Peces guppy: Características, reproducción, cuidados y enfermedades.

Los peces guppy son también llamados lebistes o pez millón, aunque su nombre científico es poecilia reticulata, formando parte de la familia de los pecílidos, dentro del grupo de los cyprinodontiformes. Es muy popular entre los aficionados a la acuariofilia por ser un animalito fácil de cuidar, fácil de reproducir y lo más importante de bello aspecto.

Origen del nombre de los peces guppy.

peces guppy

Pez guppy con patrón de colores en la cola.

Es curioso saber que fue descubierto por varios científicos en sitios diferentes, dándole cada uno un nombre distinto.

El primero en saber de la existencia de los peces guppy fue el zoólogo Wilhelm Peters, en el año 1859 dándole su nombre científico Poecilia reticulata, el cual hasta la fecha se mantiene.

En el año 1861le tocó el turno a Filippo de Filippi, descubriendo nuevamente a este animal pero esta vez otorgándole el nombre de Lebistes poeciloides.

Luego de esto fue descubierto por el naturalista John Lechmere Guppy, quien encontró a los peces en la Isla de Trinidad y posteriormente los envió al Museo Británico con el nombre de Girardinus guppy.

Por ultimo en 1913, Charles Tate Regan descubrió nuevamente la especie, pero ya sabía de sus nombres, por lo que unió los que ya habían sido usados por Peters y De Filippi para llamarlos Lebistes reticulatus. A pesar de que este nombre fue usado durante mucho tiempo, fue revisada y cambiada por la versión original de su primer descubridor Poecilia reticulata.

Actualmente es llamado de manera popular como guppy, aunque en Trinidad se le llama pez millón, haciendo referencia a su rápida y fácil reproducción.

Características de los peces guppy.

No tienen una longevidad muy prolongada, llegando a vivir aproximadamente 3 años en condiciones estándar. Por esta razón es que son tan buenos reproduciéndose.

Lo que llevo a la fama a los peces guppy es que su consumo de larvas de mosquito, ayudan a combatir la malaria en algunos países donde esta enfermedad estaba haciendo estragos. Debido a esto se ha introducido a este animal en diversos ambientes, resultando realmente beneficioso.

A pesar de su belleza, los peces guppy que han sido criados en cautiverio presentan una cola caudal mucho más grande y colores mucho más brillantes. En estado natural los peces guppy tienden a tener un color más grisáceo con algunas manchas de diferentes colores en su cuerpo. A la vez que su aleta caudal es más pequeña.

peces guppy

Pez guppy criado en cautiverio a la izquierda y pez guppy salvaje a la derecha.

Dimorfismo sexual.

Generalmente tienen diferencias bastante marcadas entre hembra y macho, resultando incluso bastante sencillos de conocer, igual que los peces cebra.

La primera característica que los hace diferentes es que los machos suelen ser más pequeños que las hembras, a la vez que su aleta anal esta modificada para ser usada como un aparato reproductor que recibe el nombre de gonopodio. Por su lado, la hembra tiene una aleta anal más redonda.

peces guppy

Aleta anal que diferencia a hembra y macho.

Los machos en estado adulto llegan a medir aproximadamente 2 centímetros, aunque hay algunos animales que han medido hasta los 4 centímetros. Las hembras son más grandes, midiendo entre 3 a 5 centímetros los especímenes de mayor tamaño.

Además de estas características que hacen diferentes a los sexos, también se puede destacar los colores y formas de las colas que presentan estos animales. Los machos resaltan entre otros peces de acuario gracias a que su cuerpo puede ser de color verde, azul, rojo e incluso en algunos casos atigrado. Las hembras generalmente son de color aceituna y con un poco de color en las aletas caudal y dorsal solamente.

Debido a la intervención del hombre en la reproducción de los peces guppy, es común encontrar machos con diferentes formas de aleta caudal, siendo la más común la forma de abanico, que además tiene la ventaja de mostrar todos los bellos colores. Pero además de esta hay machos que tienen la aleta caudal en forma puntiaguda, redonda, con forma de corona, delta o doble espada.

peces guppy

Diferentes colas de los machos guppy

Comportamiento de los peces guppy.

En general son peces muy tranquilos con grandes habilidades natatorias, por lo que se hace imprescindible que cuenten con el espacio suficiente para moverse adecuadamente. Se llevan bien con todos los tipos de peces siempre y cuando estos no estén sobrepoblados; en este caso comenzara a ser un poco más agresivo para proteger su territorio.

No es bueno colocarlos con peces betta, pues al ser más pequeños los betta los atacaran y hostigaran incluso hasta matarlos.

De igual manera, es útil colocar vegetación suficiente en la pecera, así la hembra puede esconderse y resguardarse del acosamiento que puede presentar el macho; aunque esto podría ser evitado si colocas tres hembras por cada macho.

peces guppy

Grupo de peces guppy.

Pero muchos de especímenes que son vendidos en las tiendas para mascotas han sido alterados por el hombre. Los peces guppy que están en estado salvaje se muestran mucho más activos y las hembras no presentan ningún tipo de color a su vez que los machos no son tan grandes aunque si conservan unos colores hermosos en su cuerpo y cola; esta última con formas muy particulares.

Suelen vivir en grupos de ser o más peces para hacerse compañía como para protegerse de los depredadores.

Distribución de los peces guppy.

Es originario de Trinidad, Barbados, Venezuela y el norte de Brasil. Aunque su elevado valor en la acuario filia, así como su fácil adaptación y reproducción ha conducido a muchas personas a introducir este pez en aguas de Norteamérica, Suramérica, África y Europa llegando incluso a la Península Ibérica.

peces guppy

Distribución de los peces guppy.

Alimentación de los peces guppy.

Lo primero que debes conocer es que su boca está ubicada ligeramente hacia la parte de arriba de su cabeza, por lo que se alimenta directamente de la superficie del agua. Debido a esto es que es recomendable llamar la atención de los peces guppy para que suban y evitar que los alimentos caigan al fondo del tanque donde los animales después no lo agarraran.

Los peces guppy son omnívoros, esto quiere decir que pueden comer de todo. Cuando están en cautiverio es bueno darles alimentos que sean ricos en proteínas, tal es el caso de la artemisa, pulga de agua, larva de mosquito o tubifex.

Como complemento les puedes brindar trozos pequeños de vegetales cocidos, teniendo especial predilección por los guisantes. Solo asegúrate de cortarlos muy bien.

En caso de que en tu acuario haya alevines, que son las crías de los peces guppy, es recomendable alimentarlos con infusorios, ya que debido al pequeño tamaño de su hocico es más fácil. También puedes alimentarlos con artemisa o larvas de mosquitos que estén recién eclosionados, aunque hay personas que prefieren evitar estos pequeños por temor a que se asfixien.

Sí no crees que los peces guppy pueden comer de todo, mira este vídeo donde varios comen plátano.

Existe un alimento comercial que viene en forma de polvo ideal para sus pequeñas bocas; en el caso de las comida en escamas, gránulos es bueno cortarlas un poco más antes de dársela a los peces guppy para evitar accidentes.

Los peces guppy pueden comer literalmente de todo, incluso algunos trozos de mejillón o camarón sin concha serian ideales para que se desarrollen sin problemas y puedan tener en su piel esos bellos colores que nos encanta ver.

Forma correcta de alimentarlos.

La boca de los peces guppy está ubicada ligeramente en la parte superior de la cabeza, esto quiere decir que se alimentan principalmente de la superficie.

Para aprovechar mejor el alimento y ensuciar menos, puedes introducir la comida en un pitillo, introducirlo en el agua pero solo unos 2 centímetros o incluso menos y llamar la atención de los peces guppy. Cuando logres que estén todos reunidos alrededor del pitillo ve soltando poco a poco la comida.

También puedes poner el pitillo exactamente por encima de alguno de los peces y soltarlo para asegurarte que todos coman y la menor cantidad posible de comida vaya al fondo.

peces guppy

Peces guppy alimentándose.

Enfermedades que afectan a los peces guppy.

El primer factor a considerar para evitar que tus peces guppy o cualquier pez que tengas en tu acuario se enferme es la prevención. Cuida de mantener la calidad del agua en óptimas condiciones mediante la medición constante de los niveles, así como su continua limpieza.

En caso de que tu pez este enfermo, no te alteres hay varias opciones que puedes hacer para que se mejore, pero lo más importante es identificar la enfermedad.

Cuando compres y quieras introducir peces nuevos en tu acuario, primero deben pasar por una etapa de cuarentena. Durante este tiempo debes colocar a los peces guppy en un tanque de agua aparte por al menos 2 semanas y observar si presentan alguna enfermedad. En caso de que estén enfermo es más fácil de curarlos a la vez que no contagias a los otros peces en el acuario.

Si tus peces guppy después de 2 semanas están sanos, puedes introducirlos al acuario comunitario sin ningún problema.

De igual manera debes procurar limpiar tu acuario con un sifón por lo menos una vez a la semana para recoger los restos de comida y heces que se acumulan en el sustrato y fomentan la formación de bacterias y enfermedades.

Entre las enfermedades más comunes de los peces guppy se presentan:

Punto blanco.

Esta enfermedad conocida popularmente como punto blanco, tiene el nombre científico de ichthyophthirius. Los síntomas más comunes son pequeñas manchas blancas del tamaño d una cabeza de alfiler sobre toda la piel y aletas del pez. Además puede presentar un comportamiento errático, raspándose contra las paredes y piedras que están en el acuario.

El punto blanco es producido por un parasito que se desarrolla en el agua dulce, debido a la mala alimentación, temperatura o estrés que pueda tener el pez.

Para combatir este parasito es importante visitar al veterinario para que recomiende una solución que contenga verde de malaquita y formalina. Pero ojo es fundamental seguir las instrucciones al pie de la letra; de lo contrario podríamos ocasionar la muerte de los peces guppy por intoxicación.

peces guppy

Pez guppy con punto blanco.

Enfermedad del terciopelo.

Esta problemática también se presenta por la presencia del parasito Oadinium, que ha invadido el agua del tanque. Este parasito ataca principalmente las branquias del animal.

Sus síntomas incluyen puntos pequeños de terciopelo o cuando la enfermedad está más avanzada puede llegar a cubrir la piel de los peces guppy con un capa completa de terciopelo. Además de esto se observa una respiración agitada y una conducta apática.

En casos de no prestar suficiente atención al problema, la piel de los peces guppy se comienza a desprender en flecos producto de la bacteria que lo ataca.

Para combatirlos, lo primero es apagar la luz que está encima del acuario, pues el ambiente oscuro debilita al parasito. Como segundo paso se procede a suministrar medicamentos como Metronidazol, Sulfato de cobre, Verde malaquita o Azul de metileno; pero siempre bajo las instrucciones específicas de un veterinario.

peces guppy

Pez guppy con terciopelo.

Sobrealimentación.

Aunque no es una enfermedad como tal, suele afectar a muchos peces guppy, principalmente a aquellos cuyos dueños son nuevos en la crianza de peces.

La cuestión no es la alimentación de estos curiosos pececillos, lo que realmente debe preocuparte es la sobrealimentación, ya que son muy glotones y alguna personas pueden darle comida una y otra vez creyendo que aún no están satisfechos; pero esto solo puede traer como consecuencias problemas intestinales para tu mascota, que hacen que se hinchen y naden de manera apática o incluso se recuesten sobre las piedras o suelo del estanque.

Es mejor darles de comer en pequeñas cantidades varias veces al día.

peces guppy

Pez guppy hinchado por sobrealimentación.

Reproducción de los peces guppy.

Estos peces guppy son animales ovovivíparos, lo que quiere decir que las hembras llevan en su vientre los huevos de los nuevos miembros hasta llegado el momento de la eclosión, cuando ya están maduros y se han comido totalmente su saco vitelino, que los empiezan a expulsar, a diferencia de los peces payaso que ponen los huevos y esperan que eclosionen.

Pero al igual que los peces cirujano, una vez nacen los peces guppy no cuidan a sus crías, de hecho podrían comérselos si se les presenta la oportunidad.

Como se ha mencionado anteriormente poseen un ritmo reproductivo impresionante, tanto por su rapidez como por la cantidad de pececillos en cada parto. Las hembras ovulan cada 3 días, pudiendo llevar a cabo un alumbramiento cada 28 días, durando cada embarazo 5 semanas.

Una cualidad que sin duda llama mucho la atención, es la capacidad de la hembra de guardar la esperma de los machos en unos sacos que reciben el nombre de Espermatoforos. Esto les permite ir fecundando huevos para diferentes partos con una sola copula.

La hembra puede llegar a tener entre 3 crías hasta la considerable cifra de 100 alevines en un solo parto, número que dependerá directamente del tamaño de la hembra y las condiciones del agua.

peces guppy

Hembra guppy preñada

Mientras está embarazada, la hembra engorda notablemente a la vez que se hace más grande la mancha negra que tienen desde que son alevines indicando que son hembras, ubicada en la parte posterior. Con esta mancha también se sabe que los alevines se están desarrollando, además que mientras más cerca este el parto la mancha se hace más grande y oscura indicando el tiempo de gestación.

En algunos casos se puede distinguir a través del vientre de la hembra pequeños puntitos negros situados en la mancha negra del vientre, estos son los ojos de los pequeños alevines que están dentro de su madre. Al igual que los humanos a medida que el proceso de gestación llega a su final, a la hembra se le hincha el abdomen cada vez más.

Hay quienes prefieren separar a la hembra gestante del resto del acuario, usando un tanque solo para ella o poniendo barreras para separar uno mismo; esto con la finalidad de evitar que el macho abrume a la hembra. Para evitar estas conductas abrumadoras, también es recomendable colocar 3 hembras por cada macho.

peces guppy

Vista en microscopio de un alevin

Cortejo de apareamiento.

En este vídeo podrás observar como varios machos persiguen a una misma hembra para lograr aparearse con ella.

Antes de la copula, el macho ejecuta una danza ritual para atraer a su pareja. En este cortejo hace alarde de su gran cola y sus maravillosos colores mientras nada y hace piruetas en el agua. Así atrae atención de la hembra, quien se desliza hacia el macho para comenzar la copula.

Pero te has preguntado alguna vez ¿Qué pasa si la hembra se muestra indiferente al cortejo del macho? En este caso el macho asume una actitud más agresiva buscando a la hembra a como dé lugar.

Una teoría que no estaba del todo comprobada era que los machos poseen pequeñas garras ubicadas en la punta de los genitales para enganchar a la hembra en el proceso de apareamiento.

Estas garras genitales ayudan a los machos a llevar a cabo la copula con hembras que no estaban dispuestas a aparearse por iniciativa propia. Luego del baile de cortejo si tienen suerte la hembra se deslizara hasta donde está el macho, pero en caso contrario el macho no desiste continuando su persecución. Son capaces de colarse alrededor de la hembra, sea por debajo o por arriba para lograr depositar su esperma sin su aprobación. Aunque este comportamiento es más habitual en peces guppy que están en estado salvaje que en cautiverio.

Gracias a un grupo de biólogos de la Universidad de Toronto, sabemos que esta teoría es cierta, pues lo demostraron a través de un estudio meticuloso donde usaron varios machos.

peces guppy

Macho guppy engancha a la hembra.

Comprobación de la teoría.

Para demostrar que estas garras genitales juegan un papel importante en la reproducción de los peces guppy, el equipo de investigadores uso un bisturí y extirpar estas garras a un grupo de machos control, mientras que con otro grupo de machos dejaban las garras intactas.

Luego de esto colocaron los machos sin garras y con garras en acuarios separados, cada uno con hembras vírgenes para esperar que la naturaleza actuara. Tuvieron que esperar hasta 2 horas para observar el ritual de apareamiento.

Al terminar la cópula, extrajeron a las hembras para diseccionarlas y medir cuantitativamente la cantidad de esperma que tenía cada una en su interior.

Con este trabajo, se logró comprobar que los machos que tenían garras fueron capaces de introducir hasta 3 veces más esperma que los machos que habían sido capadas, pero teniendo en cuenta que fue durante copulas forzosas.

En el caso en que la hembra se deslizo hacia el macho luego del cortejo, es nivel de éxito en el depósito de esperma fue igual en ambos grupos.

Este estudio comprobó que los macho utilizan estas garras genitales para tener más control sobre hembras que no están dispuestas a cooperar, llegando a retorcerse si es necesario para llevar a cabo la transferencia de esperma.

peces guppy

Vista en microscopio de la garra sexual de los machos guppy

Parto de alevines.

Cuando llega el momento en que los pececillos deben nacer, es posible que la hembra no los expulse a todo en un solo momento, en algunos casos le puede llevar hasta 3 días tener todos los alevines.

Una vez la hembra pare los alevines, estos primero caen al fondo, pero no son capaces de nadar inmediatamente. Primero se esconden bajo plantas acuáticas o en caso de estar en peceras se ubican en los sitios más alejados posible para ellos y de esta forma evitar ser comidos, tanto por sus padres como otros peces más grandes. Luego de pasadas unas horas, en las que no se mueven para nada, están listos para convertirse desde ese momento en seres independientes.

Es sorprendente como las hembras tienen a sus crías, no te pierdas este vídeo.

Cuidado de los alevines.

Al nacer ya están completamente desarrollados presentando la forma típica de los adultos pero en versión miniatura.  Aunque al principio los pequeños alevines no muestran todos los colores por lo que los peces guppy son tan famosos, pero no te desesperes alcanzaran su esplendor luego de 3 meses de nacidos. Este es el mismo tiempo que les toma alcanzar la madurez sexual y comenzar a reproducirse ellos mismos.

En caso de no tener un acuario plantado, que sería el ambiente ideal para que nazcan los alevines ya que pueden encontrar refugio fácilmente, lo mejor es separarlos ya sea trasladándolos a un acuario aparte como poniendo barreras de cristal para crear una división. Desde el momento que nacen se verán amenazados por sus compañeros peces hasta que alcancen un tamaño superior al de las bocas de los demás.

Si pones un sistema separador para tu acuario o una jaula de cría, como también se le conoce en el mercado, para los alevines asegúrate de separar también a la madre; de lo contrario ella podría comerse los pececillos que lleguen hasta la superficie.

peces guppy

Alevines recién nacidos.

Además verifica que la jaula de cría no este justo debajo de donde sale el agua que viene del filtro. Este cambio de agua constante y la corriente que se genera podría matar a los pequeños peces guppy.

Puedes intercambiar tus crías con amigos y conocidos para evitar que se apareen entre hermanos, lo que traerá como consecuencia la degeneración de sus colores.

De igual manera, muchas personas separan a las hembras antes de que se embaracen por primera vez. Esto debido a que un embarazo frena el crecimiento del animal, con lo cual se pueden obtener menos crías.

No te confíes de las madres, mira en este vídeo como una se come a su cría.

Alimentación de los pequeños.

Hay que tener en cuenta que los alevines ameritan una dieta más carnívora que los peces guppy adultos para desarrollarse correctamente, pero no es recomendable alimentar a las crías con mosquitos de larvas, ya que se pueden asfixiar pues son muy pequeños, es preferible usar las larvas o crías recién nacidas de los mosquitos, a la vez que se complementa la dieta con escamas para peces o alimento en polvo.

Una vez hayan alcanzado un tamaño de aproximadamente 2 centímetros si los puedes comenzar a alimentar con comida viva sin temor. Gracias a su pequeño tamaño puede resultar beneficioso que le des de comer pequeñas pulgas de agua, que les aportaran un valor nutricional increíble.

peces guppy

Alevines más grandes.

Crianza de los peces guppy.

Por ser peces tropicales se deben mantener a los peces guppy a una temperatura que oscile entre los 22 y 28º C siendo la temperatura optima a 25º C.

Estos peces son muy adaptables a los ambientes, así que podrían tolerar un agua en condiciones ambiente, solo si esta no se aleja mucho del rango de temperatura en el que deben estar.

Así mismo, ameritan que el PH del agua sea ligeramente alcalino, pero entre los rangos de 6,5 y 8, aunque el nivel óptimo sería de 7,5. A pesar de poder vivir en aguas un poco saladas, lo ideal es que uses agua sin sal.

peces guppy

Pez guppy en un acuario

Es bueno incorporar al tanque que deseas usar un filtro de agua de esponja así como un oxigenador para mantener la calidad del agua. Verifica que el filtro no genere una corriente de agua fuerte, ya que los peces guppy son animales de agua relativamente tranquilas y si su hábitat en cautiverio es muy fuerte pueden morir.

Añade suficiente vegetación al acuario; esto ayudara a que tanto los peces guppy se resguarden en cualquier momento para poder descansar. Además sirve si tienes alevines, pues estos se resguardan para no ser devorados por sus padres o cualquier otro pez en el acuario.

Para mantenerlos en un acuario es necesario tomar en consideración la cantidad de peces con relación a la cantidad de espacio y agua con la que se cuente; lo idea es calcular 7 litros de agua por cada uno de los peces guppy que tengas. En caso de que tengas un solo ejemplar procura un tanque de mínimo 40 litros para que el pez tenga el espacio suficiente para nadar.

Son sensibles a los productos que contienen sulfato de cobre, que generalmente es usado por las personas para eliminar caracoles, pero puede ocasionar la muerte también de muchos ejemplares.

Compatibilidad con otros peces.

Lo maravilloso de los peces guppy es que son animales muy tranquilos, que se llevaran muy bien con cualquier otro tipo de pez o animal que coloques en el acuario. En el único caso de tener algún inconveniente seria si los mezclas con peces muy territoriales, que podrían hostigarlos e incluso llegar a matarlos para preservar su territorio.

Mira en este vídeo un acuario comunitario con diferentes tipos de animales.

 

Dejame Tu Comentario