Pez fantasma: todo lo que debes saber sobre su hallazgo

Son muy curiosos los descubrimiento del pez fantasma en concreto, aunque esto se haya dado hace solo un par de años aun los científicos luchan por preservar la información adecuada por los investigadores para lograr profundizar mas sobre este tema y sobre esta especie en particular.

 

 

Descubrimiento del pez fantasma.

Se trata de un pez de la familia ‘Aphyonidae’, semitransparente y de aspecto gelatinoso. Es parecido ligeramente al de una anguila, mide unos 10 centímetros de longitud, carece de escamas y sus ojos no tienen pigmentación; características que le llevaron a adoptar el nombre de “pez fantasma”.

Tenemos la engañosa sensación de haber explorado y cartografiado todo el planeta. Sin embargo, seguimos descubriendo nuevos animales en los rincones más escondidos, como por ejemplo las Islas Marianas y su fosa. En este lugar, una expedición científica ha tomado por primera vez imágenes de un misterioso pez fantasma casi transparente.

 

Aún no se sabe a qué familia pertenece, aunque los biólogos sospechan que a la familia de los Aphyonidae. Estos peces se caracterizan por vivir en las profundidades y carecer de escamas, coincidiendo a la perfección con la descripción del pez fantasma transparente, localizado en los abismos de la Fosa de las Marianas, de casi 11.000 metros de profundidad.

El descubrimiento fue comunicado por la Administración Nacional de Oceanografía de Estados Unidos en su canal de youtube, donde se pueden ver vídeos referentes a sus trabajos de exploración por todo el mundo. Ahora mismo se encuentran en la fosa más profunda del mundo.

Son ya varios los descubrimientos realizados últimamente por expediciones oceanográficas. Esto significa que aún queda mucho que explorar bajo el agua, motivo de más para realizar inversiones en misiones científicas a las profundidades del océano. Quién sabe cuántos peces similares a este espécimen fantasma casi transparente se esconden ahí abajo.

¿Cómo es su aspecto según los expertos?.

El pez, parecido a una anguila, fue capturado  en aguas profundas durante una expedición en las Fosas Marianas (Australia) de la NOAA. Hallaron a este extraño pez mientras el equipo estaba explorando una cresta característica a unos aproximadamente 25.000 metros de profundidad, tal y como la administración señaló en su página oficial de Facebook.

“Estoy seguro de que esta es la primera vez que un pez de esta familia ha sido visto con vida. Ha sido un inusual avistamiento“, destacó Shirley Pomponi, del equipo científico que forma parte la exploración en aguas profundas de las Marianas .

El pez, parecido a una anguila, fue capturado  en aguas profundas durante una expedición en las Fosas Marianas (Australia) de la NOAA. Hallaron a este extraño pez mientras el equipo estaba explorando una cresta característica a unos aproximadamente 25.000 metros de profundidad, tal y como la administración señaló en su página oficial de Facebook.

“Estoy seguro de que esta es la primera vez que un pez de esta familia ha sido visto con vida. Ha sido un inusual avistamiento“, destacó Shirley Pomponi, del equipo científico que forma parte la exploración en aguas profundas de las Marianas .

 

¿Dónde fue capturado?.

Ha sido captado a 2.500 metros de profundidad cerca de la fosa de las Marianas, en el océano Pacífico, entre Guam y Japón. Se conocen muy pocos detalles sobre las condiciones de vida, alimentación y reproducción de estos singulares peces de aguas muy profundas.

Las imágenes de este pez fueron captadas mediante el robot submarino Deep Dicovererer, del buque de investigación ‘Okeanos Explorer’, dedicadas al estudio de los océanos y la pesca.Este mismo aparato logró en febrero las primeras imágenes de un pulpo con aspecto también fantasmagórico, conocido familiarmente como “Casper”, en aguas de Hawái.

Cabe mencionar que la profundidad de la Fosa de las Marianas es de unos 11.000 metros, bastante más que la altura del Everest desde el nivel del mar (8.848 msnm).

Tipos de pez fantasma ya existentes.

Aunque muchos aseguran que el pez fantasma es un descubrimiento de unos años para acá, ya existen especies que llevan este nombre debido a sus características y similitudes a la especie ahora descubierta por varios expertos, es bueno conocer todas las características que rodean a los mismos así como porque llevan dicho nombre.

Pez cuchillo fantasma.

Son peces que llevan por nombre pez fantasma debido a una gran cantidad de características que lo rodean, también llevan por nombre pez negro, duende negro o viuda negra respectivamente; son peces que pueden perfectamente adaptarse tanto a la naturaleza y a diversas temperaturas como a la vida de los mismo en cautiverio, pues muchos dicen que son ideales para mantenerlos de esta manera.

Esta especie es proveniente de las zonas de América del sur respectivamente pues se conoce que frecuenta las zonas tropicales de los mismos y rápidas; Este hermoso y extraño pez habita en la Cuenca del Amazonas, Río Paraguay, Brasil, Perú, Ecuador, Venezuela y Guyana.

Anatomía.

Son peces planos lateralmente comprimidos, con el aspecto de una navaja, con una aleta anal que abarca todo el ancho del pez .Diferencias del cuchillo marrón con el fantasma; el fantasma negro tiene un cuerpo más grueso, aletas más gruesas y una cola blanca.

Su color de fondo es negro, la cola esta dividida en tres partes; la primera es blanca, luego negra y termina en blanco. y pueden medir hasta unos 50 cm de longitud.

Tienen el cuerpo muy comprimido lateralmente, con aletas pectorales redondeadas, una aleta anal que se extiende desde el final de la cabeza hasta casi la altura del pedúnculo caudal y una caudal minúscula y redondeada. No presentan aletas ventrales ni tampoco aleta dorsal.

Los ojos, de mediano tamaño, están adaptados para ver en la oscuridad más absoluta. Su boca es muy grande, y dispone de pequeños dientes afilados. Poseen un órgano generador de pequeños campos eléctricos en la zona caudal cuya misión consiste en percibir todo lo que hay en su entorno en aguas muy turbias.

Su coloración consiste en una base de color negro azabache presente en el cuerpo y en las aletas pectorales y en la anal. En la zona caudal presentan dos franjas blancas verticales, teniendo otra en la zona superior de la cabeza.

El dimorfismo sexual queda patente por la anchura de la primera franja blanca de la zona caudal, siendo más ancha en los machos, que son además más grandes que las hembras. Miden unos 40 cm de largo y pueden vivir hasta 10 años en un acuario.

Alimentación en acuarios.

No resultan ser peces extremadamente sencillos de alimentar ya que generalmente no aceptan la comida en escamas, los gránulos ni los liofilizados. Durante los primeros días en un nuevo acuario deben disponer de abundantes presas vivas que puedan engullir, que pueden ir sustituyéndose gradualmente por alimentos congelados hasta que acaben aceptando estos sin problemas.

Es normal que pasen varias semanas sin probar los congelados, pudiendo llegar a no alimentarse si no se sienten totalmente cómodos en el acuario, por lo que es muy necesario adecuar el tanque a sus necesidades para evitar estos problemas. Son estrictamente carnívoros.

Hojuelas, papillas, etc. Son carnívoros y omnívoros; se alimentan de alimento vivo de todo tipo, pedazos de carne, lombrices picadas, y aceptando muy bien los alimentos secos tipo gránulos.

Comportamiento.

Pacífico, no obstante marca su territorio y puede depredar sobre peces pequeños (no asociar con tetras como neones y otros del mismo tamaño). Hábitos nocturnos, su comportamiento es bastante agresivo y son mordedores entre ellos, por lo que debe de proveerse mucho espacio para más de un ejemplar.

Los animales tienen un débil órgano eléctrico mediante el cual ubican alimento con el pedúnculo caudal hacia adelante. El sensor emite una corriente eléctrica pequeña en el agua que no parece afectar a otros peces. La especie es muy sensible frente a agua fresca. Sin embargo, con la manutención adecuada frecuentemente se tornan sorprendentemente mansos. La especie puede ser asociada con grandes peces tranquilos. Pez de fondo.

 

Reproducción.

Ovípara. Alcanza la madurez sexual a los tres años de edad. Según Kirschbaum (1995), Jacob ha conseguido la puesta de A. albifrons siguiendo el método Kisrschbaum. Parece ser que en Asia y Australia se esta criando a nivel comercial en estanques.

El sistema es el siguiente: se mantienen varios individuos adultos (más de 5) en el tanque a una temperatura de 23ºC mientras se disminuye el nivel de agua del acuario en días sucesivos. Cuando llega al nivel mínimo se va subiendo la temperatura hasta los 28ºC, al igual que el nivel del agua con agua desionizada.

Así se puede estimular la puesta. Durante todo este periodo, hay que suministrar a los reproductores abundantes presas viva. Con un poco de fortuna se formará una pareja que se torna muy agresiva con los otros compañeros del tanque, llegando incluso a matarlos si el acuario no es lo suficientemente grande o no presenta los refugios necesarios. Los huevos tardan 72-96 horas en eclosionar. Los alevines deben ser alimentados con pequeños crustáceos.

 

Acuario adecuado.

El acuario destinado a estos peces o al pez fantasma debe reunir las condiciones propias para cualquier pez nocturno y de hábitos tranquilos para asegurar su bienestar. Unos 200 litros para un solo ejemplar es suficiente. Es estrictamente necesario disponer una gran cantidad de adornos sólidos (plantas, cuevas, rocas, troncos y demás) para que puedan esconderse enteros durante el día, evitando los que tengan aristas cortantes o afiladas para evitar que se dañe su delicada piel.

Su color negro implica que el sustrato debe ser del mismo color, y la iluminación debe ser ténue o tamizada por plantas flotantes. No aprecian las corrientes intensas en el agua pero necesitan una buena oxigenación. La temperatura debe mantenerse entre 25 y 30 ºC, el pH entre 5 y 7 y la dureza debe ser menor que 10 ºdGH.

No se adaptan nada bien a valores fuera de estos intervalos, enfermando fácilmente en estos casos. Las tasas de nitratos, nitritos y amoniaco deben mantenerse siempre por debajo de 50, 0 y 0 ppm respectivamente. Son muy sensibles al estrés, que sufren si no disponen de escondites suficientes, si la luz es demasiado intensa, si el agua está demasiado movida o si los parámetros del agua o las tasas de contaminantes no son las adecuadas. Son fácilmente atacados por parásitos cutáneos (especialmente punto blanco) debido a la fragilidad de sus escamas.

Cuidados de un pez fantasma cuchillo.

A pesar de ser depredadores no son agresivos con otras especies con las que conviven, aunque no hay que asociarlos con peces que puedan caber en su boca ya que acaban devorándolos. Pueden ser dados a morder las aletas de algunos de sus compañeros especialmente las filiformes de los Escalares y los Guramis, y en ciertos casos, hasta las de los Discosalgo que no ocurre si el acuario contiene suficientes escondites,está poco iluminado y el agua no está excesivamente movida si el pez se siente como en su casa.

Es peligroso asociarlos con peces sobrealimentados ya que pueden encontrar en la diminuta aleta caudal un punto ideal de mordedura, pudiendo dejar a estos peces sin aleta caudal, algo que los estresa enormemente y que es fuente de infecciones graves no existe ninguna especie proclive a hacer esto; Hasta los Neones y los Escalares pueden morder la cola de estos peces.

Tampoco es adecuado asociarlos con especies demasiado actrivas Barbos, Cebritas,  ni demasiado agresivas Óscares, Flowerhorns, Tilapias,  que estresan a los peces cuchillo y muerden constantemente sus cuartos traseros. El mantenimiento de más de un ejemplar implica introducir, siempre en tanques muy llenos de agujeros y grietas, a todos los individuos a la vez y en la fase juvenil. Resulta ideal asociarlos con Discos, Plecostomos, Ramirezis y Apistogrammas.

 

Pez Tetra Fantasma.

El Hyphessobrycon megalopterus o pez fantasma, es conocido en el mundo de la acuariofilia como tetra fantasma negro, o como Black phantom tetra.

Características.

Peces pequeños alcanza una longitud en estado adulto de unos 3.5  a 4 cm, presentan una coloración entre plata a grisáceas, aletas grandes, de colores variados: claras, negras e incluso con cierta tonalidad rojiza en ejemplares hembras. Su cuerpo está comprimo lateralmente y de conformación romboidal, destaca la línea negra vertical muy marcada en ambos laterales de su cuerpo,  a su vez bordeada por una pequeña franja de color más claro que el resto del cuerpo.

Alimentación.

En estado salvaje el tetra fantasma negro se alimenta principalmente de gusanos, pequeños crustáceos, insectos y otros invertebrados. En cautividad admiten toda clase de alimentos balanceados, aunque también es importante facilitarle alimento vivo o congelado, como artemisa, liofilizados, entre otros.

Reproducción.

El pez fantasma o tetra fantasma negro son de reproducción ovípara, pueden criar en cautividad, aunque es importante separarlos en parejas y tras la puesta retirar a los progenitores para evitar la ingesta de las larvas. La eclosión se produce transcurrida 48 horas desde la puesta. Presencia de dimorfismos sexual, ya que la aleta anal y dorsal de los ejemplares machos son más largas que en las hembras además de presentar coloración negruzca. En las hembras se puede apreciar ciertas tonalidades rojizas en la aleta anal y pectoral. Es necesario especiales parámetros del agua para lograr con éxito su reproducción en cautividad.

Comportamiento con otros peces.

Pez pacífico que puede vivir en comunidad preferentemente en cardumen con miembros del mismo grupo, aunque también acepta la compañía de otros peces de acuario siempre que no sean muy superior en tamaños o se trate de animales que presenten agresividad. Entre miembros de la misma especie suelen darse casos de persecuciones y peleas ficticias, no suelen representar agresividad ni problemas de comportamiento.

Cuidados del acuario.

Al tratarse de peces pequeño no es necesario una acuario muy grande si se desea mantenerlos en comunidad, con una urna de unos 80 litros es suficiente para el albergue de unos cinco o seis ejemplares. El acuario debe disponer de vegetación y algunas cuevas para que puedan refugiarse, como pueden ser troncos, raíces, etc.

Situación del pez fantasma o tetra fantasma.

La Lista Roja evalúa a la especie Hyphessobrycon megalopterus o pez fantasma como de Preocupación Menor, por el momento la población se encuentra estable; aunque es habitual en el comercio de mascotas, según los estudios realizados hasta la fecha no presentan un riesgo para su conservación.

Pez fantasma o pipa fantasma.

Los peces pipa fantasma, también conocidos como falsos peces pipa, son una pequeña familia de 5 miembros del orden de los Syngnathiformes. Cuentan con una increíble habilidad para imitar su entorno lo que, unido a su pequeño tamaño, hacen que pasen muchas veces desapercibidos a los buceadores, de ahí su nombre común fantasma.

Por lo general, siempre se encuentran flotando junto a su anfitriones, corales, gorgonias o algas similares. Son pequeños peces que no sobrepasan los 16 centímetros, cuentan con grandes aletas, a menudo adornadas para pasar desapercibidos, y cuentan con una gran variedad de colores, incluyendo el rojo, blanco, amarillo, negro o verde dependiendo de su entorno. Los peces pipa fantasma tienen unas duras placas en su cuerpo que les sirve de defensa y sus hocicos tubulares son  similares a los de los caballitos de mar, con los que están estrechamente relacionados.

 

Estos peces se sitúan cabeza abajo cuando se alimentan, que supone la mayor parte del día, absorbiendo diminutos crustáceos y plancton a través de su hocico. Esta posición también les ayuda a mimetizarse con su entorno como crinoideos, corales blandos, pastos marinos, algas e hidroides.

Los peces pipa fantasma se encuentran en mares tropicales poco profundos en toda la región Asia Pacífico, sobre todo en Filipinas,Maldivas, Papúa Nueva Guinea e Indonesia.

Es la hembra del pez fantasma la que se encarga de incubar los huevos fecundados. Después de la incubación, los huevos son liberados viajando con las corrientes hasta que encuentran un lugar adecuado para habitar.

Los peces pipa fantasma tienen en el ser humano su principal amenaza ya que son comercializados para la decoración de acuarios.

Pez fantasma o tetra fantasma rojo.

Muy parecido a H. callistus o H. serpae, el pez fantasma rojo es un carácido de unos 4 cm de longitud, con cabeza de buen tamaño de boca grande con la mandíbula inferior más desarrollada que la correspondiente superior.

Los ojos, circulares, tienen iris amplio, con pupila grande, muy oscura. El cuerpo, alto, muy comprimido lateralmente, tiene coloración pardo rojizo, con zonas purpúreas, que contrastan con la panza plateada. Las aletas, dorsal y anal, llegan a desarrollarse espectacularmente, pre sentando la primera un tono rojo neto, con una mancha terminal negra.

Después de los opérculos branquiales sobre la zona argéntea del cuerpo, se marcan unas manchas negras, semi lunadas, muy características. Las diferencias sexuales, si no excesivamente evidentes, son suficientemente claras en los ejemplares adultos.

Los machos tienen la aleta dorsal más alargada y fina que sus compañeras, que, además, tienen coloración rojiza, e incluso blanca, por contraste con el negro humo de los machos. Frecuentan los cursos nítidos, umbrosos y atemperados de la cuenca alta del Amazonas, donde viven en cardúmenes relativamente numerosos entre la flora subacuática.

Hábitat.

Su pequeño tamaño permite albergar un grupo de seis a ocho individuos en un recipiente de 50 l como capacidad mínima, con una altura de unos 40 cm. El fondo debe ser espeso, de arena de cuarzo mezclada irregularmente con zonas de arena y turba, con una altura de 8 a 12 cm.

Rocas naturales o simuladas, abundantes plantas sumergidas y zonas despejadas cercanas al fondo, donde los peces puedan evolucionar deben completarse con agua blanda, muy dulce, 3-7 DH, ligeramente ácida, pH: 6 a 6,8 y atemperada entre 23 y 27 ºC. Huye de los espacios intensamente iluminados, prefiriendo una luz tenue y tamizada por una buena capa de plantas flotantes.

Alimentación.

Se adapta muy bien a consumir alimento del comercio en copos o escamas, previamente desmenuzados entre los dedos, si bien requiere abundante alimento vivo de escasa talla: nauplius de artemia, pequeñas dafnias coladas, tubifex y larvas de moscas del vinagre.

Reproducción.

Considerada difícil, parece que puede ser conseguida aislando una pareja de adultos, bien alimentados y lustrosos, en un acuario de 25 l de capacidad mínima, con el fondo de bolas de vidrio y filtro, a mínimo rendimiento, atemperado a 26-27ºC, muy densamente plantado con elodeas, cabombas y musgo de Java. La puesta, difícil de ver, se realiza a pH: 6,3-6,4 y 2-3 DH. Terminada la freza se devuelven los padres al tanque general.

Comportamiento.

Sociables, gustan de vivir en cardúmenes con otros individuos de su especie, pero comparten magníficamente los grandes acuarios de carácidos con otras afines, como: neón gigante, neón negro, tetra limón, tetra kaiser, etc., ocupando la zona de agua profunda próxima al suelo.

Enfermedades que puede presentar.

La mortalidad en los alevines es muy grande cuando no se sifona abundantemente el agua del acuario. Son sensibles a punto blanco y otras afecciones clásicas.

Pez fantasma o camarón fantasma.

El pez fantasma o camarones fantasma de agua dulce, son una de las criaturas acuáticas más interesantes que puede tenerse como mascota. Su cualidad más destacada es la transparencia de sus cuerpos y por lo general se los encuentra en el fondo de las peceras, en donde se alimentan de residuos.

El hábitat natural de un camarón de agua dulce es el agua salobre de lugares húmedos, pero pueden ser una adición original al acuario hogareño. Pueden ser un espectáculo único por ellos mismos en un acuario o pueden agregarse a un acuario con otras especies para darle carácter. Cuidar de ellos es simple y gratificante.

Características.

Los camarones fantasma, o camarones cristal, tienen el cuerpo en forma cilíndrica un poco curvado hacia abajo, como cualquier otro animal perteneciente al orden de los decápodas. Como su nombre lo indican, son casi transparentes, pero esta característica depende principalmente del tipo de alimentación que tengan y de la calidad del agua, ya que pueden tornarse marrones, verdes y hasta azules.

Pueden alcanzar entre los 5 y 10 centímetros de longitud y tienen una expectativa de vida de hasta dos años, más o menos, dependiendo de las condiciones en las que los tengamos. Es importante destacar que la temperatura del agua donde habiten estos animales, deberá encontrarse entre los 22 y 28 grados centígrados, tener un pH entre los 6,5 y 7,5, y una dureza entre los 7 y los 15.

 

Alimentación.

En cuanto a la alimentación, los camarones cristal, no son excesivamente exigentes con el alimento, por lo que pueden tomar con gran facilidad la comida que se le da a los peces, ya sea en escamas, pastillas de fondo o papillas o alimentos similares. Estos animales cuentan con un excelente olfato por lo que detectarán el alimento de manera inmediata siendo los primeros en acercarse a la comida.

Es importante destacar, que estos camarones pueden llegar a alimentarse de alevines y larvas de algunos peces, y aunque tratemos separar loas alevines en una especie de paridera, los camarones encontrarán la manera de entrar en ella y devorarlos, por lo que es importante separar los camarones directamente en otro acuario.

 

Comportamiento.

Puede depredar sobre alevines y larvas de algunos peces, que localizará inmediatamente gracias a su excepcional olfato. Hay que advertir que con estas gambas no sirve separar los alevines en una paridera, pues encontrarán la manera de entrar en ella por arriba, aunque para ello tengan que hacer una escala intermedia fuera del agua.

Los machos son agresivos y territoriales entre ellos y hacia las hembras. Prefieren los lugares oscuros del acuario, de allí la importancia de los escondites.

pez fantasma

Reproducción.

Son de difícil reproducción en acuarios ya que sus huevos pasan por diferentes estados larvarios, en los cuales necesitan el paso por agua salobre.

Dejame Tu Comentario