Pez cabeza de león: Características, cuidados, enfermedades, reproducción y más.

El pez cabeza de león lleva por nombre científico Carassius gibelio auratus, y es perteneciente a la familia de los Ciprinidos, bajo el orden de los Cypriniformes. Es un pez de inusual figura teniendo una cabeza más pronunciada que su cuerpo, producto del cruce de diferentes especies de peces de origen asiático.

Características del pez cabeza de león

El pez cabeza de león es un tipo de goldfish, proveniente de países asiáticos como China y Japón. En su natal Japón es considerado como “el rey de los peces de colores”. A continuación se describen con detalle las características de esta especie tan particular.

Se trata de un pez ornamental de mucha belleza y una gran trayectoria, igual que en el caso del Pez kori real, proveniente también de Asia. Este pez es la versión china del Ranchú, con el que generalmente son confundidos por tener un cuerpo y colores similares.

Pero lo que hace diferente al pez japonés cabeza de león es precisamente su cabeza, en la que crece una especie de capucha que le otorga una apariencia más abultada con relación al ranchú.

Además de esto, también se puede diferenciar por la curvatura de su espalda que es un poco menos pronunciada y por último,para terminar de identificar a este animal es que sus dimensiones son más grandes.

pez cabeza de león

Dibujo que detalla desde arriba y un costado el cuerpo del pez cabeza de león.

Su cabeza tiene una especie de melena similar a la que posee el pez rey midas, aunque en este caso tiene más similitud con una corona que con una melena.

Es el cabeza de león pez que no se considera buen nadador, tiende a nadar inclinado ligeramente hacia adelante, aunque hay expertos que afirman que esta postura al nadar es debido a la falta de aleta dorsal sobre el lomo, mientras otros sostienen que es debido al peso de la cabeza y la forma de su cuerpo, más exactamente consecuencia de la ubicación de su vejiga.

Los peces cabeza de león pueden llegar a medir hasta 21 centímetros de longitud, siendo bastante grandes, aunque el promedio general de largo es de 18 centímetros, existiendo ejemplares un poco más pequeños de 15 centímetros.

pez cabeza de león

Pez cabeza de león con variaciones de color.

La aleta dorsal en el japonés cabeza de león está ausente, sin embargo todas las demás aletas se consiguen en par; incluso la aleta caudal que está dividida en dos.

En la parte inferior de las aletas se puede apreciar una forma ligeramente redondeada. Su cuerpo es corto y redondeado, con algunas líneas que suavizan su figura. La superficie de la espalda es completamente lisa.

Mientras son pequeños, no se les nota mucho la cabeza más grande en comparación con el resto del cuerpo. Pero a medida que crecen, también lo hará su cabeza dándole su aspecto característico. En el video que se muestra a continuación puedes aprender más sobre las características y cuidados de este maravilloso pez.

Características de los goldfish

Origen

Los peces cabeza de león son una variedad de goldfish muy antigua, que se parece mucho a su ancestro el goldfish con forma de huevo. Se criaron en primer lugar en China, buscando evocar la imagen del personaje mitológico “perro-león” o Shishi en mandarín.

Llegaron a Japón alrededor del siglo XVII y XVIII. Estos también crearon su propia especie de pez cabeza de león con una característica más redondeada y con un crecimiento de la cabeza menos pronunciada que la variedad china.

La cultura asiática está muy vinculada a la cría de especies exóticas de peces, ya que este tipo de animales son muy apreciados por ellos, se consideran portadores de buena fortuna para aquellos que saben dedicarles el cuidado que se merecen y han conseguido desarrollar variedades increíbles de peces de agua dulce, entre los que se puede destacar al goldfish japonés cabeza de león.

pez cabeza de león

Pergamino donde se presencian los primeros acuarios de pez cabeza de león en China.

Alimentación

El pez cabeza de león es omnívoro, por lo que puede alimentarse tanto con comida congelada como con comida viva cuando se cría en cautiverio. Además acepta de buena manera la comida comercial que viene en presentaciones de escamas o gránulos. Por lo que respecta al alimento vivo le puedes ofrecer lo siguiente:

  • Artemias adultas.
  • Lombriz californiana.
  • Gusanos de sangre.
  • Daphnia.
  • Larva de mosquito.
  • Moscas de fruta.
  • Tubifex.
  • Cangrejo.
  • Camarón.
  • Ostión.

También aceptará de buena gana pastas a base de verduras. Para complementar su dieta se le puede proporcionar también también algún guisante o trozos de verduras cocidos de vez en cuando, como pepino, lechuga, espinaca, brócoli y coliflor, esto ayudará a que tengan una digestión adecuada y evitar obstrucciones.

Se debe mantener una alimentación variada y adecuada pero que no llegue a ser excesiva, pues el pez japonés cabeza de león suele sufrir de vejiga natatoria. Hay quienes recomiendan un día de ayuno a la semana para que el pez pueda tener una digestión más fácil.

Su dieta debe contener grasas y carbohidratos que le proporcionen energía, además de fibra que le ayudará a que su sistema digestivo pueda funcionar sin contratiempos. Lo más importante, es ofrecerles una dieta variada para que no se aburra y no tenga problemas estomacales.

Una vez tu pez cabeza de león se acostumbre a comer vegetales, será muy difícil, por no decir imposible, mantener plantas vivas en el acuario ya que este pez tiene un apetito incontrolable y las devorará por completo.

Cuando le ofreces un alimento por primera vez a tu pez cabeza de león, es común que se muestre reacio y se niegue a probar, sin embargo no te desanimes y sigue introduciendo esta comida hasta que se acostumbre, luego no podrás dejar de alimentarlo con dicho producto.

Como última recomendación, es mejor ofrecerles comida varias veces al día pero en cantidades pequeñas, sin dejarte engañar por su consumo, ya que pueden ser muy glotones y comer aunque ya estén saciados. Lo ideal es que coman lo que puedan en dos minutos y después retirar el exceso de alimento del acuario.

Reproducción

Reproducir al japonés cabeza de león no es difícil, solo debes seguir las mismas indicaciones que harías con cualquier variedad de goldfish. Sin embargo, antes de hacerlo es bueno saber qué hacer con los alevines en el futuro, ya que son seres vivos que merecen un trato respetuoso y un propietario responsable.

Además de esto, debes saber que la cría del pez cabeza de león es una tarea que amerita tiempo y dinero sin contar por supuesto del compromiso que implica conseguir un nuevo hogar para las crías o albergarlas en su propio tanque donde se puedan desarrollarse y crecer de manera óptima.

A pesar de no tratarse de la variedad de cabeza de león, con el siguiente video podrás aprender a diferenciar entre un macho y una hembra goldfish, cuyas características son las mismas en todas las especies de este tipo de pez y será útil para aprender a identificar al pez cabeza de león hembra y macho.

Identificar el sexo en peces goldfish
Para una mayor tasa de éxito en la reproducción, así como para evitar malformaciones en los peces, es mejor no mezclar especies entre sí. Es decir, si tienes un pez cabeza de león en el mismo acuario que un goldfish telescopio o cualquier otra especie, es mejor separar la pareja de la misma especie para que se reproduzcan.

Recuerda que los cruces entre las especies en muchas ocasiones pueden ser viables, sin embargo lo mejor es que los expertos se encarguen de estos cruces, pues se considera la carga genética similar así como las probabilidades de mortalidad y deformaciones, sin contar con síndromes u otras consecuencias que podrían surgir como una mala visión o una baja resistencia a cierto ambiente.

Su proceso reproductivo se caracteriza por ser externo y tener un cortejo previo entre los ejemplares de pez cabeza de león hembra y macho antes del desove de los huevos, aunque este cortejo no es tan elegante como en el caso del pez arcoiris.

Ejemplar cabeza de león rojo y blanco

Sexo de los peces

Lo primero que debemos conocer es el sexo de los animales y saber distinguirlos unos de otros para poder cruzarlos con éxito. Antes del primer año de edad los peces son muy inmaduros y todavía no se puede distinguir bien el sexo de cada uno, sin embargo cuando estén listos para reproducirse la tarea de identificarlos se hará más fácil.

Cuando el macho ha llegado a una edad sexual madura desarrolla unos pequeños puntos blancos en las branquias y en las aletas pectorales que tienen apariencia de granos de sal, conocidos como tubérculos reproductores.

Además de estos puntos blancos en las branquias, el macho en edad sexual madura presenta una conducta distinta, empieza el cortejo hacia la hembra. Este se muestra insistente y golpea su cabeza ligera pero insistentemente en el abdomen de la hembra con la finalidad estimularla para que suelte los huevecillos que más adelante el fecundará, pero que además pueden ser fecundados por dos o más machos.

No obstante se debe tener cuidado, pues este cortejo puede durar horas y hasta días, dejando a la hembra exhausta y estresada llegando incluso a provocarle la muerte si no consigue un sitio donde pueda esconderse del macho y descansar.

Los machos y las hembras del pez cabeza de león tienen un solo orificio en la parte trasera de su cuerpo, que cumple las funciones tanto de ano como de aparato reproductor. En los machos este orificio tiene una forma cóncava hacia adentro, mientras que en las hembras es cóncavo hacia afuera.

Por último, se puede reconocer a las hembras adultas pues suelen ser más gordas y anchas que los machos, que suelen ser más esbeltos en el área del abdomen.

pez cabeza de león

Orificios anales y reproductores del pez cabeza de león hembra y macho.

Acuarios adecuados para la reproducción

Cuando decides tener crías del pez cabeza de león, puedes formar grupos de padres en tres formas, a saber:

  • Formando una pareja de macho y hembra.
  • Un trío con dos hembras y un macho.
  • Con parejas múltiples.

Por supuesto, el método de reproducción en pareja requiere mucho espacio, siendo suficiente un tanque de unos 30 galones de agua, o lo que es lo mismo en aproximadamente 115 litros de agua. Es mejor que el acuario sea alargado y de poca altura para manejar mejor a los peces.

El pez cabeza de león se puede reproducir en espacios más pequeños, sin embargo esto no es aconsejable ya que la hembra necesita escapar del acoso constante que ejerce el macho.

Pareja de peces cabeza de león

El método de múltiples ejemplares requiere mucho espacio, y generalmente es llevado a cabo por personas especializadas que se dedican a la reproducción y cría de peces pues cuentan con estanques de agua muy grandes. En este método, se recomienda que se coloque el doble de machos que de hembras, aunque esto no es una limitante.

Debes incluir plantas suficientes que puedan proteger a los huevecillos y futuros alevines, especialmente si tienes un acuario comunitario, pues otros peces a veces incluso los padres, querrán devorar a los huevecillos.

Acuario para los huevos

Se pueden utilizar dos opciones para cuidar de los huevecillos, la primera consiste en dejar a los huevecillos en el mismo acuario donde los padres realizaron la fecundación, retirando por supuesto a los ejemplares adultos.

Este método tiene como ventaja que los alevines no sufran de estrés por algún traslado, sin embargo este acuario suele tener excremento y esperma en descomposición de los machos por lo que los niveles de amoniaco, ponen en riesgo la vida y desarrollo de los pequeños huevos y los futuros alevines.

pez cabeza de león

Alevines de pez cabeza de león en acuario de incubación.

La segunda opción consiste en trasladar los huevecillos fecundados a uno o varios acuarios que funcionará como incubadoras y que debe ser llenado a la vez que se llena el acuario para los padres, así se logrará que los niveles de pH y dureza del agua sean similares y no afecten el desarrollo de las crías.

La ventaja de este proceso es que el agua está más limpia, aumentando las probabilidades de éxito de los alevines. Sin embargo, con el traslado de los huevecillos se pueden perder algunos, quedando adheridos a plantas, vidrios o incluso en los filtros. Además de que se pueden repartir los huevos en varios acuarios, de esta manera si hay alguna enfermedad no se perderán todas las crías de cabeza de león.

Un acuario incubadora con capacidad de 20 galones o 75 litros de agua, puede albergar fácilmente un aproximado de entre 500 y 750 huevos fecundados.

Huevos de pez cabeza de león. Se puede apreciar claramente cuales están fecundados y los que no se han llenado de hongos.

Antes del cortejo

Para que el proceso de cortejo y reproducción se inicie con buen pie, lo primero que se debe hacer es brindarle a los padres una alimentación rica en nutrientes, así serán fuertes y saludables y mucho más fáciles de reproducir, pues las hembras serán capaces de liberar más huevos, y los machos producirán más esperma que aumentará la tasa de fertilización de los mismos. Además, los alevines serán más fuertes y se desarrollarán mejor.

Para una alimentación adecuada le puedes ofrecer al pez cabeza de león larva de insecto, camarones pequeños o en trozos. Puedes complementar esta dieta con vegetales como espinaca, lechuga, guisantes o arvejas.

El pez cabeza de león se reproduce fácilmente si tiene un ambiente donde se “sientan” las estaciones del año, ya que su ciclo de reproducción está estrechamente ligado con ellas. Si tienes los peces en un acuario con una temperatura estable durante todo el año, las estaciones pasan desapercibidas y no entran en celo.

Existe una forma de desove manual en el pez cabeza de león y todas las variaciones de goldfish, sin embargo este procedimiento debe ser llevado a cabo solo por expertos, pues una mala maniobra puede dañar irreversiblemente al animal, ocasionándole incluso la muerte. Es muy usado en los criaderos comerciales de peces. En el video que se ofrece a continuación es posible apreciar este procedimiento en peces goldfish.

Procedimiento de desove manual en el goldfish

Para regular la temperatura del agua, lo primero es disminuirla de manera gradual y paulatina en varios días como si empezara el otoño e invierno. El pez cabeza de león debe mantenerse en un acuario con una temperatura de aproximadamente 10 ºC por un total de 7 semanas.

Luego de esto, es preciso que se aumente la temperatura poco a poco hasta llegar a los 15 ºC, haciéndole creer al pez cabeza de león que está empezando la primavera. Luego de un par de semanas, se debe seguir aumentando la temperatura gradualmente hasta llegar a los 23 ºC para simular el inicio del verano.

Precaución
Al hacer estos cambios en la temperatura debes ser cuidadoso, no se puede subir o bajar más de 2 ºC al día pues un cambio brusco en la temperatura del agua puede generar mucho estrés en el pez cabeza de león y llegar a ocasionarle la muerte.

Desove y fecundación

Cuando el pez cabeza de león esté preparado para la reproducción notarás un cambio en su conducta, pues empezarán a nadar en grupos de 2 o 3 individuos, en caso de tener varios peces en un solo tanque. También los machos comenzarán a perseguir y acosar a las hembras para que estas se separen del grupo y vayan hacia las plantas.

Una vez la hembra suelta los huevos, el macho procede inmediatamente a expulsar el esperma necesario para fecundarlos. Luego estos descenderán hasta adherirse a las plantas o alguna otra superficie donde estarán inmóviles hasta el momento en el que nacen los alevines.

Generalmente, la reproducción se lleva a cabo en la madrugada, pudiendo extenderse durante el día e incluso durar varios días. Una sola hembra es capaz de soltar entre 5.000 y 10.000 huevecillos en una sola puesta, aunque no todos llegarán a ser fecundados o si no se retiran de los padres a tiempo serán devorados por ellos.

Huevos fecundados

El color de los huevos fertilizados es de un tono amarillo claro pero opaco, mientras que los que no han sido fecundados adquieren un color blanco luego de pasadas 24 horas después de que la hembra los ha puesto, además estos últimos suelen llenarse de hongos haciéndose imprescindible que se les saque del acuario.

Pasados 2 o 3 días de la fecundación, se puede apreciar dentro de los huevos unos pequeños ojitos y un corazón latente. Llegado al 5 día el huevo se empieza a mover siendo posible ver más claramente la pigmentación del embrión.

Entre el día 5 y 7 el huevo se abre haciendo posible que el embrión salga, sin embargo aún no puede nadar fácilmente por lo que pasará 2 días más en reposo antes de poder nadar y buscar alimento.

Los primeros días de vida del alevín se llevan a cabo cambios impresionantes, al principio el pez cabeza de león luce un poco traslucido por no tener escamas pero luego de un mes su cuerpo se empieza a cubrir de escamas, las aletas se desarrollan y se empiezan a notar los cambios de coloración que seguirán durante los primeros 3 años de vida.

El alimento de los alevines

Se requieren para el pez cabeza de león cuidados particulares cuando son muy pequeños. Para que crezcan sanos y fuertes los alevines del pez cabeza de león requieren de una dieta rica y variada.

Durante los primeros días, un excelente alimento que se le puede ofrecer es yema cocida molida, aunque debe darse ocasionalmente y en raciones muy pequeñas para que el agua del acuario no se ensucie mucho. También se le pueden ofrecer trozos muy pequeños de hojuelas comerciales.

Muchas personas prefieren dar de comer a los pequeños pececillos alimento vivo como camarón bebé, gusanos de tierra, tubifex y bloodworm (lombriz de tierra), todos molidos muy bien como si fuera papilla. Además puedes darles alimento comercial especial para alevines. Pero de igual manera, hay quienes prefieren no usar alimento vivo al afirmar que se puede introducir en el agua algún hongo o infección, teniendo consecuencias terribles para los alevines.

Las crías ameritan ser alimentadas de 3 a 6 veces al día las primeras semanas de vida, en intervalos regulares en la mañana, tarde y noche. En la noche es importante dejar la luz encendida mientras se están alimentando, ya que su visión es muy limitada. Luego de cada comida, es importante limpiar el agua del alimento sobrante para evitar contaminaciones que puedan ocasionar en el pez cabeza de león enfermedades.

Infusoria para alevines

Existe un método de alimentación de alevines que es muy popular entre los criadores de habla inglesa, y se trata de la preparación de infusoria. Es muy fácil y le aportará a las pequeñas crías muchos nutrientes y lo mejor de todo es que se puede hacer en casa.

Para hacerla, primero debes llenar tres cuartas partes de una jarra o recipiente con agua que haya sido hervida y reposada hasta enfriar. Luego se añade una cáscara de plátano o banana, también se pueden usar 3 o 4 hojas de lechuga de preferencia las que estén maltratadas y que sean las hojas exteriores. Deja la jarra o recipiente sin tapa en un lugar soleado que esté fuera de la casa, su olor se va a hacer insoportable.

pez cabeza de león

Infusoria para alevines.

En los primeros días, el agua será turbia y su aroma muy apestoso. Luego de dos días el agua se volverá más clara, y a pesar de que el olor no será más agradable tendrá una dulzura que será fácil de detectar.

Para agregar esta preparación al agua del acuario, se puede usar un rellenador de pavo, una jeringa sin aguja o una cuchara. Se conserva durante 3 días máximo, así que si quieres darle de comer de este preparado a tus alevines debes tomar las previsiones y preparar una nueva infusoria cada 2 o 3 días.

Si todavía no te ha quedado muy claro cómo hacer este alimento, puedes observar el siguiente video para aprender a elaborar alimento casero para este tipo de peces.

Alimento casero para peces goldfish

Cuidados en el acuario del pez cabeza de león

Para proporcionar a este pez un lugar adecuado para vivir es necesario tomar en cuenta ciertas consideraciones, la primera de ellas es que se trata de un pez lento para nadar, por lo que lo ideal es no colocarlo con peces más rápidos y competitivos, pues dejarán sin comida al pez cabeza de león, pero además de esto son peces muy pacíficos que pueden tener muy buenas relaciones casi con cualquier pez.

Es importante mencionar que por su cabeza grande se requieren para el pez cabeza de león cuidados adicionales pues se puede ver afectada su respiración,  es por esto que hay que asegurarse de que el agua esté perfectamente oxigenada para facilitarle este trabajo.

En este mismo orden de ideas, el pez cabeza de león amerita de mucho espacio de nado, a pesar de no hacerlo muy bien, así que deberás tener mínimo un acuario de 150 litros por pareja para albergar a este tipo de pez cómodamente. Pero además a este pez le gusta vivir entre varios, por lo que se aconseja tener entre 3 y 4 ejemplares por cada acuario.

La temperatura del agua debe oscilar entre los 15º y los 22º C, mientras que el pH debe encontrarse entre 7,0 y 7,5 para evitar que proliferen en el pez cabeza de león enfermedades asociadas a hongos y bacterias.

Para la decoración del acuario es fundamental tener plantas en la superficie del acuario, pero también algunas plantadas en el sustrato, además de contar con piedras, rocas y cuevas que le brinden refugio al pez cabeza de león.

Como la mayoría de los peces, el pez cabeza de león necesita una iluminación normal y que la luz se apague cuando caiga el sol para simular la noche, solo los alevines requieren dejar la luz encendida en las noches pero esto es hasta que desarrollan por completo su visión.

¿Cuánto vive un pez cabeza de león?
Si eres de los que se están preguntando cuánto vive un pez cabeza de león podemos decirte que si se le cuida bien y se le proveen las condiciones óptimas para su desarrollo este pez puede llegar a vivir entre 5 y 10 años, por supuesto esto está condicionado a las características del hábitat.

Diferencias con los peces tipo ranchú

Existen tres diferentes tipos de peces ranchú: el ranchú chino, el ranchú japonés y el ranchú americano, a este último grupo pertenece el pez cabeza de león, aunque todos están estrechamente relacionados. Hay algunas características que permiten distinguirlos, por ejemplo el ranchú chino tiene la cabeza abultada con un cuerpo un poco más compacto y redondo.

Por su parte, el ranchú americano tiene la curvatura de la espalda más pronunciada mientras que su cuerpo es más angosto y la cabeza más abultada, lo que le hace acreedor de su nombre de pez cabeza de león, pues este abultamiento simula la melena del felino. Finalmente, el pez ranchú japonés se distingue de la variedad china porque en esta última especie la aleta caudal es más pronunciada.

Pero a pesar de estas diferencias también poseen similitudes, como por ejemplo que la curvatura del dorso presenta una súbita caída de algunos centímetros en la parte trasera, casi en la aleta caudal, lo que genera que esta tenga un ángulo apuntando hacia abajo de 45 grados.

pez cabeza de león

Pez cabeza de león versión japonesa en acuario.

Igualmente las aletas son pequeñas y un poco cuadradas. En muchos especímenes la cabeza comienza a crecer a los dos años de edad, extendiéndose este proceso hasta los tres años.

Sus coloraciones son las mismas que podría tener un goldfish habitual, incluyendo una especie como los oranda red cup, con el cuerpo blanco y la cabeza roja. Pero curiosamente es difícil conseguir el pez cabeza de león en color blanco, ya que este color representa la muerte en la cultura china, por lo que ha sido retirado de los procesos de cría y cruce.

Por último ofrecemos a continuación un video descriptivo donde se muestran algunos consejos para mejorar el cuidado de tu pez cabeza de león, el cual servirá para ilustrar mejor la información de este artículo, así como aclarar dudas que hayan podido surgir al respecto y complementar los conocimientos adquiridos.

Cuidados del pez goldfish

Dejame Tu Comentario