Pez bailarina: Características, reproducción, enfermedades, tipos y más

La mayoría de los padres, cuando quieren enseñarles a sus hijos pequeños a tener responsabilidad, les compran un pez bailarina, para tenerlos en su pecera, porque son muy dóciles, y de un cuidado sencillo. Pero ¿conoces bien todos los cuidados que requiere?. Descubre eso y más a continuación.

Características del pez bailarina

No hay una pecera o acuario que no cuente con un pez bailarina al menos, ya que estos tienen una belleza que cuando nadan deja sin palabras a quienes tienen la dicha de contemplarlos. Conocido por algunos como cola de velo, este es uno de los peces más populares por los aficionados a cría en pequeños acuarios o peceras, porque son dueños de una belleza muy difícil de igualar, y muy fáciles de cuidar.

Existen en el pez bailarina características que conforman tres tipos de aspectos básicos que son: metálico, los peces tienen color brillante, parecido a un objeto de metal, por lo que reflejan la luz, debido a la presencia de guanina en su escala de colores.

El segundo aspecto es mate, estos peces carecen de escamas, por lo que no hay nada que refleje la luz en ellos, y por ello es el hecho que sean mate. Y el último aspecto es el  nacarado, que es la combinación de los dos aspectos anteriores, en proporciones aleatorias, lo que produce una escala reflexiva y no reflexiva en el mismo pez bailarina.

Estos, al igual que los peces cíclidos, por lo general tienen una variedad de colores, incluyendo la combinación de ellos; entre estos están naranja, rojo, negro, blanco, amarillo, marrón, rojo, blanco y el vistoso pez bailarina azul también están combinaciones de colores como el negro y rojo, negro rojo y blanco, rojo y blanco, y negro y azul.

El pez bailarina tiene diferentes tipos de ojos, entre los cuales están los ojos normales,  los ojos de telescopio, que son los que se montan encima de un cono, a cada lado de la cabeza; los celestiales, que son muy similares a los telescopio, y tienen la misma función,  pero apuntan hacia arriba.

También figuran los ojos de burbuja, que son considerados como los ojos normales de este tipo de pez, y se distinguen por los sacos grandes y llenos de líquido que se forman a cada lado de la cara, específicamente, bajo cada ojo del pez bailarina.

Otra de las características singulares de los peces bailarinas, son los tipos de cola con los que estos cuentan, entre las cuales están, la cola simple, que es la forma más común, la cual está moderadamente bifurcada y redondeada en los bordes.

También cuentan con la cola del cometa, que es dos o tres veces más larga que la cola simple, con una marcada bifurcación y a diferencia de la cola simple, que tiene los bordes redondeados, esta tiene las puntas puntiagudas. La cola shubunkin es una cola larga similar a la cola del cometa, pero tiene los bordes redondeados, lo que le da la apariencia de ser más llena que esta.

pez bailarina-7

Pez bailarina cola de velo

El pez bailarina también cuenta con una cola doble, la cual posee dos lóbulos distintos, que no están unidos entre sí, y sus bordes también están redondeados; su tamaño puede variar, llegando incluso a doblar la longitud de su cuerpo.

Dependiendo de la variedad, se puede encontrar en la bailarina pez con bifurcación de la cola que puede variar significativamente, y esta puede no ser redondeada, lo que le da una apariencia de cola de cabeza de león, pero con una marcada forma de «X» cuando se puede contemplar desde atrás.

También este tipo de cola suele tener una modificación, dependiendo de la longitud corporal del pez, no existe la bifurcación en ella, y por este motivo se produce un borde recto, y de allí su nombre, cola de velo. Observa la cola del pez bailarina nadando en la pecera, en el video que se ofrece a continuación.

Pez bailarina en el acuario

La mayoría de los peces bailarinas, tienen un crecimiento de la cabeza en forma de frambuesa, lo que les da una apariencia muy distinta a los demás; pero al igual que los ojos y la cola, estas también tienen diferentes formas de cabeza, como la cabeza de ganso, cuyo crecimiento es limitado en su parte superior.

La cabeza de tigre, es otra de las apariencias de la cabeza del pez bailarina, y tiene que ver con el crecimiento de esta, así como de sus mejillas. De la misma manera, estos peces cuentan con la cabeza de león, en donde es más frecuente el crecimiento de la parte superior de la cabeza, así como de sus opérculos y mejillas.

Es el bailarina pez que tiene una aleta dorsal situada en la parte posterior de su cuerpo, sin embargo, en las variedades como el cabeza de león, y el celestial, esta aleta no está presente; y en ellas, la espalda se arquea levemente, hasta que alcanza el pedúnculo caudal, y su cola se encuentra en un ángulo de cuarenta y cinco grados, muy similar al pez escorpión o león. En el caso del cabeza de león, la espalda es mucho más recta, y por ende, su cola se encuentra en un ángulo mucho menor que el anterior.

¿Cuánto vive un pez bailarina?
Para aquellas personas que se están preguntando cuánto vive un pez bailarina es necesario que sepan que este es un pez que en condiciones normales y con los cuidados adecuados, puede llegar a vivir hasta diez años aunque su esperanza de vida media gira entorno a los siete.  

Crecimiento del pez bailarina

Estos peces han sido criados selectivamente con una serie de características que les permiten sobrevivir; comenzando con un ramo narial, que crece en la nariz de los peces, y cuando estos son adultos, son muy semejantes a un pom pom.

También cuentan con una incrustación en cada escala del pez, la cual se visualiza como una miniatura, cuando el pez copula. De la misma manera que los peces teleósteos, las características del cuerpo de estos peces varían dependiendo del tipo, e incluso de la misma variedad, por lo que es muy difícil definir la conformación del cuerpo de estos.

La forma más común para la mayoría de los peces bailarina, es la forma de torpedo básico; luego de ella, le sigue la forma de huevo, que limita el perfil redondeado de los peces, y se puede apreciar en algunas variedades del telescopio, en los peces bailarina perlas, en los celestiales, y en los ojos de burbuja.

También estos peces cuentan con una forma redondeada, y cuerpo grueso en el pedúnculo caudal; y su cola tiene más apariencia de cuerpo, que de cola en sí misma.

Reproducción

Se conoce que cuando las hembras están listas para el cortejo, comienzan a nadar en grupos de ellas, por lo que el macho tiene que ser muy hábil, para separar a una del grupo, y tratar de dirigirla hacia la vegetación. Si la hembra lo acepta, tendrá éxito, y si no, tendrá que probar con otra hembra.

El macho tiene que esmerarse mucho en la conquista de su hembra, porque es a base de un buen cortejo que la hembra decide si expulsa sus huevos, o no. En caso de tener suerte con ella, una vez que esta expulsa sus huevos, enseguida el macho suelta su esperma con la finalidad de fertilizar a un buen número de estos.

Luego de ser fertilizados los huevos, comienzan a descender, quedándose adheridos no solo a las plantas, sino también a las zonas por donde estos pasen, y allí permanecerán, sin moverse, hasta que estos maduren y por fin nazcan los alevines.

pez bailarina-10

Hembras nadando juntas

Si usted desea ver este proceso en su pecera, tendrá que desvelarse, porque normalmente esto sucede en las horas de la madrugada; en donde una hembra de pez bailarina puede desovar con facilidad, entre cinco mil y diez mil huevecillos en una sola puesta. Pero estos deben ser retirados del alcance de sus padres a tiempo, porque son ellos quienes se comen un gran número de ellos.

En el video que se ofrece a continuación es posible observar cómo es el cortejo de los peces bailarina, recomendamos a nuestros lectores que se tomen el tiempo de apreciar estas imágenes, ya que servirán para ilustrar la información que ha sido descrita hasta el momento en referencia a la reproducción de esta especie.

Cortejo de los peces bailarina

Desarrollo de los huevos

Los huevos  fertilizados del pez bailarina al igual que los del pez bagre o gato,  pueden ser de un tono claro o un amarillo opaco, mientras que los que no han sido fertilizados tienen una apariencia de blanco opaco. A continuación se describe una cronología de su evolución a partir de la fertilización:

  • Luego de haber transcurrido un día de ser expulsados por la hembra estos deben ser extraídos de la pecera, porque se llenan de hongos y contaminan la misma.
  • Luego de transcurrir dos o tres días de haber sido fertilizados, a través del huevecillo se pueden ver los ojos y cómo late el corazón del pez, y comenzando el quinto día, se comienza a mover y se vislumbra la pigmentación del embrión.
  • Entre el sexto y séptimo día, el huevo eclosiona, y emerge el embrión; y aunque este se mueve, aún no puede nadar con facilidad, por lo que pasarán dos días más para que pueda nadar en busca de su alimento.
  • Cuando cumple un mes de nacido, ya comienza a adquirir la apariencia de un pez bailarina, cubriéndose de escamas su cuerpo, y desarrollando las aletas. La coloración de este pez se llevará a cabo durante los primeros tres años de vida.

Reproducción en el acuario

Lo más indispensable para que los peces bailarina se reproduzcan con éxito, es una buena alimentación de los padres, porque esto hará que la hembra produzca muchos más huevos; y los machos la suficiente esperma para fertilizarlos.

Los peces entran en celo cuando sienten los cambios de temperatura propios del otoño y el invierno, por esta razón, se debe tener especial cuidado en la temperatura del agua de la pecera, porque mientras se mantenga a una misma medida, no notarán ningún tipo de cambio en el agua.

Por ello se debe realizar un disminución de forma gradual de la temperatura de la pecera, durante varios días, para tratar de simular estas estaciones del año, y lo más importante, para que las hembras puedan sentir el cambio, y por naturaleza entren en celo.

Los peces deben tener una temperatura de diez grados durante siete semanas para que se puedan habituar, y luego de ello se debe ir acondicionando la temperatura hasta llegar a los quince grados, sin subir más de dos grados por día. Esto es con la finalidad de simular la primavera, y luego al bajar los grados, simulamos el verano.

pez bailarina-12

Cuidado de la cría

Durante los primeros doce días de vida, los alevines pueden vivir en una pecera que no esté muy poblada, sin ningún tipo de problemas, ya que pueden contar con alimento; pero es necesario cambiar el agua regularmente, así como mantener la pecera bien aireada, y filtrada.

En una pecera de veinte galones, se puede tener quinientos alevines con facilidad, pero se debe tener en cuenta, que estos crecen muy rápido, por lo que se deben tomar previsiones. Luego de los doce días se debe realizar una selección, apartando los alevines que estén defectuosos, que bien puede ser el uno por ciento de la población, o el noventa y nueve de ella.

Luego de la primera selección, se deben separar por peceras, con una densidad recomendable de cien alevines por ciento cuarenta y cuatro pulgadas cuadradas; y continuar realizando selecciones semanalmente, para solo quedarse con los mejores especímenes. Cuando cumplen un mes de vida, se deben tener solo treinta alevines en el mismo espacio; y a los dos meses ya deben contar con un espacio similar al de los peces adultos.

Alimentación de los alevines
Los alevines necesitan de una dieta rica y balanceada, para que puedan crecer fuertes y saludables. Para ello se recomienda en los primeros días de vida, ofrecerles huevo hervido, hasta que esté endurecido. También se les puede dar yema de huevo molida, pero en muy pocas ocasiones, porque esta ensucia muy rápidamente el agua de nuestra pecera.
pez bailarina-9

Pez bailarina

Según algunos expertos, se les debe proporcionar también a los alevines, alimento vivo, ya que esta es una fuente de proteínas que ellos necesitan, por lo que se sugiere ofrecerles gusanos de tierra, molidos, tubifex y bloodworm.

Otros prefieren preparar un cultivo de bacterias conocido como infusoria, la cual consta de agua hervida, con lechuga y conchas de cambur (banana), que se dejan al aire libre por tres días, para luego suministrala por cucharadas a la pecera. Se prefiere este tipo de alimento vivo, porque estos pueden introducir cualquier tipo de hongo o infección, y los alevines no tienen aún las defensas para sobrevivir a ellos.

Los alevines se deben alimentar tres veces al día durante las primeras semanas de vida, y en la noche se les debe dejar encendida una luz mientras se alimentan, ya que no tienen muy bien desarrollado su sentido de la vista. Una vez que han terminado de comer, se les debe retirar el resto de comida, para preservar por más tiempo el agua de nuestra pecera.

Se debe tener presente, que los alevines son débiles y sensibles a los cambios bruscos de temperatura y de condiciones del agua, cualquier alteración de estas dos condiciones, puede acabar con la vida de todos los que estén viviendo en el acuario. En el video que se presenta a continuación se pueden observar una gran cantidad de alevines en la pecera.

Alevines bailarina

Enfermedades más comunes de los peces bailarina

La mayoría de los peces de acuario son muy susceptibles a una gran variedad de enfermedades, lo que representa un problema muy serio para los dueños de las peceras, ya que esto representa una inversión muy fuerte para el bolsillo, debido a que tanto el diagnóstico como los exámenes y medicinas son más costosos incluso, que el valor de un pez normalmente, sin contar los honorarios profesionales del veterinario.

Cuando hay demasiados peces en un espacio muy reducido, el ambiente es propicio para que se cree un cultivo de enfermedades que puede afectar a uno, o todos los peces del ecosistema.

Un ciclo de nitrógeno inapropiado, las plantas que no son las más adecuadas para la pecera, y el suministro de alimento vivo sin precaución, pueden ser la causa de la mayoría de las enfermedades que suelen padecer los habitantes de las peceras; la buena noticia de todo esto, es que todas estas enfermedades se pueden evitar, tan solo prestando más atención al cuidado de nuestros peces. Algunas de las enfermedades más comunes del pez bailarina son las siguientes:

  • Algodoncillo.
  • Enfermedad columnar.
  • Ulceración de la piel.
  • Enfermedad parasitaria.
  • Podredumbre de las aletas.
  • Septicemia hemorrágica.
  • Enfermedad de ICH o punto blanco.

En el video que se ofrece a continuación se destacan las enfermedades más comunes que suelen padecer los peces en el acuario y que fueron mencionadas anteriormente, asimismo se indican sus manifestaciones para identificarlas a tiempo, así como los tratamientos que corresponden para salvarle la vida a nuestros peces y conseguir su pronta recuperación.

Enfermedades y tratamientos para peces

Principales causas de las enfermedades

Las principales causas por las que se suelen enfermar los peces en cautiverio incluyen el mal cuidado que se les da a los acuarios o peceras. Es por ello que las principales enfermedades tienen que ver con infecciones por hongos, y por moho; los trastornos producidos por los parásitos, y también otras infecciones de origen externo.

También están los trastornos virales, que tienen que ver con las condiciones del agua directamente, tales como temperatura, pH, y envenenamiento causado por amoniaco; cuando empleamos adornos en la pecera que han utilizado pinturas nocivas para los peces, y lo peor de todo, cuando los peces están malnutridos.

¿Cómo prevenir las enfermedades?

La prevención es mucho más sencilla que tener que invertir una gran cantidad de dinero en tratamientos, que muchas veces no da el resultado que estamos esperando. Esta tiene que ver principalmente con el mantenimiento de la pecera, y a evitar la sobrepoblación del acuario o estanque.

pez bailarina-4

Pez bailarina en la pecera

La principal estrategia preventiva consiste en tener el máximo de cuidado al introducir nuevas especies al acuario, así como plantas y adornos que puedan estar infectados, por lo que si es posible debemos primero tenerlos en cuarentena, antes de reunirlos con los miembros de la pecera; y una vez que pasen la cuarentena, desechar el agua, y colocarlos solo a ellos en el acuario.

De la misma manera debemos tener cuidado a la hora de colocarles el alimento a nuestros peces, y más si se trata de lechuga o cualquier otro vegetal que pueda estar contaminado; por lo que se debe lavar muy bien, y retirar el exceso de agua, antes de introducirlo en la pecera.

Cuando limpiamos nuestro estanque o pecera, debemos tener cuidado de retirar muy bien el jabón o detergente, o si es posible, evitar utilizarlos, porque los residuos de este en las paredes de la pecera, pueden dañar seriamente a nuestro pez bailarina.

Tratamiento y cura de los peces

En algunas ocasiones resulta muy sencillo detectar el tipo de enfermedad, ya que esta se hace evidente en el cuerpo del pez, como es el caso de la podredumbre de la cola y las aletas, por lo que podemos tomar las previsiones necesarias para solventar la situación. Pero en otros casos es mucho más difícil, y debemos recurrir a equipos y pruebas especiales para dar con el diagnóstico de los peces enfermos.

Lo primero que se debe hacer al notar cualquier tipo de enfermedad, es aislar al ejemplar que la padece, con el fin de prevenir su propagación en el resto de los peces. Además, también es más fácil colocar los fármacos al agua para que estos no dañen el ciclo de nitrógeno de la pecera.

Sin embargo, también podemos tratar dándole baños cortos en un envase que contenga el agua tratada. Algunas personas suelen utilizar sal de la cocina, para dar baños de sales, pero esto puede resultar contraproducente, porque esta sal puede estar tratada con químicos que resulten prejudiciales para el pez. Por esta razón, es mejor utilizar la sal kosher o sal de roca, para realizar estos baños a los peces.

En algunas ocasiones resulta beneficioso aumentar gradualmente la temperatura, porque esto puede matar a determinados parásitos; pero igualmente resulta contraproducente, porque ciertos peces no toleran las altas temperaturas, por lo que se sugiere mejor la aireación, ya que esta disuelve menos oxígeno en agua caliente. Aprende cómo curar peces enfermos con los trucos útiles que se ofrecen en el siguiente video.

Curar úlceras en peces

Tipos de peces bailarinas

Estos peces son los preferidos de muchas personas, porque se encuentran en diferentes colores y variadas formas y tamaños, por ello, en los acuarios y peceras siempre hay más de un tipo de ellos. En total hay ocho tipos de peces bailarinas, cada una de ellas será descrita con detalle a continuación:

Pez bailarina común: También conocido como carpín dorado, carpa dorado o pez dorado, es de agua dulce, y fue el primero que domesticó el hombre; por eso es el más común en todas las peceras de los aficionados. Tiene una expectativa de vida de cinco a diez años.

Pez bailarina cometa: Este es un pez que se cría solamente en cautiverio; es de agua fría, por lo que no son compatibles con los peces tropicales. Son lentos a pesar de tener un gran tamaño, por eso requieren una pecera que al menos tenga cuarenta litros, para que pueda vivir y desarrollarse bien. Puede alcanzar los veinte centímetros de largo, y llegar a vivir entre cinco y diez años.

Pez bailarina shubunkin: Su nombre proviene del japonés, y significa rojo, su cuerpo es alargado y esbelto, y tiene una coloración con la combinación del negro, rojo, amarillo, y blanco; siendo los más costosos los que tienen una coloración más oscura. Pueden vivir de diez a veinte años.

Pez bailarina cola de velo o veiltail: Es el más fácil de reconocer, porque su cuerpo es ovoide, y se encuentran en este pez bailarina características aletas y cola que están inclinadas hacia abajo, asemejan a un velo en el agua. Mientras más largas son estas, mucho más hermoso es el pez. Puede alcanzar los quince centímetros de largo, sin medir la cola, y tiene una expectativa de vida de entre cinco y diez años.

Pez bailarina celestial: Aunque hay quienes afirman que proviene de Corea, su origen es incierto. Su nombre se debe a la posición de los ojos mirando hacia el cielo; y por ello su visión frontal y lateral es muy deficiente. Es por ello, que cuando viven en la pecera, se les debe poner el alimento muy cerca, porque si no pasará desapercibido para él. Este pez puede llegar a medir quince centímetros de largo sin medir la cola, y tiene una expectativa de vida de cinco a diez años.

Pez bailarina escama de perla: Tiene un cuerpo muy similar al pez bailarina cola de velo, pero es un poco más corto y gordo, por lo que tiene la apariencia de una pelota. Recibe este nombre, porque la mitad de su cuerpo está recubierto por una gran cantidad de escamas, las cuales tienen el aspecto de perlas, cubriendo la mitad del cuerpo del pez. El pez escama de perla, puede medir veinte centímetros de largo, y tiene una expectativa de vida de cinco a diez años.

Pez bailarina telescopio: Este es mejor conocido como telescopio, y es oriundo de china; se puede identificar por sus ojos que sobresalen a ambos lados de su cabeza, dándoles una apariencia única y singular. Aunque reciben este nombre, estos peces tienen una visión muy limitada. Tienen una gran variedad de colores, y alcanzan los veinte centímetros de largo, y tiene una expectativa de vida de cinco a diez años.

Pez bailarina ojos de burbuja: También es fácil de distinguir, porque tiene dos sacos llenos de líquido debajo de ambos ojos, que por lo general son normales, pero en ocasiones, por culpa del líquido alojado en los sacos, estos se mueven hacia la parte de arriba de la cabeza. Estos peces pueden medir trece centímetros de largo, y llegar a vivir por cinco o diez años.

Dejame Tu Comentario