Pez tiburón o bala: Aprende todo sobre la especie

El curioso pez tiburón o bala  como a muchos científicos le gusta llamarle, aunque el mismo posee científicamente un nombre peculiar como el de Balantiocheilos Melanopterus proviene de la familia de los Cyprinidae, aunque su nombre indica que es un tiburón no es considerado como uno de ellos, solamente recibe ese nombre por como esta conformada su anatomía la cual asemeja mucho al de esa especie.

pez tiburón o bala

Características del pez tiburón o bala.

Como antes hemos mencionado este tipo de peces representa a la familia de los balantiocheilos, a pesar de su nombre el mismo no es considerado como familia de los tiburones y solo recibe este nombre por la forma alargada de su cuerpo que hacer recordar al del tiburón.

Son especies muy tranquilas que por lo general se encuentran muy solitarias en el mar, suelen solo estar con 2 especies de su mismo ejemplar y son capaces de nadar a grandes distancias, también son peces que perfectamente pueden estar en situación de cautiverio pues si se logra obtener las condiciones optimas para el mismo puede lograr sobrevivir por varios años.

Son peces que hoy en día se encuentran entre los números rojos de las especies en peligro de extinción ya que son muy pocos los sobrevivientes que quedan de las mismas, aun cuando se han agotado todos los medios para que permanezcan en situaciones naturales, muchos expertos consideran que la solución para que estos números bajen se encuentra en colocarlos en acuarios en cautiverio y así poder conservar a las especie.

 

Los tiburones bala muy jóvenes a veces son mantenidos en acuarios pequeños. Sin embargo, dado su tamaño adulto y la velocidad de nado, los peces crecen y rápidamente necesitan mucho más espacio. Los aficionados siguen el debate sobre tamaños de depósito mínimo aceptables, pero generalmente se recomienda utilizar al menos un acuario de 2 metros.

Muchos creen que este pescado es simplemente demasiado grande y demasiado activo para ser mantenido en acuarios residenciales; sólo enormes tanques personalizados son aceptables si se espera tener un tiburón bala. Los estanques interiores también se consideran viables entre las opciones de vivienda y pueden ajustarse mejor al promedio.

Estos peces son generalmente pacíficos y buenos compañeros de muchos otros tipos de peces tropicales. Los tiburones Bala están ampliamente disponibles en la mayoría de las tiendas de mascotas, pero crecerán hasta alcanzar un tamaño demasiado grande para el acuario casero.

Los tiburones bala muy jóvenes a veces son mantenidos en acuarios pequeños. Sin embargo, dado su tamaño adulto y la velocidad de nado, los peces crecen y rápidamente necesitan mucho más espacio. Los aficionados siguen el debate sobre tamaños de depósito mínimo aceptables, pero generalmente se recomienda utilizar al menos un acuario de 2 metros.

Mira las características de este curioso pezz.

Anatomía del pez tiburón o bala.

Son peces de cuerpo alargado que asemejan las mismas características de los tiburones, poseen una aleta superior puntiaguda igual que la del tiburón y su color de piel es de color gris con rayas negras, en sus aletas presentan líneas gruesas de coloración negra también que acompañan y hacen armonía con su cuerpo.

Poseen ojos prominentes y grandes lo cuales muchos afirman que los utilizan mayormente para enfocarse y poder capturar a su presa sin ningún inconveniente, son peces muy pequeños cuando nacen, si los necesitamos para nuestro acuario es necesario optimizarlo para el mismo ya que aunque no alcancen un gran tamaño a los mismos les gusta movilizarse mucho; pueden llegar a alcanzar como máximo unos 35 cm de longitud respectivamente por lo que hay que considerar mejorar las condiciones para el mismo.

Su cuerpo les permite aguantas grandes cambios de temperatura y pueden adaptarse muy bien a ellos, por esta razón también son considerados como familia del tiburón aunque no lo sean, al igual que en los acuarios existe la ventaja de que también se pueden adaptar dichas condiciones para que el mismo pueda adaptarse a este ambiente sin problema alguno o que lo pueda perjudicar en un futuro.

Comportamiento.

El pez tiburón o bala es considerado como una especie muy tranquila, suele ser un pez muy solitario no es muy frecuente verlo rodeado de grandes grupos de su misma especie no convivir con otras especies, tiene la capacidad de nadar por varios metros de distancia para poder alimentarse, solo pueden convivir con 2 ejemplares de su misma especie pero esto solamente suele pasar cuando necesita reproducirse o que tengan una conveniencia en común como por ejemplo buscar alimento.

Cuando se encuentran en condiciones de cautiverio esta condición no cambia mucho, de hecho se recomienda tener al pez tiburón en un acuario a parte de otros peces ya que su soledad e independencia es tan importante que los mismo puede tornarse agresivo con dichos peces y ya que puede alcanzar un gran tamaño puede perjudicar dicha armonía en el acuario.

Es un animal muy social. Debido a su carácter pacífico no atacará a ningún otro pez, es ideal para ser mantenido en un acuario comunitario. En algunas ocasiones, debido a su comportamiento nervioso, puede ser atacado por laberíntidos o cíclidos. No es recomendable que habite con Escalares o Discos, ya que son especies muy tranquilas.

Alimentación.

El pez tiburón o bala es omnívoro y comen cualquier animal más pequeño y que entre en su boca, aceptará casi cualquier tipo de comida ya sean escamas disecadas o alimento granulado comercial. También será muy bueno para que puedan crecer fuertes y sanos, suministrarles una vez a la semana un poco de alimento vivo congelado, como larvas de mosquito rojo o artemia.

Cuando se encuentran en acuarios no son nada recelosos a la hora de alimentarse, aceptando sin problemas todo tipo de piensos (secos, liofilizados, vivos y congelados). Para que se mantengan sanos es necesario que su dieta sea equilibrada, algo que se consigue alternando por igual tomas de alimentos secos, congelados y frescos a base de verduras y proteínas. Si falta algún componente vegetal en su dieta es normal que devoren las plantas acuáticas, y si faltan proteínas devoran a cualquier pez que entre por su boca. Son muy voraces y no conviene sobre alimentarlos para evitar problemas de obesidad, a la que son muy sensibles.

Aprende como alimentar a tu pez tiburón bala y otros cuidados que puedes tener sobre el.

Reproducción.

No se ha demostrado científicamente que la “danza” entre el macho y la hembra tiburón plata tenga algo que ver directamente con el proceso de apareamiento de esta especie, aunque algunos acuaristas han podido comprobar la conexión que existe entre esta “danza” y la inminente producción de huevos.

Tras este fenómeno, la hembra esparcirá sus huevos alrededor del tanque para que el macho pueda fertilizarlos. Para facilitar este tipo de fertilización externa, es importante contar con una filtración adecuada en nuestro acuario, de modo que proporcionemos una corriente capaz de esparcir el esperma del pez tiburón plata macho hacia los huevos depositados por la hembra.

Una vez que los huevos se han establecido y fertilizados, el macho y la hembra dejarán de prestarles atención. En la naturaleza, los tiburones plata viajan a zonas de cría separadas para desovar, y no proporcionan ninguna protección a sus crías.

Adicionalmente, debemos conocer que los tiburones plata son propensos a devorar los huevos y alevines recién nacidos, por lo que será necesario separarlos hacia otro tanque. En aras de proteger las crías, necesitaremos además permanecer atentos al proceso de reproducción, de modo que podamos extraer a la pareja adulta, una vez haya terminado el desove.

Después de la eclosión, debemos alimentar a los alevines con una dieta variada de alimentos, entre los que podemos mencionar los nauplios y comida especial para crías. De esta manera, nuestros alevines crecerán rápidamente al principio, por lo que deberemos separar las crías en varios tanques o criarlos en una piscina cubierta donde puedan tener el espacio suficiente para desarrollarse.

Mucho más conveniente, resulta además alimentar a las crías con pequeñas cantidades de comida varias veces al día, en lugar de una gran cantidad solo una o dos veces. Si alimentamos a los peces con una cantidad exagerada, los restos de comida podrían llegar hasta el fondo del acuario, acumularse, y con el tiempo conducir a una disminución de la calidad de vida en el sistema.

Son ovíparos, aunque es muy complicada su reproducción en cautiverio. Lo mejor para intentar reproducir al Tiburón Bala, es usar un acuario de cría e introducir una pareja. Aumentaremos para ello la temperatura a 29°C y controlaremos frecuentemente a los dos ejemplares para que al realizar la puesta, separar tanto al macho como a la hembra para que no los devoren.

A la hora de criar un pez tiburón plata, muchos acuaristas novatos cometen innumerables errores, ya que estos peces requieren de mucho más espacio de lo que sus dueños pueden proporcionarles. En cambio, los criadores profesionales son capaces de crear ambientes especialmente diseñados para satisfacer las necesidades de esta especie. Si son atendidos con éxito y cuidado, estos peces se vuelven sin duda todo un sano entretenimiento.

Hábitat y distribución.

El pez tiburón o bala se encuentran en profundidades, en medianos y grandes ríos y lagos. Se alimentan de fitoplancton, pero principalmente de pequeños crustáceos, rotíferos y los insectos y sus larvas.Son peces oriundos de Asia, concretamente de los ríos Mekong y Chao Phraya, donde viven en aguas bastante movidas en bancos de varias decenas de individuos, moviéndose en todos los niveles del agua y acechando a sus presas predilectas: Insectos, anfibios y pequeños peces.

Mantenimiento del pez tiburón o bala en un acuario.

A diferencia de algunas especies de peces, como los guppys, que son capaces de aparearse cuando todavía son muy jóvenes, el pez tiburón plata no alcanza la madurez sexual hasta que posee alrededor de cuatro pulgadas (entre 10 y 15 cm) de tamaño. Es muy difícil distinguir entre un tiburón plata macho de uno hembra, por lo que es una buena idea comprar cinco o seis de estos ejemplares en la tienda de mascotas y observarlos en busca de signos de apareamiento. Los tiburones plata machos tienden a crecer un poco más que las hembras, mientras que esta última posee un abdomen ligeramente más redondeado. Identificar a una hembra de un macho requerirá de tiempo y práctica, aunque podemos recurrir al criterio de profesionales o criadores experimentados a la hora de adquirir un pez tiburón plata.

Al hacer los preparativos para la cría del pez tiburón plata, debemos procurar 55 galones de agua por separado, o bien hacernos de una acuario mucho más grande. La temperatura del agua debe oscilar entre los 72 y 82 grados Fahrenheit. A su vez, es importante no rellenar nuestro acuario con excesiva vegetación, sino colocar un poco en los exteriores del tanque y en el medio, para proveerles de escondites a los peces, además de facilitar el espacio libre para la natación.

Si nuestra intención es usar un tanque para criar los alevines una vez que salgan del cascarón, será conveniente mantener el fondo libre, ya que de este modo es mucho más fácil de limpiar y de localizar a las crías. Para mantener el agua limpia en nuestro acuario, debemos instalar un filtro de esponja en una esquina del tanque. Este tipo de filtros proporciona filtración mecánica básica, así como la filtración biológica sin crear suficiente succión que pueda poner en peligro a los alevines.

Si se mantienen en las condiciones adecuadas de volumen y en grupos suficientes se trata de peces muy pacíficos y sociables que no atacan a ninguno de sus compañeros de acuario a menos que sean demasiado pequeños para ser engullidos. Los peces demasiado tranquilos o lentos pueden estresarse enormemente o quedarse sin alimento debido a la hiperactividad de estos peces plateados.

Pueden ser asociados con otros peces que no puedan devorar y que no sean excesivamente tranquilos ni territoriales (algunos Cíclicos, otros Ciprínidos de gran tamaño como los Koi, Plecos, Ancistrus, …). Son muchos los aficionados que los mantienen en acuarios de 50 litros junto con Neones y demás pequeñines, a los que acaban devorando.

También suele ser desgraciadamente corriente el hecho de que se conviertan en peces extremadamente agresivos al vivir en acuarios tan pequeños, lo que les lleva a exterminar a toda la población íctica de su acuario. Aunque, como he dicho antes, si se mantienen en grupo y en volúmenes apropiados, son de los peces más pacíficos que hay.

Diferencias sexuales.

Es difícil determinar el sexo de esta especie, se puede observar un mayor tamaño en los ejemplares machos que en las hembras, mostrando estas el vientre un poco mas abultado y redondeado que los especímenes machos.

Acuario apropiado del pez tiburón o bala.

El Balantiocheilos melanopterus o pez tiburón o bala necesita 500 litros por cabeza, al ser muy social, necesita compañía de su misma especie mínimo de 5 ejemplares. Por tanto necesitaríamos disponer de un acuario de 2500 litros. Debemos tener cuidado de no dejar la tapa del acuario abierta ya que es una especie que en muchas ocasiones puede saltar fuera del agua. El acuario no deberá estar plantado densamente y lo ideal es dejar casi la mitad libre o con muy poca decoración para que pueda nadar libremente. También agradecerá tener algún tipo de planta flotante.

Alimentación.

Es omnívoro y comen cualquier animal más pequeño y que entre en su boca, aceptará casi cualquier tipo de comida ya sean escamas disecadas o alimento granulado comercial. También será muy bueno para que puedan crecer fuertes y sanos, suministrarles una vez a la semana un poco de alimento vivo congelado, como larvas de mosquito rojo o artemia.

 

Comportamiento y sociabilidad.

Muy pacífico y asustadizo, su carácter temeroso hace que sea necesario mantenerlos en acuarios tapados, ya que pueden saltar. Su natación es muy nerviosa. Prefiere estar en grupos de 5 o más especímenes.

Es un animal muy social. Debido a su carácter pacífico no atacará a ningún otro pez, es ideal para ser mantenido en un acuario comunitario. En algunas ocasiones, debido a su comportamiento nervioso, puede ser atacado por laberíntidos o cíclidos. No es recomendable que habite con Escalares o Discos, ya que son especies muy tranquilas.

Este pez tiburón o bala son generalmente pacíficos y buenos compañeros de muchos otros tipos de peces tropicales. Los tiburones Bala están ampliamente disponibles en la mayoría de las tiendas de mascotas, pero crecerán hasta alcanzar un tamaño demasiado grande para el acuario casero.

Son peces resistentes que toleran los cambios de temperatura, los cambios de pH y otros factores para los que otros peces pueden ser sensibles. Respecto del agua, el pH debería ser de 6,0-8,0. Sería preferible que la dureza del agua para esta especie sea suave a media (5.0-12.0 dGH). La temperatura del agua debe mantenerse entre 22-28°C (72-82°F).

El tiburón bala prefiere mantenerse en grupos de dos o más especímenes. Se requiere un acuario cubierto ya que es un experto en saltos, pero puede herirse a sí mismo al hacerlo.

Los tiburones bala muy jóvenes a veces son mantenidos en acuarios pequeños. Sin embargo, dado su tamaño adulto y la velocidad de nado, los peces crecen y rápidamente necesitan mucho más espacio. Los aficionados siguen el debate sobre tamaños de depósito mínimo aceptables, pero generalmente se recomienda utilizar al menos un acuario de 2 metros.

Muchos creen que este pescado es simplemente demasiado grande y demasiado activo para ser mantenido en acuarios residenciales; sólo enormes tanques personalizados son aceptables si se espera tener un tiburón bala. Los estanques interiores también se consideran viables entre las opciones de vivienda y pueden ajustarse mejor al promedio.

Observa el comportamiento del pez tiburón bala con otras especies.

Reproducción.

el proceso de apareamiento de esta especie de pez tiburón o bala aunque algunos acuaristas han podido comprobar la conexión que existe entre esta “danza” y la inminente producción de huevos. Tras este fenómeno, la hembra esparcirá sus huevos alrededor del tanque para que el macho pueda fertilizarlos.

Para facilitar este tipo de fertilización externa, es importante contar con una filtración adecuada en nuestro acuario, de modo que proporcionemos una corriente capaz de esparcir el esperma del pez tiburón plata macho hacia los huevos depositados por la hembra.

Una vez que los huevos del pez tiburón o bala se han establecido y fertilizados, el macho y la hembra dejarán de prestarles atención. En la naturaleza, los tiburones plata viajan a zonas de cría separadas para desovar, y no proporcionan ninguna protección a sus crías.

 

Adicionalmente, debemos conocer que los tiburones plata son propensos a devorar los huevos y alevines recién nacidos, por lo que será necesario separarlos hacia otro tanque. En aras de proteger las crías, necesitaremos además permanecer atentos al proceso de reproducción, de modo que podamos extraer a la pareja adulta, una vez haya terminado el desove.

A la hora de criar un pez tiburón plata, muchos acuaristas novatos cometen innumerables errores, ya que estos peces requieren de mucho más espacio de lo que sus dueños pueden proporcionarles. En cambio, los criadores profesionales son capaces de crear ambientes especialmente diseñados para satisfacer las necesidades de esta especie. Si son atendidos con éxito y cuidado, estos peces se vuelven sin duda todo un sano entretenimiento.

Mantener un pez tiburón plata en un acuario casero puede ser un verdadero desafío a sus necesidades de espacio. Sin embargo, para el aficionado promedio que pueda proveerle del espacio suficiente, se volverá sin duda todo un espectáculo mantenerlos.

Si buscas un pez dócil y encantador para tu acuario comunitario, y además cuentas con espacio suficiente, el pez tiburón plata es una excelente opción. Estos peces también son ideales para reproducirse en cautiverio, siempre y cuando seamos capaces de proveerles todas sus necesidades básicas.

Conservación del pez tiburón o bala.

El pez tiburón o bala (Balantiocheilos melanopterus), también conocido como el tiburón tricolor, tiburón plata, es una especie de la familia Cyprinidae, y es una de las dos especies en el género Balantiocheilos. Esta especie no es un verdadero tiburón, pero comúnmente se le llama así porque su cuerpo tiene forma de torpedo y por sus grandes aletas. Esta es una especie en peligro porque la población se redujo en un 50% en los últimos 10 años.

El tiburón bala habita en la península de Malaca, Sumatra y Borneo. Los registros anteriores lo ubicaban más al norte, en el río Chao Phraya Mekongand, debido a la confusión con la recientemente descrita y posiblemente extinguida.

En las últimas décadas algunas especies han disminuido un 90 por ciento y en otras, las poblaciones se han reducido en un 70 por ciento. Las causas antropológicas que los matan directa e indirectamente, la desinformación y la lenta reproducción no ayudan a mejorar las condiciones de vida de los escualos.

Hoy el pez tiburón o bala  enfrentan un incierto futuro plagado de riesgos en un mundo atestado de problemas medioambientales. Si el ritmo de extinciones aumenta considerablemente, quizá en unos años los mares estén desiertos de tiburones.

El tiburón bala está clasificado como especie amenazada en la Lista Roja de la UICN. Se ha convertido en raro o extinto en muchas cuencas fluviales de su área de distribución nativa. En Danau Sentarum (Isla de Borneo), los pescadores ya informaron en 1993 y 1995 que las poblaciones habían disminuido dramáticamente después de 1975, por ninguna razón evidente.

Los pescadores mencionaron la sobre pesca para el comercio de peces de acuario o incendios forestales en 1975 y la consiguiente contaminación, como posibles causas. Aparentemente la especie se ha extinguido en el Batang Hari (Sumatra) y parece que todos los individuos son exportados desde Indonesia y Tailandia por el comercio de peces de acuario y son criados en cautividad.

Como se realiza la conservación del pez tiburón o bala.

Preservación del pez tiburón o bala en cautiverio.

Es un pez popular de los acuarios A pesar de su nombre común”tiburón”, son generalmente pacíficos y buenos compañeros de otras especies de peces tropicales. Es omnívoro y puede comerse otros animales si son más pequeños y entran en sus fauces. Langostinos. deberían estar disponibles en adecuados lugares para que no coma de otras especies de pez tiburón o bala. Si bien, se los encuentra en los negocios de mascotas, debe tenerse en cuenta que suelen alcanzar un tamaño inadecuado para el común de los tamaños de acuarios familiares.

Son peces resistentes, toleran cambios de temperatura, de pH, y otros factores donde las demás sub especies son sensibles. El pH del agua debería oscilar de 6,0–8,0. La dureza del agua de suave a medio . La temperatura del agua rondaría entre 22–28 º C. Prefiere estar en grupos de cinco o más especímenes (aunque pueden sobrevivir solitarios). Esta sub especie requiere de acuarios cubiertos ya que son avezados saltadores.

 

Los muy jóvenes pueden permanecer en pequeños acuarios. Sin embargo, a medida que van tomando su tamaño adulto, su conducta de cardumen, y su velocidad de nado, va requiriendo cada vez mucho más espacio habitacional. Los hobbistas continuamente debaten acerca del tamaño mínimo aceptable de tanque, generalmente se recomienda al menos 1,5 m de tanque.  Muchos creen que esta especie es simplemente demasiado grande y activo para permanecer en un recinto comercial siempre; y solo los enormes tanques son los aceptables.

Este pez es un incansable nadador del acuario. La pecera debe ser larga para permitirle al cardumen desplazarse con comodidad. Es un pez pacífico y algo asustadizo, con tendencia a saltar si está nervioso. Para este asunto es recomendable utilizar plantas flotantes.

Observa como puede cuidar a tu pez tiburón o bala desde tu acuario.

Dejame Tu Comentario