Tiburones en el mediterráneo: lo que nadie cuenta

En esta oportunidad abordaremos un tema muy álgido, que tiene que ver con la presencia de Tiburones en el mediterráneo. Por ser una de las regiones más pobladas del planeta, siempre existe el temor de ataques de escualos en sus concurridas playas.

Las costas del mar Mediterráneo no siempre son asociadas con la presencia de tiburones. No obstante se estima que cerca de 90 especies habitan o visitan regularmente sus aguas, lo que quiere decir que si hay una gran presencia de Tiburones en el mediterráneo.

Tambien Te Recomiendo...

Otro aspecto del que pocos tienen conocimiento, es el grave daño que produce la industria pesquera de varios países a la conservación de los escualos del Mediterráneo.

Sólo en España, se estima que se captura la mitad de los tiburones que se pescan en la Unión Europea, ostentando el tercer lugar entre los país con más capturas en el planeta.

Veamos algunos de los Tiburones en el mediterráneo:

Tiburón blanco

Tiburones en el mediterráneoIniciamos nuestra búsqueda de Tiburones en el mediterráneo con uno que ciertamente podemos encontrar, el tiburón blanco (Carcharodon carcharias) en aguas del Mediterráneo. Aunque esto es poco probable, pues únicamente se han registrado 23 capturas en las últimas 5 décadas.

El gran blanco, se ganó su temida reputación mundial, gracias la película “Tiburón”, de Spielberg. Pero resulta casi imposible verlos por las costas del Mediterráneo, especialmente en España, toda vez que pasan de largo con dirección al estrecho de Messina, donde su presencia es mayor pues allí se reúnen para el apareamiento.

En el vídeo podemos observar una cría de tiburón blanco en aguas del Mar Egeo, costas de Turquía, atrapada y liberada por los pescadores. Se piensa que algunas hembras embarazadas de la especie, acuden a esta región del Mediterráneo en el mes julio, para dar a luz a sus crías.

El gran tiburón blanco, que rehuye las aguas frías, puede hallarse en todos los océanos del mundo, excepto en el ártico y antártico. Y a pesar que es capaz de sumergirse hasta 900 metros, prefiere cazar más a la superficie, entre los 3 y 25 metros, área donde más frecuentemente se ubica su alimento.

Tambien Te Recomiendo...

Gracias a sus dimensiones y fuerza, puede atrapar desde presas de gran porte como ballenas o delfines, hasta pequeñas, como leones marinos y focas. Aunque puede alimentarse de carroña de ballenas.

Avistamientos del tiburón blanco

Los avistamientos de esta temida especie de Tiburones en el mediterráneo, históricamente se han asociado con la presencia de atún rojo, peces espada, focas monje y tortugas marinas, que representan su fuente principal de alimento. Igualmente se relacionan con las zonas donde el ser humano pesca dichas especies.

En épocas remotas, ya que la foca monje era común en los alrededores de la Isla de Tabarca, España, también eran regulares los avistamientos y las capturas del gran tiburón blanco. Pero lamentablemente, la codicia e inconsciencia humana acabaron con la última pareja de focas monje de Tabarca, eso fue el 26 de mayo de 1938, y así también se alejó su depredador, el tiburón blanco.

En su retiro de la zona, también tiene que ver que este escualo era una de las presas preferidas de los pescadores en la Isla Plana.
A esto se sima que en las décadas de los ’60 y ’70, fueron capturados decenas de tiburones blancos en las aguas de las Baleares.

Así desapareciendo, diezmados por la pesca de almadraba y de las redes de deriva. No fue sino hasta el 2013 cuando se volvió a tener noticia de su presencia en esas aguas.

En la actualidad, las regiones con mayores avistamientos de esta especie de tiburones, se sitúan entre Malta, Túnez y el Canal de Sicilia.

Cailón

Continuamos esta lista de los Tiburones en el mediterráneo, con el cailón (Lamna nasus), se trata de una especie de tiburón que se encuentra en una situación comprometida, integrando en situación de vulnerabilidad la lista roja del International Union for Conservation of Nature (IUCN), la mayor y más antigua organización medioambiental global del mundo.

El vertiginoso descenso de su población se debe, a la inconciencia del hombre que lo pesca indiscriminadamente, tanto por su valiosa carne, pues inclusive se le conoce como “ternera del océano”, como por diversión en la pesca deportiva. Se calcula, que en el Atlántico norte su población ha descendido un 90% en los últimos 40 años.

Estos escualos se pueden hallar a lo largo de toda la costa mediterránea, así como en las Canarias. Y aunque no es un comportamiento regular, son capaces de adentrarse en playas y puertos en meses de verano para encontrar su alimento, principalmente cefalópodos, sardinas, caballas y crustáceos.

Son peses de cuerpo robusto y fuerte, que puede medir 3,5 metros y pesar hasta 225 kilogramos. También puede cazar delfines, ya que es un animal muy veloz y agresivo.

Tiburón azul

Otro de los Tiburones en el mediterráneo, es el tiburón azul (Prionace glauca) o tintorera, como se conoce comúnmente en España, es uno de los escualos que más se pesca en la UE. Se calcula que son más de 4 mil toneladas las que se capturan todos los años de este bello escualo. No obstante que es difícil hacer estimaciones sobre su población, debido a su carácter migratorio, la IUCN la ha incluido en su lista roja, como otra especie amenazada.

Este tiburón habita todos los océanos y mares de la Tierra, y se sabe que llega a realizar viajes de más de 5 mil kilómetros.

No es una especie de gran tamaño, siendo su talla promedio de 2,5 metros de longitud, con 80 kilos. Mientras que su alimentación es igual a la del resto de los tiburones de su tamaño, compuesta por meros, calamares, jureles y atunes, entre otros.

Tiburón martillo

Las especies de tiburón martillo (Sphyrna zygaena y Sphyrna lewini), que moran en las cosas mediterráneas, también se incluyen en la lista roja del IUCN. Tristemente, en algunas regiones del Océano Atlántico su número ha descendido en un 95%, sólo en los últimos 30 años. Esto se debe a que sus aletas son de las más solicitadas para la elaboración de una famosa sopa que causa furor en Asia.

Estos grandes peces, otros de los Tiburones en el mediterráneo, se pueden hallar en aguas cálidas, así como en zonas costeras tropicales, entre las latitudes 46° N y 36° S. En España, se ubican a lo largo de toda la costa mediterránea, incluidas las Baleares.

Aunque se sabe que pueden llegar a habitar aguas profundas, hasta de 500 metros, generalmente pasan la mayor parte del tiempo alrededor de los 25 m de profundidad.

Estos escualos no suelen superar los 4 metros de longitud, mientras que pesan 150 kilogramos. Basan su dieta principal en sardinas, caballas, cefalópodos, rayas y crustáceos. La especie no es considerada agresiva ni peligrosa para las personas.

Los tiburones martillo gustan pasar mucho tiempo en grandes grupos, un espectáculo realmente único. Y aquí les mostramos un video que no debes dejar de ver.

Tiburón Mielga

Pero aún hay más Tiburones en el mediterráneo. Agora nos referiremos a La mielga (Squalus acanthias), también conocido como galludo en las Canarias, se trata de un pequeño escualo de algo más de un metro de largo.

Este animal posee algunas características que lo hacen único. Tiene unas afiladas espinas dorsales venenosas, pero aún más curioso resulta su forma de expulsar los embriones, ya que lo hace por la cabeza.

Tristemente este raro animal, se encuentra en situación crítica. Según la IUCN, corre grave peligro de desaparición de las costas del Atlántico Norte. Esta especie de tiburón es capturada para elaborar los famosos “fish and chips”, la sopa de aleta de tiburón y por su valioso aceite de hígado.

El mielga es un tiburón con hábito migratorio, que prefiere las aguas profundas de las costas. Se ha encontrado a hasta los 900 metros de profundidad. Se trata de un voraz y agresivo escualo, que se alimenta principalmente de arenques, caballas y cangrejos.

Tiburón Mako

Llega el turno a uno de los más veloces Tiburones en el mediterráneo. El Mako o marrajo, de nombre científico Isurus oxirinchus, es un miembro de la misma familia del tiburón blanco, aunque de menor talla y fama.

Este escualo llega a medir hasta 4 m. Este voraz depredador resalta por su gran velocidad al nadar. Se sabe que pueden cronometrar 72 km/h. No obstante se estima que pueden llegar a velocidades superiores, hasta los 129 km/h, pero no se ha comprobado.
Curiosamente, y para susto de muchos, el mako es capaz de subirse a las embarcaciones, pues se le ha visto saltando sobre el agua hasta una increíble altura de 8 metros.

Pero para ser coronado como uno de los animales más veloces del mar hay que pagar una factura. Y es que este escualo requiere consumir diariamente el 3% de su peso, y tarda cerca de dos días en digerirlo.

Los avistamientos de este tiburón cerca de la playa son poco frecuentes, ya que se trata de una especie con hábitos más oceánicos. Aun así, en años recientes se han observado algunos tanto en Málaga como en Almería.

Pero lamentablemente el Mar Mediterráneo no es precisamente un sitio seguro para el mako, toda vez que esta especie, sobreexplotada por sus valiosas aletas y carne, ha sido catalogada en peligro crítico por la IUCN.

Tiburón peregrino

Pero entre los Tiburones en el mediterráneo resalta uno por su tamaño. El tiburón peregrino o Cetorhinus maximus, su nombre científico, es el escualo gigante más pacífico del Mar Mediterráneo, y con sus 10 metros de largo también es el segundo pez más grande del planeta.

Así como el tiburón ballena, el peregrino es un filtrador con una dieta a base de plancton, huevas de peces, larvas y crustáceos.
Su presencia está asociada a regiones con abundante alimento.

Generalmente se encuentran en la superficie durante las estaciones de verano y otoño, siendo las épocas ideales para avistar escualos de esta especie. Por el contrario, en los meses de invierno se alejan estos tiburones del Mediterráneo sin dejar señal alguna.

Hasta hace poco tiempo se pensaba que estos gigantes hibernaban a gran profundidad, aunque recientemente se descubrió que migran a escala oceánica hasta aguas de las Bahamas y el Caribe, recorriendo rutas oceánicas entre 200 y 1000 m de profundidad.

Pero medir 10 metros también tiene sus desventajas. En este caso llama mucho la atención de nuestra especie. Resulta que el tiburón peregrino es muy demandado por la industria, ya que de un solo animal se pueden extraer hasta 500 litros de aceite y cerca de mil kg de carne. Factores que estimular su sobreexplotación. De esta manera la UICN ya cataloga la especie como vulnerable en el Mar Mediterráneo.

Tambien Te Recomiendo...

Como ya se ha dicho, los avistamientos de estos escualos en el Mediterráneo se producen durante los meses de verano en aguas superficiales y a veces cerca de la costa. Se han reportado encuentros en diferentes sitios de la Costa Blanca, como en la localidad de Denia, en Alicante, hace pocos años.

Tiburón zorro

Por su parte, el tiburón zorro, del género Alopias, es uno de los escualos del Mediterráneo más frecuente, así como también es continuo visitante de las costas españolas. Lo identifica su larga aleta caudal, que puede medir hasta un 50% de la longitud total de su cuerpo. Alcanzan una talla entre los 3 y los 5 m, aunque hay reportes de especímenes más grandes.

Se sabe que este maravilloso tiburón emplea su fuerte cola para cazar de dos formas: 1) Impacta el agua para hacer que los bancos de peces se compacten. 2) Golpea a los peces, desorientándolos o incluso matándolos, para luego comerlos.

Se considera un escualo bastante tímido. Siendo su relación con los buceadores muy pacífica. Pero lamentablemente es otra especie económicamente muy valiosa, por lo que está sometida a la pesca indiscriminada.

Lamentablemente por estas circunstancias, su población ha sido diezmada en más de un 90% en aguas del Mediterráneo en las últimas 10 décadas. No obstante, ha habido visto en las costas de españolas.

Generalmente, como otras clases de tiburones, se acerca a las jaulas de acuicultura, así se han capturado varios ejemplares en la zona, entre ellos uno de 7 m en Guardamar del Segura, recientemente. Y otro más chico en Santa Pola.

La mitad de los tiburones del mediterráneo está en riesgo de extinción

El Mar Mediterráneo puede perder en pocos años la mitad de los escualos y rayas que en él habitan. En concreto, tanto 56% de los tiburones, como el 50% de las rayas, estarían en grave riesgo de extinción.

Estos datos se desprenden de los resultados de la evaluación regional del Mediterráneo del año 2016, que conforma el último informe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), publicado recientemente.

En total, resume el informe, de las 73 especies de animales cartilaginosos evaluados, 39 estarían en peligro de extinción. Incluso, en determinadas regiones del noroeste del Mediterráneo, algunas especies ya se han extinguido.

En este sentido, la UE y sus estados miembros, han promovido leyes para garantizar una pesca sostenible y selectiva, aunque la falta de control en el cumplimiento de dichas leyes sigue poniendo en riesgo a las especies marinas de la región en cuestión.

De las conclusiones de la UICN, la más aterradora es que de las 39 especies de escualos en peligro de extinción en el Mediterráneo, 20 se encuentran en “nivel crítico”, el grado más elevado del riesgo.

Peligros

Agrega el estudio, que las especies amenazadas confrontan varios peligros. Aunque el principal sería la pesca y las artes de captura, como aclara Catherine Numa, jefe del Programa “Especies” del Centro de Cooperación para el Mediterráneo de UICN.

Para la experta, las técnicas de arrastre o palangre capturan todo lo que encuentran a su paso por el fondo marino. Tanto vegetación como corales y rayas, así como todo lo que encuentre en su vorágine, precisó.

No obstante las leyes europeas, explica Numa, prohíben trasladar a la costa aquellas especies que no son catalogadas aptas para el consumo humano. “Por eso so desechadas en los propios barcos, aunque ya sin vida, después de haber sido capturadas”, añade.

A este mal se agregarían los pescadores que practican técnicas prohibidas; es el caso de las redes a la deriva o “drifting”, que se sigue implementando en países como Italia, Argelia, Turquía y Marruecos.

Medidas

La científica recordó, que en el caso de España, la Comisión General de Pesca para el Mediterráneo, habría adoptó medidas entre los años 2010 y 2011, a objeto de minimizar la captura accidental de algunas especies de tiburones, entre ellas el mako, el tiburón zorro y el pez martillo.

Hizo énfasis Numa que en 2012 fue prohibida la criminal práctica de cortar aletas a los tiburones tanto en el Mediterráneo como en el Mar Negro, así como la captura y comercialización de tiburones y rayas.

Pero lamentablemente el problema no está en la falta de legislación, pues advierte la dama que no existen mecanismos de control de la ejecución de las leyes. “No existe nada ni nadie que regule lo que los pescadores sacan del mar y lo que regresan”, destaca Numa.

Ataques de Tiburones en el mediterráneo

Según el Registro de Ataques de Tiburones en el mediterráneo (MEDSAF), desde 1890 a la actualidad, se han reportado 52 ataques con lesiones, siendo 19 de estos fatales.

El último ataque letal documentado en el Mar Mediterráneo, tuvo lugar en Italia, en 1989, en las inmediaciones del Golfo de Baratti, próximo a Piombino, costa de la Toscana. Sucedió cuando un submarinista de nombre Luciano Costando, fue atacado por un gran tiburón blanco cuando buceaba a 27 metros de profundidad. Su cuerpo jamás fue hallado.

Ataques de Tiburón en España

Aunque ya es difícil observar a estos animales en playas del Mediterráneo español, si se amplía la búsqueda a toda España se puede encontrar que desde 1847 hasta la actualidad solo hay documentados 6 ataques de escualo con humanos heridos, no provocados, en aguas españolas.

El primer ataque registrado de tiburón en aguas españolas fue en Tarifa, provincia de Cádiz. Esto sucedió el 18 de marzo de 1986. La víctima, se hallaba practicando windsurf a unos 300 m de la playa cuando algo lo tumbó de la tabla. Mientras se apoyaba sobre ella, un escualo emergió de las profundidades y le mordió la pierna.

El tiburón, que medía casi los 4 metros, lo liberó, aunque dejándolo herido de gravedad. Lamentablemente, a la víctima de fue amputado el pie derecho. Por la descripción del windsurfista y sus acompañantes, se habría tratado de un tiburón blanco.

Mientras que el segundo ataque de tiburón en la región, sucedió el 4 de septiembre de 1993. En esta oportunidad la víctima fue un médico valenciano y el escenario la playa de Las Arenas, a escasos 200 m de la playa. Las fauces de un escualo pequeño lo tomaron de la pierna.

Era un tiburón delgado, de alrededor de 2 metros de longitud. Afortunadamente el propio médico fue capaz de hacerse un torniquete. No obstante les fueron amputados los cinco dedos del pie.

Tiburones-en-el-mediterráneo-8
Por otra parte, un tercer ataque de escualo en España se dio en el Golfo de Bizkaia, próximo a Las Landas, en Francia. En esta ocasión un tiburón mako mordió a un gallego de 50 años. Este ataque estuvo cerca de costarle la vida. El animal le mordió el brazo derecho.

Gracias a la veloz y diligente reacción de un compañero, no se desangró. El marinero fue trasladado en un helicóptero de Salvamento Marítimo.

El cuarto incidente con tiburón se presentó durante el verano de 2015, cuando una dama, habitante de Las Palmas de Gran Canaria, sufrió una mordida de un escualo en su pie izquierdo.

El quinto ataque de tiburón en aguas españolas fue reportado durante la navidad de 2015. La víctima, una madrileña de 38 años que disfrutaba sus vacaciones con familiares en Canarias, fue mordida por un tiburón “sedoso” (Carcharhinus falciformis) en uno de sus antebrazos. El ataque se produjo tan solo 20 metros de la costa, en la playa de Arinaga de Gran Canaria.

Y el sexto ataque de tiburón sucedió en Arenales del Sol, Alicante, el 29 de julio del año 2016, cuando un hombre salió del agua con una mano sangrando. Se supo que había sido mordido por un escualo de la clase tintorera.

Avistamientos

Tiburones en el mediterráneo. Huelva: No es la primera vez que los turistas ven atónitos un tiburón en las playas de esta localidad. También los avistamientos se han dado en embarcaciones en el espigón y mar adentro.

Tiburones en el mediterráneo. Málaga: El Litoral de Fuengirola ha sido escenario en diferentes ocasiones de la visita de tiburones mako, así como la playa de Benajarafe. Uno de los casos más difundidos fue el de tiburón tigre, considerado el segundo pelágico más peligroso del planeta, después del gran tiburón blanco.

Este animal fue atrapado por un barco en la playa de los Toros, en la población malagueña de Manilva. Se trató de un hallazgo importante, toda vez que hasta ese instante se creía que no existía en el mediterráneo esta especie.

Cádiz: Las propias autoridades indicaron que, a pesar de no ser habitual, tampoco es extraño avistar a estos animales. Un par de años atrás, iba a efectuarse el campeonato “Surf Toro Fish” en una playa de El Palmar, pero debió ser suspendido tras observarse, con los surfistas ya en el agua, que un escualo merodeaba cerca de la playa.

Almería: Las playas de El Zapillo (Almería Capital), Aguadulce, Roquetas de Mar y Vera, conocen a este inquietante visitante. Además, mar adentro se han atrapado tiburones azules de gran tamaño. Igualmente se ha hecho avistamientos de tiburón blanco.

Por qué tantos nuevos avistamientos de Tiburones en el mediterráneo

Con la aparición de los llamados “teléfonos inteligentes”, ahora es más fácil captar cualquier situación en tiempo real y difundirla rápidamente por las redes sociales. Es así como se ha podido comprobar que, contrario a la creencia popular, los tiburones si visitan las playas españolas.

Algunos expertos además atribuyen este repunte repentino de avistamientos en la zona, a que los tiburones pueden haber sido llevados por corrientes oceanográficas, ya que como consecuencia del cambio climático la temperatura del agua ha aumentado, lo que haría que estos escualos visiten nuevas regiones.

No obstantes los científicos aseguran que los tiburones no son peligrosos para los humanos, pues no forman parte de su dieta. Además esgrimen que las probabilidades de morir por esta causa en algún lugar del planeta son muy escasas, aunque no está demás tomar las debidas medidas de precaución.

Otros ataques de tiburón en el mundo

Los EE.UU., históricamente ha tenido la mayor cantidad de ataques de tiburones en el mundo, con 1.999 registros desde el año 1900, tal como se refleja en las estadísticas publicadas en el sitio web SharkAttackData.com. Lo sigue Australia como el segundo con más ataques letales de tiburones, con 1.237.

Mientras que en el viejo continente, Italia ha tenido los ataques de escualos más grabados. Curiosamente, el Reino Unido viene a continuación, totalizando 38 ataques desde 1900. Luego España, con 33 ataques registrados.

Como hemos visto, la presencia de los Tiburones en el mediterráneo es muy real, aunque vaya contra una falsa creencia que los estimaba ausente de estas aguas.

Dejame Tu Comentario