Pez piraña: Descubre sus características y mucho más.

El pez piraña es un pez de agua dulce, que suele recorrer los ríos de Sudamérica y aunque tiene muy mala fama de carnívora y voraz, siendo capaz de devorar a una persona en solo unos minutos, estos relatos no pueden estar más alejados de la realidad, pues existen especies de este animal que incluso son vegetarianas.

Pertenece a la familia Characidae en la subfamilia de los Serrasalminae, las cuales agrupan aproximadamente entre 30 y 60 especies de pez piraña, cuyo origen se remonta a unos 100 millones de año. Algunas especies son más apacibles que otras, pudiendo ser incluso criadas en acuarios como el caso de la piraña roja.

Pez piraña

Pez piraña común.

Origen de su nombre.

La palabra piraña es considerada por algunos investigadores como proveniente del idioma Guaraní, lengua oficial de los aborígenes de los países Paraguay, Bolivia, parte de Argentina y parte de Brasil.

En este idioma el término “Pirá” es sinónimo de pez mientras que el sufijo “Añá” hace referencia a un genio del mal que es comúnmente asociado con el diablo.

Pero otra interpretación de este nombre es que igualmente la palabra “Pirá” significa pez, pero con un sufijo diferente llamado “Rai” que significa diente. Se llega a esta conclusión ya que en el idioma guaraní las silabas no son repetitivas, por lo que al unir las palabras se leería “Pira’ai”, que al llevarlo al castellano se le agregaría la letra ñ para que sonara piraña.

Pez piraña

Indigenas Caribe, nombre por el cual también se conoce al pez piraña.

También hay quien afirma que la palabra proviene del nombre tupinambá, siendo “Pirá” igual a pez y “Anhá” una palabra para hacer referencia a los dientes, por lo que se traduciría en “pez dientudo”.

En Venezuela se le conoce también por el nombre de “Caribe”, haciendo alusión a un pueblo indígena muy aguerrido que era temido por sus costumbres antropofágicas, especialmente con los españoles conquistadores.

Características del pez piraña.

Generalmente alcanzan los 15 a 25 centímetros de longitud, sin embargo se han sabido de ejemplares que llegan a medir hasta 35 centímetros de largo.

Tienen el cuerpo en forma ovalada y angosta a los lados, siendo robusto y estrecho. Sus escamas se ubican a cada lado del cuerpo.

Sus aletas pectorales y pélvicas están poco desarrolladas mientras que la aleta caudal y la anal son mayores en tamaño, estas últimas son están separadas por un pedúnculo caudal. Su aleta dorsal se encuentra en la parte trasera del cuerpo.

El pez piraña posee una cabeza roma prominente, en la que destacan sus poderosas mandíbulas que están provistas cada una de una hilera de grandes dientes triangulares muy afilados, usados como tijeras a la hora de picar y triturar la carne de sus presas, lo que también hace que sus dientes se mantengan en buen estado.

Pez piraña

Dientes afilados del pez piraña.

Su piel suele ser plateada con colores rojo, naranja o amarillo en la parte ventral igual que por debajo de la cabeza.

Los peces del genero Pacú, son familiares muy cercanos del pez piraña e incluso son muchas veces confundidas unas especies con otras. La diferencia principal es los pacú suelen tener unos ojos saltones, que al contrario de lo que parece no le otorgan una mejor visión a causa de las turbias aguas amazónicas. Tienen buen sentido del olfato.

Pez piraña

Diferencia entre pez pacú y pez piraña.

Su nado.

Cuando el pez piraña nada, hace un movimiento que recuerda a una serpiente por ser ondulante. Este trabajo es realizado principalmente por los fuertes músculos que se encuentran en los laterales de su cuerpo, ayudado con la aleta caudal.

Las demás aletas juegan un papel fundamental en la locomoción del animal, siendo incuso plegadas al cuerpo al momento del nado lento.

Las aletas inferiores son usadas principalmente para ayudar en el equilibrio del animal. Esta junto a la vejiga natatoria son las que le confieren al pez piraña la facultad de flotar casi sin moverse.

Pez piraña

Anatomía completa del Pez piraña.

Distribución y hábitat del pez piraña.

Al ser un pez de agua dulce, se le puede conseguir en casi todos los ríos pertenecientes a países de Sudamérica, con la única excepción de Chile. Su presencia se encuentra destacada en el río Amazonia, en países como Paraguay, Perú, Brasil, Ecuador y Bolivia. También en el río Orinoco perteneciente a los países Venezuela, Colombia, las Guayanas, el Gran Chaco además también se localizan en Río de la plata en Argentina y Uruguay.

Algunos acuarios de Estados Unidos han introducido y criado al pez piraña en sus aguas. De igual forma, se han registrado algunos casos de avistamientos en países tan lejanos como Bangladés y en China, sin que se conozca cómo han llegado tan lejos estos animales de su natal Sudamérica.

Pez piraña

Distribución del pez piraña.

Comportamiento natural del pez piraña.

Diferente a lo que el cine y la televisión nos han hecho creer, no es común que el pez piraña ataque a humanos. Una prueba de ello es que los indígenas nativos suelen bañarse en los ríos donde hay una gran concentración de este animal, y en muchos casos son cazados por los mismos para comerlos.

Aunque el nivel de agresividad del pez piraña sube de nivel considerablemente en la estación seca, debido a que la comida suele escasear y pueden ser capaces de atacar un pie o mano de una persona al confundirlos con una presa de pequeño tamaño.

Además de esto, los ataques del pez piraña son frecuentes en los pescadores en su afán por liberarse de las redes.

Pez piraña

Cardumen de Pez piraña

El pez piraña vive en bancos, sin embargo no usan alguna estrategia colectiva para conseguir el alimento. Al contrario de lo que se cree, la formación que realizan para andar en grupos constituye una estrategia de defensa para protegerse de los depredadores.

El número de pez piraña que se agrupan varían según el nivel de agua, observándose grupos más numerosos en aguas pocos profundas, en la época de sequía, cuando este animal es más vulnerable a los depredadores.

Para formar estos bancos de peces, se respeta un sistema jerárquico donde los ejemplares más grandes y viejos viajan al centro, siendo rodeados por los peces más jóvenes e inexpertos, quedando expuestos a mordiscos y picotazos por parte de los animales que las usan como comida.

Alimentación del pez piraña.

Son peces omnívoros, es decir, pueden comer prácticamente lo que sea que se les atraviese, especialmente en las épocas de sequía, cuando el nivel del agua baja considerablemente y la comida es muy escasa.

Generalmente comen insectos, peces, crustáceos, invertebrados, algunos animales pequeños terrestres que caen al agua, aunque también pueden comer semillas, frutas, plantas acuáticas y en tiempos de crisis incluso carroña.

Pez piraña

Imagen de película “Piraña 3D” le confiere al animal un aspecto monstruoso y un gusto tremendo por la carne humana.

Aunque es bien sabido que el pez piraña es carnívoro, algunas últimas investigaciones de las especies Serrasalmus brandtii y Pygocentrus nattereri, que se encuentran localizadas en el Lago Viana, formado durante las épocas de lluvia debido al desbordamiento del rio Pindare en Brasil.

Dichos estudios han demostrado que estas especies en particular del pez piraña, durante algunos momentos de su vida cuando hay sequía, se alimentan también de vegetales, por lo que no se les puede considerar estrictamente de dieta carnívora.

Una de las especie más voraces e insaciables es el pez piraña de vientre rojo, parte de las especies omnívoras. Los investigadores notaron que estas atacan en primer lugar los ojos y las colas de otro peces para lograr inmovilizarlos y luego comerlos sin más preámbulos.

Reproducción del pez piraña.

Pez piraña

Huevos de pez piraña.

El pez piraña se reproduce en el transcurso de los meses de mayo y junio cuando se encuentra en condiciones normales, es decir, en la naturaleza. Presentan un dimorfismo sexual leve, siendo en muchos casos una tarea muy complicada diferenciar al macho de la hembra.

Para su desove, el macho comienza la construcción del nido de los huevos mediante la excavación del sustrato del río. Cuando el hogar está listo la hembra procede a poner los huevos, siendo capaz de depositar hasta 1.000 huevecillos en una puesta, luego estos son fertilizados por el macho, quien se encarga de su cuidado hasta que los alevines nazcan.

Por su forma de reproducción ovípara, tienen semejanza con el pez dorado.

Amenazas y depredadores del pez piraña.

Pez piraña

Pez piraña como plato de restaurant.

Aunque parezca difícil de creer, el pez piraña también tiene sus depredadores, entre los que se destacan los cocodrilos, delfines del río Amazonas y las garzas.

Además de esto, como muchos peces y animales, su principal amenaza es el humano que suele pescar este animal con diversos propósitos.

Primero que nada, el pez piraña es usada como alimento tanto por los indígenas nativos como por muchos restaurante de la zona que ofrecen a este pez como un platillo local o algunas preparaciones que incluyen la carne del animal.

Un segundo uso es la venta y comercialización del pez piraña como mascota de acuario, pero para ser dueño de un pez como este se deben conocer perfectamente los requerimientos y las precauciones que se deben tener para su cuidado.

Peces inmunes a ataques.

Aunque parezca imposible de creer, hay peces que son capaces de resistir la mordedura del pez piraña, lo que le permiten nadar ilesos en las aguas del río Amazonas.

Marc Meyers es un ingeniero mecánico miembro de la Universidad de California, quien quedó asombrado por como el pez piraña evitaba la suculenta carne del pez Arapaima o Paiche.

En su laboratorio, Meyers junto a su equipo fueron capaces de recrear varias escamas del pez Arapaima, y los dientes del pez piraña para aplicar la presión equivalente a su mordedura con una máquina. Sorprendentemente al iniciar la prueba los dientes se rompieron.

Pez piraña

Pez Paiche, inmune a la mordedura del pez piraña.

El secreto del pez Arapaima para evitar predadores son sus escamas compuestas por dos capas, una interior hecha de colágeno y superpuesta con otra exterior hecha también de colágeno, peo reforzada con calcio, formando una armadura. El patrón generado de materiales duros sobre suaves, otorga resistencia pero sin sacrificar la flexibilidad necesaria para moverse.

Sin embargo, el pez piraña tiene una de las mordeduras más fuertes de entre todos los animales vertebrados; especialmente los ejemplares pertenecientes a la especie Serrasalmus rhombeus. Esta fuerza proviene de un ancestro que hoy se encuentra extinto y se remonta a aproximadamente 10 millones de años, cuya mordida era comparada o incluso superior a la del Tyrannosaurus rex.

El origen de su reputación.

Luego de dos mandatos presidenciales, el expresidente de Estados Unidos Theodore Roosevelt, pierde en

Pez piraña

Libro de Theodore Roosevelt.

1912 las elecciones para presentarse nuevamente a la candidatura presidencial. Luego de esta derrota política, decide viajar a Brasil para dirigir una expedición científica para descubrir si el río de la Duda  fluía en el río Amazonas.

Durante su viaje, encontró al pez piraña, al cual bautizo como “el pez más feroz del mundo”, describiéndolo en su libro “Through the Brazilian Wilderness”. Este personaje quedo muy sorprendido con la cualidad que tenían estos animales para destripar y devorar carne describiéndola así: “Te arrancarán el dedo de una mano al deslizarse descuidadamente en el agua; mutilan nadadores (en cada río de Paraguay hay hombres que han sido mutilados); desgarrarán y devorarán a cualquier hombre o bestia heridos; porque la sangre en el agua las excita hasta la locura”.

Pero a pesar de esto, los exploradores fueron capaces de cartografiar y comprobar la hipótesis que lo llevo hasta este lugar del mundo en primer lugar;  el río Duda si es un afluente del Amazonas como él decía, por lo que se le rebautizo como Roosevelt en su honor. El libro de su expedición fue también un éxito en ventas propagando la mala fama de la que hoy en día goza el pez piraña.

La mala fama que se le atribuye al pez piraña.

Si bien es cierto que se han registrado ataques a humanos por parte del pez piraña, no son tan comunes como las personas piensan. Además estos animales no son tan feroces como se muestran en las películas donde solo un ligero roce con el agua hace que el pez ataque.

Los ataques que se han registrado a humanos han sido en su mayoría en la zona del Amazonas, siendo los mayores responsables los ejemplares del género Pygocentrus, también conocidas como Pirañas de vientre rojo.

Mira el ataque de un grupo de pez piraña a una anaconda que ha caido al agua, no quisieras ser esta serpiente.

Las causas de dichas agresiones son principalmente debido a la presencia de sangre en el agua, que atrae al pez piraña, tienen un muy buen sentido del olfato. Además de esto también una de las causas sea el chapoteo de una posible presa o en momentos de temporada de cría cuando los especímenes se sienten amenazados y sienten la necesidad de proteger a sus pequeños.

En caso de atacar a humanos, se atribuye especialmente a que el nivel de agua es demasiado bajo y la comida escasea, pero incluso en estas condiciones el pez piraña no atacara solo a personas, sino a cualquier cosa que caiga en el agua.

Un dato que si es cierto, es el estado de frenesí en el que entran cuando no se alimentan correctamente.

Cuidados en el acuario del pez piraña.

Existen muchos tipos de pez piraña, siendo las más agresivas la roja y la negra, pero a la vez las más buscadas para criar en acuario. Para que se puedan adaptar exitosamente a la vida en cautiverio se debe regular la temperatura del agua entre los 20 y 28º C.

Sus condiciones en el agua no son muy difíciles, pues no son animales exigentes por lo menos en el caso del pH. Este debe tener un valor ligeramente alcalino y ubicarse en 5,5. Por otro lado la dureza debe mantenerse entre los 10 y 20º.

Pez piraña

Pez piraña en acuario.

En lo que si se debe de tener mucho cuidado es que la filtración del agua sea efectiva y veloz como se amerita en el cuidado de la mayoría de los peces carnívoros. Esta necesidad se hace imprescindible, ya que el pez piraña produce una generosa cantidad de desechos que además tienen un alto contenido de proteínas.

La principal limitación que tienen muchas personas al criar un pez piraña, es que no conocen las dimensiones que van a alcanzar al hacerse mayores, ya que generalmente las venden cuando aún son jóvenes. Esto hace que al no tener el espacio suficiente para su desarrollo los animales mueran.

Aunque son principalmente carnívoros, también se les puede ofrecer vegetales como lechuga, algunas frutas y otro tipos de plantas principalmente acuáticas.

Cuando crías a un pez piraña, la recomendación que más debes tener en cuenta es que por ningún motivo debes introducir la mano en la pecera, pues si bien es verdad que no te la va comer en pocos segundos y solo dejando el hueso como se muestra en las películas, si puede ser capaz de morder y hacerte daño. Esta precaución debe ser considerada al máximo, si por alguna razón tienes alguna herida en tu mano que tenga sangre y atraiga la atención del pez piraña.

Si quieres conocer un poco más a fondo sobre el cuidado que debes tener con tu pez piraña, no te puedes perder este vídeo explicativo.

Su alimento.

Como ya se ha dicho antes, el pez piraña es carnívoro, por lo que su dieta deberá basarse principalmente en carne. Para ello puede ofrecerle pequeños trozos de carne cruda, peces pequeños o trozos de peces; además se le puede alimentar con gusanos vivos o congelados.

Hay que tener especial cuidado con los restos de comida y residuos que quedan en el acuario para no comprometer la calidad del agua al iniciarse el proceso de descomposición. Si bien es cierto que el pez piraña es capaz de consumir carroña o carne que está un poco descompuesta, esto solo lo hace en caso de escases de alimento y no es lo más recomendable.

Mira en este acuario de pirañas, como son alimentadas con pequeños trozos de pescado que su dueño introduce lentamente para asegurarse de que se los coman complemente.

Compatibilidad con otros peces.

El pez piraña es un animal predador, es decir, se puede comer cualquier pez que introduzcas con él en el acuario. Por esta razón es mejor mantenerlo en tanques de especies únicas pero esto no quiere decir que deban estar completamente solas; puedes mantener hasta 5 ejemplares de estos peces en un acuario con capacidad de 100 litros.

Se debe prestar mucha atención de no colocar muchos individuos juntos, ya que pueden luchar entre sí por el espacio, además de esto si en algún momento la comida falla se comerán a los individuos más débiles.

Pez piraña

Pez piraña en acuario comiendo pez más pequeño.

Reproducción en acuarios.

Su reproducción se lleva a cabo fácilmente en acuarios, pero debes contar con más de un tanque, pues al nacer los alevines debes separarlos de los padres para evitar que se los coman, tal como pasa con peces más comunes en acuarios como guppy y molly. Además las crías deben ser clasificadas por tamaño.

Debes alimentar siempre a los pequeños con alimento vivo, y nunca descuidar una comida o saltártela, pues de esta manera evitaras el canibalismo entre los hermanos, por parte principalmente de los ejemplares más grandes que se pueden comer a los más pequeños.

Cuando es joven el pez piraña es de color dorado por la parte de debajo de su cuerpo con pequeñas motas o manchas en los laterales. Cuando llegan a ser adultos su color cambia, volviéndose de un gris opaco con diminutas pintas que parecen destellos plateados.

Con este vídeo podrás ver la evolución que van presentando los huevos del pez piraña y su final eclosión, sin duda algo muy emocionante.

Esperanza de vida.

El tiempo que pueda vivir el pez piraña depende en principio de la especie a la que pertenezca y los cuidados que se le brinden en el acuario, un ejemplo de esto es la piraña de barriga roja; esta puede vivir en condiciones naturales hasta 5 años, alcanzando su madurez sexual al primer año de vida. Sin embargo, se han registrados casos de estos animales que han vivido en cautiverio hasta por 30 años.

Diferentes especies del pez piraña.

Existen muchas variedades de pez piraña, entre las que destacan por ser las más comunes la piraña roja, la piraña negra, la boca de fuego y la piraya; sus principales diferencias radican en el color que tiene su piel Te invito a conocerlas un poco más a fondo.

Pygocentrus nattereri.

Pez piraña

Pygocentrus nattereri.

Esta especie del pez piraña es también llamado piraña roja o piraña común por ser la más encontradas en los ríos sudamericanos.

El macho siendo adulto puede llegar a alcanzar los 33,3 centímetros de longitud total a la vez que puede llegar a pesar más de 3 kilos.

Su aleta dorsal está ubicada más atrás que en otro tipo de peces, mientras que la anal está separada de la caudal solo por un pedúnculo caudal; condición poco usual en los peces teleósteos.

La cabeza es prominente y la mandíbula suele estar más afuera que la superior, por lo que se puede ver la punta de los dientes en muchos ejemplares, este dato es fundamental si los quieres diferenciar de los pacú, quienes son familia pero no son pirañas.

No te dejes engañar por los vendedores de las tiendas de peces, aprende a diferenciar un pez pacú y un pez piraña.

Al ser jóvenes su piel es muy plateada con pequeños puntos negros, sin embargo al ir creciendo los puntos negros comenzaran a desaparecer para dar paso a una coloración rojo intenso en el área abdominal, dando origen a su nombre. A su vez el plateado se hará más oscuro tomando un tono un poco verdoso o azulado según cada ejemplar.

El iris de sus ojos se torna de un color naranja intenso, lo que le da un aspecto escalofriante.

Se caracteriza por ser un pez de agua dulce habitante de ríos, a la vez que es un pez tropical por preferir las aguas con temperaturas de entre 23 y 27º C. encontrándose especialmente en países como Paraguay, Paraná, Esequibo y Uruguay.

Serrasalmus rhombeus.

Su cuerpo tiene la típica forma romboidal siendo más alargado en especímenes juveniles mientras que en los adultos es más profundo y la cabeza es más robusta y chata con el hocico corto. Su cabeza es de color plateado destacándose sus ojos de rojo intenso, otorgándole una apariencia aterradora.

Pez piraña

Serrasalmus rhombeus.

El ojo está atravesado por una banda negra vertical, a la vez que el cuerpo tiene una coloración plateado plomizo con una mancha opercular un tanto difusa. En la zona abdominal presenta pocas o ninguna mancha teniendo un color amarillo o naranja según la edad del pez piraña.

La aleta anal es amarilla en la parte de la base; la aleta caudal por su parte tiene una banda negra en la base y una banda terminal que es más evidente en los ejemplares adultos jóvenes. Al llegar a la edad adulta su color adquiere un tono homogéneo de plomo muy oscuro junto con sus aletas.

Su hábitat natural está conformado por aguas blancas y claras, por lo que es frecuente conseguirlas en caños y esteros de llanos, bosques y sabanas inundados pertenecientes a Venezuela.

Dejame Tu Comentario