Manatíes: Características, extinción, hábitat y mucho más

Descubre por qué los manatíes a pesar de ser seres tan apacibles y herbívoros, es decir que ni siquiera es el predador de otro animal, están amenazados de desaparecer de los mares del mundo. manatíes A pesar que el primer avistamiento de este mamífero fue realizado por Cristóbal Colón en 1492, no es mucho lo que se sabe de los manatíes, y lo que se conoce de estos animales apenas supera los veinticinco años

Aunque son animales muy apacibles y tienen muy pocos depredadores, estos mamíferos marinos se encuentran en la lista roja de las especies en peligro de extinción; y si no se procede a tiempo, serán otras de las especies que lamentablemente no conocerán nuestros nietos.

Características de los manatíes

Pertenecientes al género de los Trichechus, los manatíes forman parte  de la fauna de los mamíferos marina. También se les conoce vulgarmente como vacas marinas, pertenece al orden de las sirenia, de la familia de los triquéquidos o Trichechidae, con apenas dos especies vivientes. 

Tambien Te Recomiendo...

Este nombre manatí  proviene de la lengua indígena del caribe, y quiere decir “con mamas”; asimismo, trichechus  manatus hace también referencia a la manera de amamantar a las crías sus madres, y a las cerdas que estos mamíferos tienen esparcidas a lo largo de su cuerpo. En la lengua Nahuatl también se le llama al manatí Tlakamichin que quiere decir tlaka hombre, y michin pez

manaties-2

Manatí nadando

Los manatíes tienen un cuerpo aerodinámico, siendo más robustos en el medio, mientras se va estrechando hacia su parte posterior que termina en una cola con forma de paleta. Aunque su verdadero color es gris, puede que aparezcan coloraciones con gris parduzco. Sin embargo, la especie del Amazonas, también en gris, pero tienen manchas blancas, y en ocasiones rosadas, en el pecho y vientre.

Algunos organismos marinos como las algas, pueden adherirse o crecer en la piel de los manatíes; estos suelen alterar el color de la piel de los mamíferos, haciéndolos parecer más verdes, e incluso en algunos casos, marrones. Esta piel es muy gruesa y rugosa, y además posee una capa de grasa que tiene la finalidad de protegerlos de las bajas temperaturas.

manatíes-4

Manatí en aguas poco profundas

Los manatíes son únicamente acuáticos, porque sus extremidades anteriores se han convertido en aletas que en el caso de los especímenes de África e India occidentales, tienen tres o cuatro uñas similares a la de los elefantes en la punta de sus aletas; mientras que los especímenes del Amazonas carecen de uñas. Estos mamíferos tienen cinco dígitos cubiertos por una capa de piel muy gruesa, y su estructura ósea se asemeja a la de las focas, los leones marinos, y las ballenas dentadas.

Los manatíes utilizan estas extremidades superiores para nadar, tomar sus alimentos, y abrazar a la cría mientras la amamanta.

Las extremidades posteriores de los manatíes desaparecieron en su totalidad; y sus huesos pélvicos vestigiales  se encuentran en la musculatura pélvica, y no están conectados a la columna vertebral. Tienen mamas en número de dos, y estas son pectorales como los elefantes. Como la forma de amamantar a las crías se asemeja tanto a la de la mujer, este animal dio paso a la leyenda sobre la sirena. 

Los manatíes tienen una cola redondeada uniformemente, y en forma de pala la cual usan para nadar con movimientos hacia arriba y hacia abajo, tal y como lo puedes apreciar en este video.

Tambien Te Recomiendo...

También tienen pelos dispersos por todo su cuerpo, teniendo la mayoría de ellos en la zona de su hocico, en donde se hacen más gruesos, muy similares a los de la focas. Estos son parte de una red nerviosa que transmite información táctil hasta el cerebro de los mamíferos.

Las vacas marinas no poseen cuello, a ambos lados de su cabeza cuentan con un ojo pequeño de dos centímetros de diámetro, y están recubiertos por una membrana nictitante, para proteger su globo ocular, en el que su iris puede tener una coloración que va del azul, al marrón. Pese al tamaño mínimo de sus ojos, con relación a su cuerpo, los manatíes cuentan con una agudeza visual sorprendente; ya que estos animales pueden distinguir objetos de diversos tamaños y patrones.

 

manatíes-11

Close up de Manatí

Estos animales aunque no tienen orejas externas, pero detrás del ojo posee una pequeña abertura que es el canal auditivo, siendo este, junto al tacto, los sentidos que más desarrollados tiene el manatí. También posee en la cabeza las fosas nasales, que están ubicadas en el extremo del hocico, justo en la superficie superior. Cuando los manatíes se sumergen, automáticamente cierran sus fosas nasales para evitar el paso del agua a través de ellas. 

Boca del manatí

Los manatíes tienen una boca muy distinta a la de los otros mamíferos marinos, ya que estos tienen un gran labio superior que está dividido en el medio, y ambos lados se pueden mover independientemente, cosa que les permite agarrar las plantas, y guiar la vegetación hacia la boca. Además de ello, tienen de veinticuatro a treinta y dos molares, en la mandíbula posterior.

Los delanteros suelen estar desgastados por causa de la abrasión de las plantas que consume este animal; sin embargo, a medida que los molares se van desgastando, otros van creciendo en la parte posterior de la boca, y avanzando gradualmente para la hilera principal. Gracias a este proceso, el manatí tiene dientes durante toda su vida, ya que sin ellos, el manatí moriría de hambre.

Además de los molares, los manatíes también tienen en la parte frontal de su boca una especie de almohadillas estriadas, que tienen la función de triturar el material vegetal.

Dimensiones de los manatíes

manaties-6

Manatí

Por lo general, las hembras manatíes son más grandes que los machos. Los adultos en promedio pueden medir entre diez y doce metros de largo, y pesar entre quince mil y dieciocho mil libras. Las especies que viven en las Antillas, y África occidental miden generalmente tres metros, pero pueden alcanzar, los cuatro metros, y pesan hasta quinientos cuarenta y cuatro kilogramos.

La esperanza de vida de los manatíes en su hábitat natural, es de sesenta años, y en cautiverio se conoció el que más años vivió con una edad de cincuenta años. Asimismo se ha documentado hasta el día de hoy, de la especia más grande de manatí midió trece pies de largo, y un peso de tres mil quinientas libras.

Cuál es el hábitat de los manatíes 

Todos los sirenios son característicos de las aguas tropicales y subtropicales, y por ende, los manatíes también lo son. Por esta razón, es muy poco probable que se pueda avistar un mamífero de estos en aguas frías, porque su cuerpo no está adaptado para sobrevivir en ellas.

manatíes-20

Manatíes en su hábitat natural

De las tres especies que cuenta el manatí, dos habitan en el continente americano, y uno en África; porque ellos prefieren las aguas cálidas de baja profundidad, aunque según la especie, esto puede estar sujeto a cambios, porque estos mamíferos suelen vivir en zonas en donde el agua alcanza los sesenta grados fahrenheit, y en otras áreas con temperaturas aún más elevadas.

En invierno los manatíes emigran hacia los lugares en donde pueden conseguir agua más calientes, en donde se sientan más a gusto; por ejemplo, en los Estados Unidos, específicamente en Florida, en donde muchos turistas ya conocen de estas costumbres, por lo que aguardan su llegada para disfrutar de ellos. Incluso hay lugares, en donde se les permite a las personas nadar con los manatíes en su hábitat natural, como lo puedes observar en este video.

Los manatíes son animales muy tranquilos, que pasan su vida durmiendo y  comiendo de lo que encuentran en su hábitat, por lo que es apenas normal, que estos mamíferos permanezcan cerca de las zonas costeras que por lo general sus aguas son poco profundas, cálidas, y contienen su alimento preferido.

No obstante, si los alimentos escasean, son capaces de buscarlos en aguas más profundas, o en casos más severos, tienen que migrar.

Distribución de los manatíes

Las tres especies de manatíes que existen están distribuidos en diferentes partes del mundo.

Trichechus manatusmanaties-12

Está distribuido a todo lo largo del suroeste y noroeste del océano Atlántico, y en el mar Caribe, este también tiene presencia en el golfo de México y las aguas adyacentes hacia donde suele migrar el manatí en los meses de invierno. Está presente en treinta y siete países del continente americano, prosperando principalmente en el mar Caribe, nombre por el cual es conocido el manatí del Caribe o antillano, y el golfo de México.

Trichechus manatus latirostris

Este solamente se encuentra en los Estados Unidos, específicamente en la península de Florida, más sin embargo, se han avistado especies en las Bahamas. Debido a que el manatí prefiere  las aguas cálidas, se le ve con más frecuencia en Carolina del norte, Carolina del sur, Georgia, y Virginia.  Por esta razón, solo en ocasiones se puede avistar en Texas, Luisiana, Alabama y Missisipi.

Trichechus inunguis

Mejor conocido como manatí del amazonas, solo se encuentra ubicado en el río Amazonas, y por ende en Venezuela, Colombia, Brasil, Ecuador, y Perú; teniendo mayor presencia en el territorio brasileño.

Cuando la temperatura del agua está muy fría, los manatíes  buscan refugios en zonas que les puedan ofrecer aguas más cálidas, o incluso templadas. Estos mamíferos han evolucionado tanto, que muchos de ellos son capaces de tolerar los cambios de salinidad; ya que estos pueden pasar del agua del mar, al agua dulce, pero no lo contrario, por lo que el manatí del Amazonas no puede estar en el mar. 

En este video puedes observar como un manatí nada en el río con un grupo de personas.

Por lo general, estos animales son solitarios, más sin embargo se pueden reunir en aguas cálidas cerca de construcciones humanas, y de centrales eléctricas. Lo más importante para los manatíes es que su hábitat contenga las aguas cálidas, y abundante vegetación de la que se puedan alimentar. Como son animales dóciles, no importa si están cerca de la presencia humana.

Tambien Te Recomiendo...

Cómo viven los manatíes en cautiverio

Gracias a su comportamiento pasivo, con las personas y otras especies, los manatíes son animales que se adaptan muy bien a la vida en cautiverio. Solo se necesita ofrecerles las condiciones adecuadas, en cuanto a temperatura y alimento, para que estos animales acuáticos mamíferos  vivan como si estuvieran en casa.

manaties-9

Manatí en cautiverio

Se tiene documentado el caso de una manatí de nombre Presumida, que vivió durante cincuenta años en cautividad; y muchos otros que hoy en día también están, en acuarios de todo el mundo.

El problema de ello radica es en las hembras, dado que al ser capturadas, el cautiverio les produce un nivel de estrés que no les permite aparearse, sino hasta que han transcurrido varios años después de su captura; y si tomamos en cuenta, que las hembras de esta especie, al igual que otros animales acuáticos herbívoros, solo se aparean cada cinco años, la esperanza de procrear nuevas especies es realmente muy baja.

Por qué está en peligro de extinción

Estos animales que tienen más de sesenta millones de años viviendo en este mundo, a pesar de ser tan voluptuosos, no tienen depredadores naturales, pero son los mamíferos marinos más amenazados, puesto que en la actualidad de encuentran en peligro de extinción. Si no se toman las medidas pertinentes para preservar esta especie, es muy posible que esta especie no sobreviva.

manaties-7

Manatí con su cría

Lamentablemente, el número de muertes que se registran mensualmente, es mayor que los nacimientos anuales que se tienen documentados. Vergonzosamente son los seres humanos el único depredador de los manatíes, y gracias a que estos animales son tan dóciles con los seres humanos, y lentos en su huida, esto les hace ser una presa fácil para los cazadores que se ganan la vida comercializando con la vida de estos mamíferos.

Es muy frecuente que los botes y lanchas rápidas colisionen con los mamíferos, debido a que estos animales les gusta nadar en aguas poco profundas,  son alcanzadas por las hélices de las embarcaciones. por esta razón,  son muchos los manatíes  que exhiben la heridas inequívocas.

manaties-14

Manatí herido por hélices

Cuando las lesiones son profundas, pueden ocasionar la muerte del animal; y si este no muere, le acompañaran por siempre aún cuando estas cicatricen. Mientras que cuando son superficiales, las heridas no se pueden percibir, a menos que esté muy cerca de la piel del manatí

No solo los animales marinos carnívoros son cazados, también los manatíes están desapareciendo, al ser enredados “sin querer” en las líneas o redes de pesca, y al tragar accidentalmente los anzuelos que emplean los pescadores para capturar otro tipo de presas. Pero es la caza y pesca indiscriminada de este animal, lo que está acabando con esta especie.

La grasa y carne de los manatíes, es muy cotizada en diferentes países del mundo, lo que quiere decir, que genera mucho dinero al ser comercializada. Al ser el animal una presa fácil de atrapar, se hace mucho más sencillo ganar dinero, por lo que son muchas las personas que se están dedicando a este cruel negocio.

manatíes-20

Manatí con su cría

Al atrapar a una manatí que esté criando, representa una catástrofe para su cría, porque hasta los dos o tres años, ella solo depende de la madre, y al no contar con ella, está condenado a una muerte segura.

Tal y como sucede con los animales marinos en via de extinción, la explosión demográfica ha reducido su hábitat natural en diversas áreas.

Y cuando no les están cazando, es porque les están contaminando su ecosistema, por lo que son obligados a partir de ahí, para buscar mejores lugares, que le ofrezcan mayores beneficios, sobre todo en lo que alimentos se refiere.

En el caso específico de los manatíes de Florida, estos se han acostumbrado tanto a las aguas que están cerca de las plantas de energía atómica, que ya ni siquiera quieren migrar, puesto que se han vuelto dependientes de la fuente de calor que produce esta instalación. Se desconoce el destino de los manatíes, el día que esta planta tenga que cerrar, o que sea mudada de este sitio.

manaties-15

Reserva Río dulce Guatemala

En la actualidad se están tomados medidas para evitar que esta especie desaparezca para siempre. Por ello se han creado regulaciones para evitar que se persiga y capture a los manatíes, y se han creado reservas para estos animales, siendo la Reserva de Río dulce en Guatemala, una de las más recientemente creadas.

Un estudio realizado el año pasado, por la Geological Survey de Estados Unidos, detalló que la situación de los manatíes es grave; y si no se toman las medidas necesarias en un corto tiempo, las posibilidad de recuperación, lamentablemente desaparecerá. Las últimas reservas de vida silvestre, en donde se pueden encontrar los manatíes en la actualidad son: Río dulce en Guatemala, Cuero y salado en Honduras, Bahía de Chetumal en México, Estero hondo en República Dominicana, Parque Nacional Tortuguero en Costa Rica, y Parque Nacional Turuépano en Venezuela.

Contempla como viven los manatíes en la reserva Xel-Ha en este video.

Curiosidades de los manatíes

¿Sabías por qué los manatíes pueden pasar tanto tiempo sin salir a respirar a la superficie?

Estos animales como tantos otros mamíferos, pasan mucho tiempo comiendo bajo el agua, por lo que deben aguantar la respiración el tiempo necesario para poder alimentarse. Los manatíes también suelen descansar sumergidos en el agua, y salen a respirar cada tres o cuatro minutos a la superficie.

Cuando los manatíes gastan mayor energía, tienden a salir a la superficie a respirar, cada treinta segundos aproximadamente, pero se sabe de algunos de estos mamíferos que han permanecido sumergidos por veinte minutos; y esto se debe a que estos animales tienen ciertas adaptaciones que les permite permanecer por más tiempo bajo el agua. En el caso de los manatíes, cada pulmón se encuentra en una cavidad separada. 

No se sabe a ciencia cierta, si estos funcionan de manera independiente, pero si se ha demostrado, que un manatí puede tener una infección en uno de sus pulmones, mientras el otro funciona de manera normal. Estos animales además, pueden renovar el noventa por ciento aproximadamente del aire contenido en sus pulmones, en una sola respiración; y si esto le parece poco, los seres humanos solo pueden renovar un diez por ciento por bocanada.

Cuanto pueden nadar los manatíes

Como mencionamos anteriormente, los manatíes son animales lentos que por lo general se mueven entre tres y cinco millas por hora. Ellos prefieren las aguas poco profundas, que alcancen entre los noventa centímetros, y dos metros de profundidad, pero también suelen nadar entre los diez y dieciséis metros de profundidad. Pero en ocasiones que no han conseguido alimento, pueden nadas hasta los veinte metros de profundidad, para conseguir su comida.

Estos animales son por lo general solitarios, y algunos de ellos tienen más predisposición a viajar que otros. Se tiene conocimiento que estos mamíferos pueden viajar en un día cerca de cuarenta y cinco millas, y si tiene algún incentivo extra, como alimentos o hembras, es posible que viaje mucho más que eso.

Cómo se comunican los manatíes entre sí

Está comprobado que los manatíes emiten unos sonidos bajo el agua, que es como una especie de código que tienen para comunicarse entre ellos. Se cree que estos puedan expresar angustia o miedo, rabia, y excitación, en el período de apareamiento; y son más que todo utilizadas cuando se encuentran buscando alimento en aguas muy turbias, y para cuando la mamá se dirige a su cría.

manaties-13

Manatí solitario

Estos sonidos se pueden describir como chirridos, chillidos, o silbidos, que pueden alcanzar un rango de tres a cinco Khz, y estos tienen su origen en la laringe del manatí, y es muy factible que estos lo perciban en los pómulos de la cara, porque estos están en contacto con los huesos de los oídos, que en los orificios de estos en sí.

Así pues, se cree que los manatíes al igual que los delfines, están adaptados anatómicamente para escuchar frecuencias muy bajas, que el oído del ser humano no es capaz de percibir.

Cuanto dura el período de gestación

Para saber en primer lugar quién de la pareja es la hembra, se debe prestar atención en la parte posterior del manatí, puesto que la abertura genital del macho está justo bajo el ombligo, mientra que la de la hembra está ubicada encima de su ano.

manaties-17

Manatí con su cría

Las hembras manatíes solo paren una cría cada tres o cinco años, y esta es una de las razones por lo que es tan difícil repoblar su comunidad. Además de ello, su período de gestación es de un año y un mes, lo que lo hace mucho menos probable aún. Cuando nace la cría es de un color rosa claro, y mide un metro de longitud y puede pesar entre veinticinco y cincuenta kilos.

Al momento de nacer, lo primero que hace la cría es salir a respirar aire a la superficie, y el lugar preferido de estas es sobre el lomo de su madre cuando no se está amamantando, y cada vez que la madre sube a respirar, ella también aprovecha para hacerlo. Esta cría es capaz de comer plantas desde el mismo momento de nacer, pero hasta los dos años de edad, la madre le dará de mamar, y luego de los tres años, ya las crías comienzan a ser más independientes.

Las parejas solo se juntan para aparearse, y son las madres, las únicas responsables de las crías, pues antes que ellas nazcan, ya los padres se han separado de las madres.

Manatíes animales amistosos

A pesar de tener un tamaño intimidante, los manatíes ni siquiera son posesivos y mucho menos territoriales con otros animales. Ellos son capaces de compartir el ambiente en donde se desarrollan con otras especies, y cohabitar en armonía.  Estos mamíferos no son agresivos porque no tienen enemigos naturales; y hasta con su único depredador, suelen ser sociables.

manaties-3

Manatíes jugando

Aunque son de naturaleza solitaria, para migrar y alimentarse forman grupos sueltos, sin estructura, ni liderazgo, ni distingo de edad o sexo; pues ellos se puede decir, que son los hippy  del mar, porque viven en paz con todos, y lo que prefieren es estar jugando entre ellos, y alimentándose.

Estos son unos animales dóciles, curiosos, y amistosos, y por estas características es que son presa fácil de unas personas inescrupulosas que no les da el menor remordimiento de mercadear con la vida de estos animales, que han estado aquí mucho antes que estuviera el hombre.

De nada vale que se dispongan reservas para el cuidado de los manatíes, si las sanciones son flexibles, y las personas que son las encargadas de hacer cumplir las leyes, no ponen mano dura a los infractores.

Es muy posible que en las siguientes dos décadas, de continuar de esta manera, solo podamos disfrutar de estos fantásticos animales, solo en los documentales de televisión, y en las revistas especializadas en el tema.

Dejame Tu Comentario