Pez abisal o demonio: Características, especies, hábitat, tipos y más

El pez abisal o demonio es una de las especies que merodean en las profundidades del mar. Este es uno de los peces más curiosos y únicos que existen en el fondo marino. Su nombre hace honor a su particular aspecto, grandes dientes y su fisionomía realmente monstruosa. Indudablemente, el pez abisal o demonio es animal que procediera del inframundo, y lo cierto es que el hábitat en el que suele vivir también influye para que estos peces, en altas profundidades marinas. Otros lo llaman demonio del mar o pez ogro.

El pez abisal o demonio también es conocido científicamente como Melanocetus Johnsonii. Esta especie es llamada de dicha manera por una pequeña lamparita que le permite iluminar las profundidades oscuras en la que vive. Si hay un aspecto que llama la atención del pez abisal o demonio es la capacidad de generar luz a través de las bacterias que se adhieren al mismo. Cabe destacar que el pez abisal no es la única especie, pues se ha convertido en una categoría para llamar a los extraños  animales marinos de las profundidades.

pez abisal o demonio

Pez abisal o demonio

Taxonomía

La taxonomía del pez abisal o demonio es todavía un enigma. Pues la verdad es que existe un gran desconocimiento de esta especie. Sólo se sabe a grandes rasgos su origen.

Tambien Te Recomiendo...

En primer lugar, es una especie que forma parte del reino animalia, es decir, en el reino en el que se congregan todos los animales. Y, en segundo lugar, los peces abisales se inscriben dentro de los chordatas, cuyo nombre obedece al grupo taxonómico filo. En tercer lugar, se encuentra la clase, estos ejemplares submarinos pertenecen a los Actinopterygii.

Continuando con la derivación del origen del pez abisal o demonio, está en cuarto lugar, el orden llamado lophiiformes, estos son los tipos de peces que  poseen una boca muy pronunciada, lo que incide en la forma de su cabeza, ya que es realmente grande y dista del resto del cuerpo, además, sus aletas no poseen espinas en comparación a otros animales acuáticos. Estas características nos permite esbozar con mayor especificidad rasgos originarios del pez abisal o demonio. Para finalizar, la genealogía de esta especie se suma, en quinto lugar, que dichos peces poseen un grupo familiar llamado como melanocetidae, del cual deriva tanto el género melanocetus y el nombre de la especie como M. Johnsonii.

Características generales del pez abisal o demonio

Anatomía del pez abisal o demonio

Anatomía del pez abisal o demonio

Las características del pez abisal o demonio engloban una serie de rasgos particulares. Pues esta especie es única dentro de las rarezas que existen en el fondo marino.

Veamos a continuación pequeñas especificaciones sobre este incógnito  y monstruoso animal:

  • El medio físico en el que viven incide drásticamente en su fisionomía. Las altas presiones que existen en la profundidad del mar hace que la gran mayoría de los peces abisales que se conocen en la actualidad posean un cuerpo blando. Para ejemplificar esta característica dentro de la fauna abisal, está el pulpo dumbo, un espécimen de los animales marinos extraños y curiosos del planeta.
  • Hay otro aspecto destacable sobre el cuerpo del pez abisal, pues  gran parte de su cuerpo gelatinoso, pero no se descarta que algunas especies tengan formaciones óseas muy pequeñas. Y en caso de carecer de huesos, pues estos forman parte de las especies invertebradas. Una de las razones por las que estos peces no tienen huesos se debe a la falta de nutrientes en su alimentación, especialmente de calcio y vitamina D. Sin estos dos componentes es difícil que el pez pueda mantener huesos fuertes y, por su puesto, se desarrolle sus espinas.
  • El pez abisal o demonio se caracteriza por tener una cavidad bucal gigante.

    Cavidad bucal del pez abisal o demonio

    Cavidad bucal del pez abisal o demonio

  • Por otra parte, no solo se trata de su boca grande, también poseen unos dientes pronunciados y filosos. Estos parecieran que no obedecieran a algún orden específico, lo cual ocasiona que el pez abisal tenga una apariencia aterradora y peligrosa.
  • Su reproducción no es en masas ni muy seguida, ya que se caracteriza por tener una gestación un poco tardía y en pocas proporciones. Hecho que incide notablemente en la población de esta especie. No son de gran proliferación en el fondo oceánico.
  • En cuanto a la visión de la especie abisal se caracteriza por tener ojos pocos desarrollados, de manera que la pequeña lámpara, les sirve de ayuda para poderse guiar cuando nadan.  Los peces demonios  tienen formaciones oculares muy pequeñas, hecho que los limita su visualidad. Los ojos del pez abisal o demonio son de color rojo, y hace que estos sean imperceptibles.

Coloración

Tez del pez abisal o demonio

Tez del pez abisal o demonio

Los peces abisales tienen una coloración opaca, es decir,  tienen una piel muy cercana al negro. Sin embargo, ha sido difícil destacar con exactitud el color del mismo, ya que esta especie suele camuflarse en el océano.  Estos suelen tener manchar verduscas, pero el hecho es que estos no tiene que ver con la piel directamente, sino en las millones de bacterias que se depositan en el cuerpo del pez. La acumulación de las bacterias son capaces de funcionar como pequeños focos de luz a causa de reacciones químicas que hay entre cada una de ellas. Pues no se trata de bacterias comunes, estas tienen la facultad de ser bioluminiscentes.

Tamaño

El pez abisal o demonio  tiene un tamaño pequeño. Su tamaño aproximado está entre los 12 hasta los 30 centímetros de longitud.  Sin embargo, lo más normal es hallar peces  de 20 centímetros. Sobre este aspecto, los peces abisales presentan distinción notable, como la gran mayoría de los peces presentan dimorfismo sexual, es decir, rasgos únicos según el género. Uno de ellos es la escala  que presentan las hembras al lado de los machos, pues estas son mucho más grandes, lo cual es una de las características que suelen compartir casi todas las especies acuáticas.

Lámpara

Lámpara del pez abisal o demonio

Lámpara del pez abisal o demonio

Los peces abisales tienen una pequeña antena que sobresale desde la cabeza, específicamente desde la nariz y posee una forma curva descendente. En el extremo de esta formación se congregan gran cantidad de bacterias capaces de producir luz por sí mismas, también suelen estar en la parte cóncava de los pequeños ojos del pez, lo cual es un beneficio total para los peces demonios, ya que estos tienen dificultad para poder ver. De manera que con ayuda de la luz que las bacterias emiten, los peces pueden nadar sin problema alguno. También hay otros peces que poseen estas característica y son variaciones y conocidos como el pez linterna.

Tambien Te Recomiendo...

Por otro lado, esto lleva a desechar cualquier tabú con respecto a la lámpara de los peces abisales. Específicamente aquél que permanece en el imaginario popular al considerar que los  estos peces poseen una especie de bombillo o foco. Aspecto que, hemos visto, es incierto, los peces abisales son tienen un foco luminiscente y tampoco ellos los causantes de producir energía lumínica.

También hay otro asunto importante sobre la convivencia que existe entre las bacterias y el pez abisal y es que estas se nutren de la sangre del pez sin causar problemas de salud. Más bien, la coexistencia representan un real provecho para ambos.

En el siguiente enlace audiovisual podrás ver un micro documental sobre las características más resaltantes del monstruo abisal. Si deseas ver el pez demonio desde otra perspectiva no te pierdas algunas curiosidades importantes que no puedes obviar de este peculiar animal.

Hábitat

Los peces abisales o demonio habitan lugares insospechados, aquellos en los que dudaríamos que existiese algún tipo de animal marino. Esto nos demuestra que el mar nunca esta deshabitado totalmente, pues en sus agua siempre se encuentran seres extraños que hacen vida en dichos lugares.  A partir de los 1000 metros de profundidad se hallan estos terroríficos peces. No obstante, los científicos especializados en biología marina destacan que estos peces viven en lugares mucho más hondos, estos pueden permanecer el fondo marino entre los 3000 hasta 4000 metros.

Además, el hábitat de los peces demonio no sólo se destacan por la profundidad, también por la temperatura  en la que se mantienen estas agua.  La temperatura del medio acuático en el que viven es de 5 a 1 grado centígrado, casi al punto de congelación.

Las condiciones del hábitat son las que han determinado el nombre tanto de los peces como del lugar. Se dice abisal por la profundidad, las condiciones extremas, esto es, un lugar extremamente aislado, localizado en lo más recóndito del mundo marino, es decir en la zona abisopelágica, además se caracteriza por estar en total oscuridad, pero que a veces es iluminado por material orgánico  esparcido en el misma, por esas bacterias luminosas que residen en el pez abisal y, por su puesto, no queda a un lado la bajas temperaturas que impera en estas aguas oceánicas.

En la siguiente reproducción podrás ver un catálogo música + fotografías de las especies que viven en estos abismos marinos.

Distribución geográfica

Las zonas geográfica en la que suele ubicarse con mayor regularidad los peces abisales son en aguas abiertas, por ejemplo:

  • Océano pacífico
  • Alrededor del mar Rojo
  • Profundidades del océano índico

Adaptación

Los peces abisales o demonio tienen una capacidad natural de adaptarse al medio. O mejor dicho es un animal producto del lugar en el que se encuentra. Sus apariencia monstruosa así lo demuestra asemejan a una especie que derivara de alguna historia de terrorífica. Lo cierto de esto, es que este pez tiene la facultad de habitar en estas zonas abisales y estar en condiciones extremas.

Imagen del pez abisal o demonio

Imagen del pez abisal o demonio

Uno de los aspecto que le permite continuar en este tipo de medio es que el metabolismo de estos animales abisales es muy lento. De manera que no requieren de una alimentación constante, lo cual resuelve una problemática mayor, pues en estos lugares la comida es muy escasa, por lo tanto no presentar regularidad a la hora de comer. De lo contrario, el pez abisal o demonio moriría fácilmente de inacción si este procesara los alimentos muy rápido. Bajo esta manera de digerir los alimentos, este animal tiene la posibilidad de permanecer muchos años y tener una larga vida.

No sólo su metabolismo es el único que se adaptado al hábitat, también sus órganos  y la posibilidad de radicar en sí bacterias luminiscentes. Pues el fondo marino es muy oscuro y requiere de luz, de manera que en ellos residen estas pequeños microorganismos que le permiten iluminar su entorno. Además es un mecanismo provechoso para los peces abisales porque estos son prácticamente ciegos.

Otra de los rasgos que presentan estas especies abisales es que estos poseen piel adaptada a la presión que existe en el fondo del mar. Por lo tanto, la piel de estos peces abisales tienen un gran porcentaje de agua, lo cual es favorable para esta especie por las alta densidad en el agua.

Reproducción

Los peces abisales o demonios son animales solitarios, pero esto acaba cuando consiguen su pareja. Una vez que ellos crean ese lazo, estos permanecen juntos.

Tambien Te Recomiendo...

Reproducción del pez abisal o demonio

Reproducción del pez abisal o demonio

Sobre la reproducción de esta especie se tienen escasos datos en cuanto a la cantidad de desove y la duración de la incubación. Sin embargo, no se descarta es que sea una especie que no se reproduce con mucha frecuencia y en grandes cantidades. Estas especies aún son un completo enigma, tanto así que  anualmente se descubren nuevas especies que habitan en las zonas abisales, sobre todo porque es lugar al que no se tiene fácil acceso.

Sin embargo hay algo que se sabe sobre la reproducción de estos peces es el macho muerde a la altura del vientre de la hembra para aparearse, luego de esto, se unen de tal manera que se convierten en un apéndice del otro.

Ahora bien, los peces abisales presentan un comportamiento usual mientras se encuentran en pareja. La hembra es quien posee la tutela y el resguardo del otro, cuya actitud se debe al tamaño o la proporción mucho mayor de la misma. Esta manera de actuar es común entre los seres, el tamaño es un requisito para demostrar respeto y superioridad. En el momento que se ven amenazados por la presencia de otro pez, esta se dirige en medio de la oscuridad y con la ayuda de  su pequeña lámpara proyecta su aspecto terrorífico para ahuyentar cualquier amenaza posible. Este es el mecanismo de proyección que tienen los peces demonios para mantenerse con vida y fuera de peligro.

Hábitos

Los peces abisales o demonios presentan hábitos que van de acuerdo a ese lugar enigmático. Estos actúan muy sobriamente ante las posibilidades de peligro, especialmente porque son ejemplares muy pequeños y se convierten en el alimento principal de sus depredadores. La oscuridad existente en la zona abisal, es para estos peces es de ayuda, ya que les permite camuflarse perfectamente. Ahora, cuando se encuentran en un momento inadecuado, la proyección de su aspecto, el escudo de proyección.

Pez abisal real

Pez abisal real

Entre otro de los hábitos que tienen los peces abisales o demonio es la actividad nocturna. Lo que lleva a considerar que es una especie que presenta un modo de vida un tanto invertido. En las noches ellos salen  a nadar, buscar comida, mientras que en las horas del día, estos peces permanecen en sus cuevas.

Aquí tienes un vídeo totalmente inédito, ¡nunca antes visto!, estas son las imágenes de un pez abisal o demonio en  su hábitat natural.  Hay pocas reproducciones sobre las criaturas que viven en la zona abisal, dado que este lugar es casi un territorio  no sólo de grandes riesgos, sino de hazañas científicas dado a la presión que existe en estas tierras. Esta filmación fue auspiciada por el centro de investigaciones del acuario ubicado en Monterrey, estado mexicano.

Las imágenes capturadas se deben al equipo remoto Doc Ricketts. Este pez abisal se encuentra a unos 600 metros, poca profundidad a lo que esta especie suele estar acostumbrada a estar. No dejes de ver este vídeo que muestra cómo este pez nada hacia tu hogar.

Alimentación

La alimentación del pez abisal o demonio es irregular, pues en las  profundidades en la que habita son escasos los alimentos que puede conseguir. Entre las posibilidades están: los restos despedazados por otras especies en la zonas no tan hondas en la que ellos habitan. Estos sedimentos orgánicos descienden poco a poco hasta llega hasta esta vasta profundidad abisal.

Además, esta especie suele alimentarse de zooplancton tanto vegetal como animal. Este es una gran gama de pequeños microorganismos u animales completamente desarrollados como los pequeños crustáceos y moluscos. También se suma a esta categoría esponja de mar o gusanos.

Tipos de peces abisales

La fauna abisal está conformada por varios especímenes únicos y realmente curiosos. Estos animales extraños y de aspecto terrorífico tienen varias especies representativas además del pez abisal o demonio por excelencia. Pues hay otro grupo de animales que representan la fauna abisal.

Algunas especies abisales se caracterizan por ser peces raros y no sólo en el océano, sino en toda la fauna tanto marina como terrestre. Estos con algunos ejemplares que sorprenden: el pez dragón, el gusano de tubo gigante, pulpo telescopio y el pulpo dumbo y la esponja globo verde.

Pez dragón

pez abisal dragón

Pez abisal dragón

El pez dragón  presenta un cuerpo alargado que recuerda a una especie mítica  o una especie de serpiente con cabeza demoníaca en forma de pez carnívoro y amenazador. Este tipo de pez vive bajo  densas profundidades marinas a la cual se le conoce como la zona abisal de los océanos.

El pez dragón es conocido en biología  o científicamente por el nombre de Stomias boa, segundo nombre hace referencia a lo dicho anteriormente, a su apariencia muy semejante a la de los ofidios. El pez dragón tiene una longitud aproximada de 40 centímentros, sin embargo, el tamaño puede ser mejor, todo dependerá del la familia a la que pertenezca, pues esta especie tiene 3 grupos: la primera llamada como S. boa boa; la segunda conocida como S. boa colibrinus, y tercera, la S. boa ferox.

Gusano de tubo gigante 

Fauna abisal

Fauna abisal

El gusano de tubo gigante es una de las especie más curiosa morfológicamente porque su apariencia hace creer que no se trata de un gusano, sino de una planta, pero no es así. Este tipo de gusano, tiene encierra dentro de su formación tubular miles de bacterias ubicadas en un pequeña bolsa denominada como trofosoma. Los gusanos suelen tener una longitud tan pronunciada que pueden medir hasta 2 metros y 70 centímetros el cual culmina con una especie de punta rojiza y posee un diámetro de 4 centímetros.  Estos se encuentran adheridos en el fondo del océano, y vivir en profundidades que vayan entre los 2000 hasta los 4000 metros.  Regularmente los gusanos tubícola posee, como cualquier otra especie, su nombre científico: Riftia Pachyptila.

Esponja globo verde

Otra de las especies que componen la fauna abisal es la esponja globo verde. Esta es una de las especies que vive hasta los 1200 metros de profundidad. La esponja globo verde forma parte de los animales invertebrados que se adhieren o buscan otro tipo de soporte para mantenerse en la profundidad, por ejemplo, en arrecifes, rocas, o en el suelo marino. El tamaño de la esta especie  suele tomar un alcance de 12 centímetros de diámetro.

Si deseas conocer un el ranking sobre la fauna abisal, a continuación te dejamos un top 10 sobre los animales abisales  más extraños del mundo. Conoce muchas más especies que viven en las profundidades de todos los océanos de nuestra tierra.

Esponja globo verde

Esponja globo verde

Pulpo dumbo

El pulpo dumbo no es como cualquier pulpo, pues este tiene una particularidad distintiva de los demás octópodos: unas aletas en la cabeza. Las formaciones que tiene el pulpo dumbo saca a colación un imaginario infantil, al pequeño elefante que pertenecía a un circo, al dumbo de Walt Disney.  Estas pequeñas aletas le permite dirigir con mayor precisión su dirección. Esta especie presenta sus 8  tentáculos característicos y  llega a crecer hasta los 20 centímetros.

El pulpo dumbo es unos de los animales que puede estar en profundidades lejanas. Tal vez poco visitadas por  otras especies. El hábitat de esta especie abisal ronda entre los 3000 a 5000 metros.

Pulpo dumbo

Pulpo dumbo

Pulpo telescopio

El pulpo telescopio es una de los moluscos más sorprendentes, ya que su apariencia casi es imperceptible a excepción de ojos  rojizos. Este posee un cuerpo transparente, sin pigmentación alguna. Su nombre se debe al hecho de la forma que tienen los ojos, estos se presentan como pequeños tubos rojizos. Este animal puede llegar a medir hasta 30 centímetros de longitud y suele vivir en las profundidades del océano índico.

Curiosidades sobre la fauna abisal

Veamos algunas curiosidades extras sobre la  fauna abisal, así como tal hemos mencionado con el pez abisal o demonio.

  • El anchuroso  océano es un espacio ideal para que estas crituras abisales sean excelentes nadadoras. Ejemplo de ello es el pulpo dumbo y el pez abisal macho. Cuando estos último se encuentran en pareja, la hembra se queda estática en un punto mientras que el macho recorre la zona y caza sus presas. La actividad de desplazamiento por parte del abisal hembra, es casi nulo, gran parte del tiempo  se encuentra en un sólo punto para capturar insospechadamente sus alimentos.
  • La esponja globo verde tiene la facultad de dividirse en pequeñas secciones. Cada una de estas secciones es capaz de formar independientemente una nueva esponja. Cuando no se da de esta manera el proceso de reproducción la esponja tiene la capacidad que poner pequeños huevos que atraviesan todo el proceso de incubación y larvario hasta constituirse en pequeñas esponjas globos verdes.
  • Los peces abisales tienen la capacidad de huir de sus depredadores realizando movimiento zigzagueantes. Pero no sólo esta es la única estrategia que manejan los peces demonio o cualquier otra especie abisal, pues estos utilizan las bacterias biolumínicas que hay en el fondo marino par perder el rastro y confundir a su cazador. Alterar el rumbo con la ayuda de la luz parpadeante ocasiona que los peces puedan salvar sus vidas.

    iluminación del pez abisal o demonio

    Iluminación del pez abisal o demonio

  • Generalmente, los peces abisales pueden producir luz cada 75 veces por minuto cuando están en situación de peligro. Ahora, el promedio normal de radiación es entre 2 o 3 veces por minuto.
  • Este es el rango longitudinal que se iluminará por la emisión de luz es de 30 metros.
  • Las luces de los peces abisales tiene distintas funciones como se han señalado: despistar a los depredadores, ofrecer alcance visual, e iluminar su entorno.

La fauna abisal es un mundo que aún queda por conocer y ha causado curiosidad a personas que se dedican a este ámbito. Especialistas han buscado la manera de acercarse e investigar cada una de las especies. Aquí te dejamos un breve vídeo que demuestra panorámicamente la labor de una investigadora aficionada a las profundidades del mar.

Adaptaciones cinematográficas

La extrañeza de los animales es imposible que sea eludida de aquellas representaciones imaginarias. A veces cuesta pensar que existan especies tan monstruosas en la realidad o sólo se trata de una ideas de guionistas, literatos o todo un cuerpo cinematográfico. Pero la realidad es que si, existen. La naturaleza no sólo es rica de animales hermosos, sino que también está conformada por animales que se oponen al ideal de belleza.

Pez abisal o demonio en la pelicula Buscando a Nemo

Pez abisal o demonio en la película Buscando a Nemo

La reconocida película infantil llevada al cine en el 2003, Buscando a nemo nos presenta una curioso encuentro que denota la actitud y la anatomía del pez abisal o demonio. Y aunque sea presentado en una película animada, no desestima que exista, pues la aparición insospechada de este pez con una pequeña antena-linterna colgando de su cabeza, nos enseña que el mundo marino es bastante amplio.

Dejame Tu Comentario