Como nacen los tiburones: conoce este milagro de la naturaleza

Como nacen los tiburones es una de las grandes intrigas que nos dejan estos sorprendentes animales. Aquí veremos como lo hacen en unos procesos tan únicos como sólo estos depredadores saben hacerlo.

Y es que sorprendentemente los tiburones pueden venir al mundo de tres formas distintas: pueden nacer como los seres humanos, pueden emerger de un huevo como las serpientes, pero también pueden nacer mediante una combinación de ambas formas anteriores.

Reproducción

Pero todo inicia con la reproducción de los tiburones, la cual, contario a lo que generalmente se piensa, es diferente a la de la mayoría de los peces.

El cortejo en los escualos, puede resultarnos algo violento, pues para lograr una fecundación efectiva, el macho debe morder a la hembra para alinear sus órganos reproductivos.

No obstante se trata de un proceso natural de cortejo, por el cual deben pasar machos y hembras con el objeto de demostrar que son aptos para tener descendencia.

Los escualos se reproducen por fertilización interna. Así el macho introduce su esperma en el órgano reproductivo de la hembra.
Una vez que el semen ha entrado en la hembra, el papel del macho culmina.

Desde ese instante la hembra se encarga de que los embriones formados lleguen a término. Pero se sabe que en una camada de 32 crías, puede haber sido engendrada por cuatro machos distintos, por lo que se entiende como usual las múltiples inseminaciones entre los escualos.

Gestación

El proceso de gestación de los tiburones va a variar considerablemente de una especie a otra. Este puede tardar entre 6 y 24 meses. En el caso del tiburón Mielga, observamos que su gestación es una de las más dilatadas, pero no sólo entre los escualos, sino entre los vertebrados, toda vez que puede demorar hasta DOS AÑOS.

Como nacen los tiburones

Ahora veremos lo más específico. Y es que los tiburones pueden nacer de 3 formas distintas, dependiendo si son ovíparos, vivíparos u ovovivíparos.

Aproximadamente un tercio de las especies de tiburones son ovíparos y son los que ponen huevos. En este caso, las hembras tienen que esconder los huevos en el mar, entre las rocas, para evitar que sean devorados por los depredadores. Los embriones se nutren del alimento que contiene el huevo para su desarrollo y la hembra sólo incuba los huevos hasta su nacimiento pero no interviene más.

Como nacen los tiburones: Vivíparos

Los escualos vivíparos paren a sus crías. Cumplen un periodo de incubación del embrión, luego del cual se da el nacimiento del tiburón, de forma muy similar a como lo hacen los mamíferos.

Se sabe que algunas hembras llegan a segregar lo que se conoce como “leche uterina”, compuesto que se libera en el saco vitelino y que va a servir para nutrir al feto.

Esta forma de reproducción se estima la más avanzada que existe en el reino animal. Además, en el caso de los escualos, los que son vivíparos suelen pertenecer a las especies de mayor tamaño.

Como nacen los tiburones: ovovivíparos

Igualmente los tiburones cuentan otra particular forma de nacer, conocida como reproducción ovovivípara.

Aquí las hembras ponen huevos, aunque en vez de incubarlos fuera de su cuerpo, como es el caso de los ovíparos, los incuban internamente. En este sentido también se puede hablar de periodo de gestación.

Cuando se da la eclosión del huevo, que ocurre en el interior de la hembra, la cría sigue desarrollándose dentro de su madre, nutriéndose de la “leche uterina” ya descrita.

Seguramente alguna vez has escuchado que las crías de escualos se comen a sus hermanos durante la gestación. Esto únicamente sucede entre las especies ovovivíparas y se le llama “canibalismo intrauterino”. Una de las especies más famosas en la que se produce este fenómeno, es el tiburón Toro.

Dejame Tu Comentario