Peces para peceras: todo lo que necesitas saber.

Muchas personas aman el mundo acuático, tanto así que les encantan los peces para peceras, y es que un acuario además de ser un bello espacio para ver cómo se desarrolla la vida de los animales y su interacción entre varias especies, es capaz de brindarnos la mayor de la paz y tranquilidad solo de ver los peces nadar.

Pero un acuario no debe tomarse a la ligera; se debe recordar que se trata de seres vivos a los que cuidamos y merecen todo nuestro respeto, así como de los cuidados necesarios para que su vida transcurra en condiciones óptimas.

Con este artículo, te quiero enseñar algunos de los diferentes tipos de peces de peceras que puedes criar, sean peces de agua dulce o salada, además de algunas indicaciones sobre qué hacer en caso de que se enfermen.

Datos básicos antes de tener peces para peceras.

peces para peceras

Acuario decorado.

El mundo de los acuarios es tan extenso que podría llegar a abrumarte si apenas estas comenzando. Lo más seguro es que estés impaciente y solo quieras llenar un tanque con agua y meter muchos peces para peceras para verlos nadar y relacionarse entre sí. Sin embargo, lo más probable es que esta conducta solo conduzca a la muerte de todos tus animales.

Antes de comenzar a seleccionar peces que quieras tener y comenzar tu propio acuario, hay algunos detalles y consejos que debes tomar en cuenta para brindarles el mejor espacio y ambiente a tus nuevas mascotas.

No creas que eres el único, ahora te muestro los 10 errores que la mayoría de los principiantes cometen con su primer acuario, no te lo pierdas.

Ubicación, ubicación, ubicación.

Parece un lema de bienes raíces, pero aunque no lo creas en el caso de los peces para peceras la ubicación del tanque de agua es tan importante como la alimentación de los peces, ya que varios factores naturales como la luz o el viento pueden afectar la vida y desarrollo de los animales.

Lo primero que debes considerar es ubicar tu acuario en un sitio clave donde no incida sobre el mismo la luz del sol de forma directa. También considera que el espacio no cuente con corrientes de aire provenientes de ventanas o equipos de calefacción, ya que la temperatura del agua podría subir o bajar a niveles no actos para el pez provocando un estrés innecesario.

peces para peceras

Ubicación de un acuario en casa.

Equipos de mantenimiento.

Para que tus peces para peceras tengan una vida óptima son necesarios ciertos equipos como calentador de agua, filtros de limpieza y lámparas de rayos uv. Antes de introducir los peces para peceras en su nuevo hogar asegúrate que estos utensilios funcionan correctamente por un par de días.

De igual manera debes considerar los niveles de pH, salinidad y dureza que tiene el agua según las necesidades de tus peces para peceras, asegurándote que se parezcan lo más posible al agua de su ambiente natural.

Con este tutorial aprenderás todo lo que necesitas para tener tu primer acuario.

Cantidad de peces.

Son bellos los acuarios grandes y densamente poblados que podemos ver en programas de televisión o películas. Mas sin embargo, a menos que tenga una disponibilidad de tiempo total para sus peces o el dinero para que alguien esté al tanto de sus mascotas, es mejor tener pocos peces para peceras.

En estos casos de poblamiento de acuarios es mejor pensar en “menos es más”, ya que poblar en exceso nuestro tanque de agua puede provocar que los peces se estresen y aun cuando sean animales muy sumisos comenzaran una terrible batalla por el territorio y la comida.

Además cuando adquieres peces para peceras, es común que obtengas un animal joven que puede llegar a crecer mucho según la especie y necesitar más espacio de nado que otros por lo que ir poblando nuestro acuario poco a poco es la mejor manera de crear nuestra pequeña comunidad.

peces para peceras

Poblamiento de los acuarios.

Compatibilidad con otros peces.

Todos los peces para peceras tienen una belleza particular, pero esto no quiere decir que todos se lleven bien. Hay especies de peces que son realmente agresivas por lo que se deben mantener solas, como el caso del pez betta o luchador, el cual acosara constantemente a los otros peces que hay en el acuario, incluso a los de su propia especie.

También existe la posibilidad de que sin saber introduzcas peces carnívoros que devoraran a los ejemplares más pequeños, lo cual puede resultar devastador. O en otros casos muy comunes, que adquieras solo un ejemplar de un pez que amerita vivir en cardúmenes de mínimo 6 individuos, con lo cual lograras matarlo de tristeza y soledad.

Por estas razones es importante que conozcas la personalidad de tus peces para peceras, además de asegurarte del tipo de relación podría tener con las demás especies que ya tienes en casa.

peces para peceras

Peces compatibles entre sí.

Climatización de los nuevos integrantes.

La naturaleza es paciente y un acuario nos ayudara a desarrollar esta virtud tan importante y tan poco apreciada por algunos, especialmente a la hora de introducir un nuevo miembro a nuestra familia de peces para peceras.

Antes que nada apaga la luz del acuario para reducir el estrés que produce el traslado en los nuevos peces. Luego de esto deje flotar la bolsa o envase en el que está el pez sobre el agua, mientras que cada 5 minutos agrega suavemente cantidades pequeñas de agua a la bolsa para que el pez se familiarice con los niveles del agua del tanque.

El siguiente paso es tomar nuevamente la bolsa y verter con delicadeza los peces nuevos en un recipiente pequeño para después pasarlos al tanque con una red pequeña. Así el agua extraña no se mezclara con la del tanque y se reducirá grandemente las posibilidades de introducir por accidente algún parasito.

peces para peceras

Como introducir un nuevo pez.

Cambiar de posición la decoración puede ser de gran ayuda para que los nuevos peces se integren mejor al grupo, como puede pasar en el caso de tener en su acuario peces cíclidos. En este escenario seguramente tendrá algunos machos dominantes que pueden atosigar a los nuevos machos por competir por el territorio, pero el cambio en la decoración producirá una desorientación en los peces antiguos al romper la familiaridad con el ambiente. Esto hará que los machos no peleen entre si y los nuevos peces para pecera puedan adaptarse mejor.

Y ahora que ya sabes que hacer antes de tener tu nuevo acuario, te invito a conocer algunas especies diferentes de peces para peceras de agua dulce y salada para que te maravilles con este gran mundo acuático y tal vez te animes a iniciar el tuyo propio.

Si quieres saber más, no te pierdas el vídeo donde se explica como introducir un nuevo pez al acuario.

Peces para peceras de agua dulce.

Antes de comenzar a tener tu pecera llena de ejemplares, es importante que conozcas las necesidades de cada pez para proveerle de las mejores condiciones de vida. Además es vital que conozcas cuál es su hábitat natural así como si se tratan de peces de agua fría o peces tropicales para que no pases por la pena de ver morir a tus mascotas. A continuación una pequeña lista de los peces para peceras más fáciles para cuidar y los más comunes.

Generalmente los peces de agua dulce son la primera opción de los principiantes en la acuariofilia por su fácil cuidado y mantenimiento así como por su gran adaptabilidad a nuevos ambientes.

Pez molly.

Pertenecen a la familia de poeciliidae en el orden de los ciprinodontiformes, con el nombre científico Poeciliasphenops, y presentan muchas especies diferentes que tienen diferentes colores. Son familia de los peces guppy y platy.

Poseen diferentes colores según la especie, variando desde colores dorados, con patrones de manchas hasta colores más fuertes y solidos como el negro. Sus múltiples coloraciones se deben a los grandes cruces entre especies siendo hoy en día difícil diferenciar cual es cual.

Generalmente son alargados con dientes pequeños y afilados en una boca que esta levemente orientada hacia arriba, esto indica que se alimentan de la superficie del agua.

Presentan un dimorfismo sexual marcado, lo que permite diferenciar fácilmente la hembra del macho. Uno de estos aspectos es el tamaño, los machos suelen medir hasta 6 centímetros de longitud, mientras que las hembras más grandes pueden alcanzar los 10 centímetros.

Además de esto, el macho presenta un gonopodio en su aleta anal, es usado para enganchar y aparearse con la hembra.

peces para peceras

Pez molly.

Cuidados en el acuario.

Lo primero que debes saber es que los peces molly son animales que se reproducen bastante rápido, y un macho sin actividad atosigara constantemente a una hembra para aparearse provocándole incluso la muerte; es por esto que si quieres tener varios ejemplares se sugiere que pongas de 3 a 4 hembras por cada macho.

Cuando la hembra ha recibido el paquete de espermatozoides, tiene un periodo de incubación de los huevos dentro de su cuerpo de aproximadamente 30 días, después del cual la hembra expulsa a sus crías ya formadas; puede parir entre 20 y 200 alevines, aunque el número promedio oscila en 60. Es importante que los pequeños cuenten con suficientes algas donde esconderse de peces más grandes, incluyendo la madre para no ser devorados.

Son animales omnívoros, es decir, pueden comer de todo. Sin embargo, lo ideal es alimentarlos con una rica dieta de origen vegetal que se puede complementar con larvas de mosquitos y alimento comercial en escamas.

Ameritan de suficiente espacio para nadar, por lo que un tanque grande, de al menos 50 litros será ideal para criar estas bellas criaturas. Son dóciles y sociables por lo que se llevaran bien con casi cualquier especie.

Si les brindas los cuidados necesarios estos peces para peceras pueden llegar a vivir entre 2 y 3 años.

peces para peceras

Alevines de pez molly.

Dato curioso.

Existe una especie de pez molly que es asexuado y se clona a sí misma para reproducirse. Se trata de la Amazon Molly, cuya población es enteramente hembras y sus crías son genéticamente iguales a sus madres. Aunque necesitan la esperma de los machos para llevar a cabo el proceso embrionario, estos no tienen una contribución genética.

El más curioso del caso es que estas hembras engañan a los machos pertenecientes a otras especies para que se apareen con ellas, muchas veces con machos también molly, pero en muchos casos pueden buscar el esperma necesario en otras especies de peces como tetras o cíclidos.

peces para peceras

Pez molly Amazon, el pez que se clona a sí mismo.

Peces guppy.

Los peces guppy son peces para peceras que también son muy fáciles de cuidar y mantener, por lo que son ideales para aquellos nuevos aficionados del mundo acuático.

Pertenecen a la familia de los pecílidos, con el nombre científico de poecilia reticulata, aunque popularmente son conocidos como pez millón, por su increíble rapidez para aparearse y reproducirse, además de la cantidad de crías en cada parto.

Presentan un dimorfismo sexual bastante notable, siendo el macho más pequeño y con colores más brillantes y bonitos en su cola que la hembra. Además de esto la hembra presenta una mancha negra en la parte baja de su cuerpo cerca de la aleta anal que cuando está en periodo de incubación se hace cada vez más grande indicando la proximidad del parto. Incluso en algunos casos se pueden ver a través de dicha mancha pequeños puntos pequeños, que son los ojos de los pequeños alevines.

peces para peceras

Peces guppy.

Cuidados en el acuario.

Estos peces para peceras son omnívoros, por lo que su dieta debe basarse en alimentos ricos en proteínas que los nutran muy bien, como pueden ser artemisa, pulga de agua, larva de mosquito o tubifex. También les puedes dar pequeños trozos de vegetal previamente cocidos, prefieren grandemente los guisantes. Su dieta puede ser complementada con comida comercial en forma de gránulos y escamas.

Es importante llamar primero la atención de los peces para que suban a la superficie y evitar que mucho alimento caiga al fondo del acuario, teniendo que limpiarlo más frecuentemente.

El tamaño del acuario debe ser de mínimo 50 litros para que puedan moverse cómodamente y sin restricciones, además de que el agua debe estar a una temperatura de entre 22 a 28º, donde la ideal sería 25º C. Recuerda que igual que en el caso anterior si quieres colocar varias ejemplares debes introducir un mínimo de 3 hembras por cada macho.

Puedes añadir suficiente vegetación viva al acuario para brindarles a tus peces para peceras un ambiente ideal para descansar, además de que servirá a los alevines para resguardarse de sus padres y otros peces grandes que podrían comerlos.

Aprende más sobre los peces guppy con este vídeo.

Peces betta.

Estos peces para peceras pertenecen a la familia de los laberíntidos bajo el nombre científico de Betta splendens, aunque también se le conoce como luchador de Siam o simplemente betta.

Son animales muy coloridos que pueden presentar diferentes colores como rojos, verdes o marrones rojizos. En la actualidad y debido a la cría selectiva, así como el cruce de especies se han creado muchos más colores como el rojo intenso, azul, chocolate, naranja, morado, negro, blanco, rosa y platino.

peces para peceras

Pez betta.

Cuidados en el acuario.

Son peces muy resistentes ideales si no tienes un acuario muy grande, ya que en un tanque de 50 litros podrían convivir muy bien 1 macho junto a 3 hembras. Un dato importante para considerar es que esta especie de peces para peceras es muy agresiva, por lo que solo podrás poner un macho en el tanque, de lo contrario si colocas 2 o más, pelearan hasta que solo quede uno.

Igual pasa con las hembras, debes colocar mínimo 3 hembras por acuario para evitar que la dominante acose en exceso a la más débil, ya que podría hostigarla incluso hasta la muerte, aunque esto no sucede con frecuencia pues las hembras solo pelean por mantener la jerarquía no el territorio.

El acuario debe estar decorado con plantas vivas o en caso de usar productos artificiales deben ser muy suaves, sin filos pues la cola y aletas de los peces betta son muy delicadas y se puede rasgar al rozar una planta artificial.

En caso de colocar varios ejemplares de estos peces para peceras es aún más importante colocar plantas que les permita a las hembras esconderse del macho, estos son muy temperamentales y podrían perseguir a las hembras para atacarlas.

Un dato curioso trata de no colocar tu acuario cerca de un espejo, pues el macho betta al ver su reflejo no puede reconocerse a sí mismo y piensa que es otro macho, por lo que intentara atacarlo; al darse cuenta que no puede hacerle daño su nivel de estrés estará tan elevado que puede llegar a morderse su propia cola y aletas.

En el siguiente vídeo veras algunas recomendaciones para cuidar mejor tu pez betta.

Pez cebra.

Pertenecen a la familia de los Cyprinidae en el orden de los cypriniformes; su nombre científico es Danio Rerio, aunque también se le conoce como Danio Cebra, Banderita o Zebrafish.

Es una especie de peces para peceras pequeños, no llega a pasar de los 5 centímetros de longitud. Pero a pesar de su pequeña estatura amerita un tanque grande, de mínimo 100 litros, debido a que es una especie acostumbrada a vivir en cardumen y ameritas colocar por lo menos 6 individuos con mayor preponderancia de hembras. Si colocas a un solo ejemplar dentro del acuario morirá de tristeza por la soledad.

La ventaja de estos peces para peceras es que son omnívoros y pueden alimentarse directamente sobre la superficie, por esta razón los puedes alimentar con larvas de mosquitos, pequeños insectos terrestres e incluso pequeñas arañas. Complementa su dieta con alimento comercial en forma de escamas o gránulos, pero asegúrate de que sea flotante, ya que los peces cebras no comen del fondo y una vez estén satisfechos será más fácil limpiar la comida sobrante.

Por su gran colorido forma parte de los animales acuáticos exóticos.

peces para peceras

Peces cebra.

Peces para peceras de agua salada.

Al igual que los peces de agua dulce, los peces de agua salada tienen muchos colores impresionantes y llamativos incluso en algunos casos más vistosos y elegantes, pero también ameritan un conocimiento previo de la especie antes de introducirlos en el acuario para otorgarles el cuidado necesario.

peces para peceras

Peces de agua salada.

Como en el caso anterior, debes conocer si son de agua fría o caliente así como sus costumbres y comportamiento ante otras especies para evitar enfrentamientos, especialmente si tienes un acuario comunitario.

Estos peces para peceras, necesitan un grado de salinidad en el agua que debe ser medido constantemente con un hidrómetro, especialmente después de la limpieza y cambio de agua. Pero no creas que puedas usar sal comestible de la que encuentras en el supermercado, pues esta tiene gran cantidad de yodo que puede resultar mortal para tus mascotas. Debes usar sal marina especial que venden en las tiendas de mascotas. Generalmente el grado de salinidad debe mantenerse entre 1020 y 1023.

Damiselas.

Perteneciente a la familia de los Pomacentridae, en el orden de los Perciformes, el pez damisela es uno de los mejores peces para peceras para los principiantes debido a su resistencia a ciertos cambios de condiciones en el ambiente y su adaptabilidad a los mismos.

Pueden tener una longitud de 7 centímetros hasta los 36 centímetros, aunque en casos de estar en acuarios es poco probable que crezcan tanto. Generalmente cuando son jóvenes son peces muy pacíficos pero al llegar a la madurez los machos se vuelven agresivos entre sí, por lo que deberás colocar un macho y varias hembras en el acuario.

En su hábitat natural viven en los arrecifes de coral donde se pueden camuflajear con el entorno para huir de sus depredadores, aunque en un acuario no tendrán este problema es bueno colocar como decoración arrecifes que también pueden usar para descansar. También es importante que la temperatura del agua se mantenga en los 25ºC.

Son peces omnívoros que puedes alimentar con algas, crustáceos pequeños, alimento para peces en forma de hojuelas, vegetales cocidos y trozos pequeños de carne o pescado congelado.

peces para peceras

Damisela.

Pez payaso.

Este famoso pez se hizo popular por la película animada “Buscando a Nemo”, lo que hizo que muchas personas se enamoraran de sus colores y personalidad, pues sin duda es un animal acuático exótico. A pesar de ser un animal muy resistente a algunos cambios de agua, es necesario brindarles el espacio y las condiciones adecuadas para hacerlos sentir cómodos.

El tamaño del acuario debe ser grande, ya que aunque es el pez payaso es pequeño necesita mucho espacio para nadar, además de que se reproduce rápido y necesitaras espacio para las crías. Un buen tanque debe tener una capacidad mínima de 150 litros para albergar una pareja de pez payaso. Ahora en caso de tener alrededor de 5 ejemplares, necesitaras un tanque de 450 litros.

La temperatura del agua no debe pasar los límites y mantenerse entre los 24 y 27º C. Para recrear mejor el ambiente natural de estos peces para peceras puedes incluir en tu acuario una anemona, la cual la usaran estos pequeños animales como casa y refugio contra los depredadores.

Para alimentaros usa algas marinas o en su defecto hortalizas como espinaca y acelga, además de complementar su menú con trozos de camarones  e hígados de pollo.

peces para peceras

Pez payaso.

Pez ángel emperador.

Este ejemplar de peces para peceras es un poco más complicado de cuidar, y amerita un propietario que ya este acostumbrado a mantener un acuario y le pueda proporcionar cuidados adecuados, por eso no se recomienda para principiantes.

Para mantenerlos a gusto es necesario tener un acuario grande, con una capacidad mínima de 378 litros de agua solo para un ejemplar, por lo que si quieres tener una pareja de pez ángel emperador necesitas duplicar el tamaño y capacidad del tanque, aunque por lo general son animales solitarios.

El acuario debe tener muchas rocas y cuevas donde estos peces para peceras puedan esconderse, mas sin embargo no se recomienda colocar arrecife de coral ya que los picoteara y en algunos casos se puede lastimar.

Para alimentarlos puedes usar artemia, mysis o alimento comercial en forma de escamas o pellets. También puedes ofrecerles mejillón, camarones, calamar y espinacas para complementar y variar su menú.

Si lo cuidas correctamente puede tener una esperanza de vida de hasta 10 años.

peces para peceras

Pez ángel emperador.

Enfermedades comunes y sus curas.

Los peces para peceras también se enferman, pero lo hacen especialmente cuando el cuidado que les brindamos no es el adecuado. Para evitar que tus peces enfermen y puedan incluso morir asegúrate de mantener los niveles del agua estables así como la temperatura, pues los cambios bruscos podrían desencadenar síntomas graves.

De igual manera, debes limpiar constantemente el tanque de agua mínimo una vez a la semana y cambiando el agua de la pecera entre un 20 y 30% cada vez que la limpies. Y no creas que por tener un acuario pequeño amerita menos atención, al contrario necesita un ritual más estricto de limpieza ya que es más fácil de ensuciar.

peces para peceras

Pez enfermo se recuesta sobre el fondo del acuario.

Por otro lado, nunca uses jabón o algún químico para limpiar las paredes internas del acuario, esto puede ser mortal para tus peces y sigue muy bien las instrucciones de cuanto cloro debes agregar al agua por la cantidad de litros, ya que es común que las personas por querer tener un ambiente súper limpio excedan la cantidad de cloro que deben agregar al agua y los peces sufran intoxicación.

Por otro lado, cuida muy bien la dieta de tus peces, procura que sea variada y de calidad ya que podrías provocarles estreñimiento que se hará visible en los peces por tener un abdomen abultado y poca movilidad del individuo. Igualmente no los sobrealimentes, les provocaras indigestión.

También pueden existir otras enfermedades menos comunes ocasionadas por hongos, parásitos o virus que se manifiestan en la piel del animal a la vez que su actitud cambia por una conducta inquieta y desesperada, en muchos casos recostándose en piedras y plantas para rascarse. Si esto pasa es importante que consultes un veterinario experimentado que te pueda ofrecer las medicinas y recomendaciones apropiadas.

peces para peceras

Pez sobrealimentado.

Peces para peceras limpiadores.

Existen una especie de peces para peceras que te serán súper útiles, además de que se adaptan muy bien a la interacción con otros peces, estos son los peces limpiadores.

Estos animales se caracterizan por comer materia orgánica en descomposición o en algunos casos las algas que se producen en los vidrios de las peceras. Con su integración al acuario tu carga de limpieza se puede aligerar un poco, aunque nunca debes descuidarla.

peces para peceras

Peces limpiadores.

Pez gato.

Este pez cuenta con unos bigotes largos a cada lado de su boca que usa para excavar en el suelo en busca de restos de comida o deshechos que se encuentren en el fondo del acuario, por lo que literalmente pasaran el día barriendo y limpiando tu acuario.

Pero no te confíes, el pez gato también puede comer peces más pequeños que el si no cuenta con suficiente comida, por lo que no te olvides de alimentarlo igual que el resto de los peces para peceras. Su dieta puede basarse en algunos trozos de camarones y pescado congelado al igual que alimento comercial que llegue al fondo.

Son resistentes y adaptables a la vida en cautiverio y no llegan a crecer mucho, por lo que no superan los 5 a 6 centímetros de longitud.

Al adquirir esta mascota debes asegurarte de cuál es su hábitat natural, ya que existen especies de agua dulce y especies de agua salada.

peces para peceras

Pez gato.

Dejame Tu Comentario