan ningún material adherido.

Ponga el vino blanco en una olla o plato e incluya los mejillones. Cubra y cocine hasta el punto que se abran.

Extraiga los mejillones y separe cada una de las cáscaras de la carne y luego proceda a picarla. Coloque la carne picada del mejillón en un bol y las conchas en otro.

Corta la cebolla y el pimiento, colócalos en una sartén y tápalo. Mientras que se pocha incluye las guindillas de cayena y cuando todo está todo escalfado, colocar el estofado y agregar la carne de los mejillones y la salsa de tomate.

Cocine todo y deje que los aditivos se mezclen.

Mientras que se templa, haga la bechamel vertiendo un poco de aceite en otra sartén e incluya 2 o 3 cucharadas de harina, cuando esté cocida, incluya la leche y no deje de batir. Cocine hasta el punto en que esté espeso e incluya el perejil recientemente cortado.

Toma el bol de las cáscaras de mejillones y rellénalo con los ingredientes que mezclamos y que los dejamos templar y cúbralos con la salsa bechamel. (Ver Articulo Sobre: Tipos de langosta).

En el momento en que la bechamel se solidifica, coloque un plato con harina, otro con huevo y otro con trozos de pan. Pasar las conchas que estén rellenas por la harina, el huevo y por último las piezas de pan.

Cuando estén todos, ase en una sartén con aceite caliente y llévelos en un plato con papel de cocina.

Dales la oportunidad de relajarse un poco y cuando veas que están preparados para comer, sírvelos.

Consejos

  • En el caso de que no te guste su sabor, puedes prepararlo sin las guindillas.
  • Lave los mejillones completamente antes de cocinarlos y frótelos con una cuchilla firme para expulsar todos los que posea en la superficie.
  • Nunca intente consumir mejillones crudos ya que es peligroso para el bienestar debido a las intoxicaciones que pueden causar.
  • Puedes acompañar el plato con una porción de ensalada.

Tigres o croquetas de mejillón

A continuación la receta paso a paso de las croquetas de mejillón:

Ingredientes

  • Aceite de oliva virgen adicional.
  • Sal y pimienta.
  • 2 cebollas.
  • 1 pimiento rojo.
  • 1/2 vaso de vino blanco.
  • 250 g de langostinos.
  • 1k de mejillones.
  • 2 dientes de ajo.
  • 3 cucharadas de tomate frito (mejor si se realiza de forma casera).
  • 1/2 porción de cayena molida.
  • Trozos de pan.
  • 2 huevos.
  • 1/2 l de Bechamel.

Este es uno de los métodos más efectivos para preparar las croquetas de mejillones. Esta fórmula inicial es una variante de los grandes mejillones tigre que suelen prepararse.

Es una fórmula excepcionalmente directa y apreciativa. Tiene la suavidad de la bechamel y la esencia del océano que nos brindan los mejillones gallegos, es fundamental que sean un producto de calidad.

Es todavía un método alternativo para comer croquetas, sustancialmente más único y simple. La medida del relleno viene dada por la cáscara del mejillón, por lo que solo necesita rellenar, cubrir y freírlos en una gran cantidad de aceite de oliva.

Esta tapa tiene un ejemplo típico con las croquetas, utiliza bechamel y otra solución para darle ese toque gustoso a los mejillones. En España hay variedades de recetas para hacer este tipo de croquetas de mejillones.

Hay individuos que incluyen gambas, algunos langostinos u otro tipo de pescado. Existen tigres ardientes o excepcionalmente calientes. La fórmula que se presenta aquí es el tipo gallego.

Para esta situación, solo tienen un poco de picante para que así todos puedan comérselos. Confío en que te gusten y los prepares, ten en cuenta que debes acompañarlos con una cerveza fría para que sepan mucho mejor.

Instrucciones

Lo más importante para que esta fórmula sea un triunfo es hacer una bechamel decente, ya que es la base que elige si los tigres serán grandes o no. Además, como mencionamos antes, los mejillones deben ser de calidad.

Lavamos los mejillones excepcionalmente bien en agua fría y expulsamos cada una de las influencias contaminantes que surgen.

Ponemos a calentar un vaso de agua en una olla, cuando el agua comienza a burbujear incluye una hoja de laurel y luego los mejillones.

Los colocamos a cocinar durante unos 3 minutos y cuando están completamente abiertos los sacamos con una cuchara abierta. Dejar enfriar y guardar en un plato. El agua de cocción no se desechará, la colamos en un vaso.

Expulsamos los mejillones ayudados por un cuchillo, arrastramos todos los mejillones hasta el punto en que el interior este perfecto.

Mantenemos toda la carne del mejillón en un plato y limpiamos con la cuchilla la cáscara de nuestra concha de mejillones en caso de que tenga algo de descanso adherido a su superficie. Lavamos bien las conchas de los mejillones.

Las gambas que compro son peladas, así que lo principal que debe hacer es cortarlas en trozos pequeños. También puedes utilizar langostinos o calamares (también son extremadamente ricos). Los colocamos un plato.

Limpiamos bien las fibras y las conchas rotas que quedan adheridas al mejillón. Se pican los mejillones en trozos pequeños con algún cuchillo bueno y se mezclan con las gambas.

Preparación del relleno

Cortar las cebollas, los dientes de ajo y la pimienta en trozos pequeños.

Agregue aceite a la sartén y saltee primero los dientes de ajo durante un momento. En ese punto se le agrega la cebolla y luego el pimiento rojo. Se deja en fuego bajo durante unos 10 minutos hasta que esté pochadito, no debe ser crujiente.

Probamos y sazonamos. Incluimos las gambas y los mejillones.

Incluye el 1/2 vaso de vino blanco, una gran porción del vaso de agua de los mejillones, el tomate previamente frito y la cayena cortada.

Lo dejamos alrededor de 10 minutos sobre fuego medio.

Revolver con una cuchara de madera durante un par de minutos y sacarlo del fuego.

A continuación se va a preparar el 1/2 litro de bechamel según sus gustos personales en la realización de la misma.

La fórmula es para alrededor de un litro, por lo que utilizaremos una gran parte de los ingredientes: 1/2 litro de leche, 2 cucharadas de harina, 2 cucharadas de margarina, algo de sal, nuez moscada y un toque de pimienta oscura.

Mezcla el relleno de los mejillones con la salsa bechamel y proceda a rellenar sus mejillones. (Ver Articulo Sobre: La Langosta Espinosa).

(Visited 6 times, 1 visits today)

Deja un comentario