Aprende todo sobre el Buceo Libre

El buceo libre o mejor conocido como apnea es un tipo de deporte extremo que depende de la suspensión voluntaria de la respiración humana mientras se realizan largas distancias o descensos a profundidades extraordinarias.

Generalidades

La suspensión voluntaria de la respiración durante el buceo libre es además la premisa de una actividad milenaria y con vigencia por ejemplo, la pesca sumergida de pulmón, ensayada, por ejemplo, por las “amas” en Japón, por Bajau en Indonesia y Filipinas, y por Wayú en Colombia y Venezuela.

A pesar del hecho de que, al principio, podría parecer una preparación física, el deporte del buceo libre se basa esencialmente en el desenvolvimiento psicológico del individuo, la gran nutrición e hidratación, el avance de los reflejos de los mamíferos en las personas y la preparación en hipoxia y en condiciones de altos pesos hidrostáticos donde los gases son comprimidos drásticamente y el volumen de los pulmones disminuye significativamente.

Esta acción excepcionalmente específica ensaya la caída de la profundidad del océano al pulmón libre, es decir, sin equipo de buceo convencional, por ejemplo, los esnórquel. Al principio, el deporte permitió deslizar un par de metros (30 metros con peso variable en 1849) pero una vez que las prácticas resultaron ser más complejas, se llegó a superar el límite de 120 metros con peso variable.

Debido a estas grandes profundidades, se requería una cuerda que se sujetara a ancla vertical para mantenerse alejado del desconcierto al buceador y que el mismo se mantuviese orientado. Con este instrumento se sigue la cuerda en el momento que se baja y se sube sin necesidad de acomodarse abriendo los ojos. (Ver Articulo Sobre: Truchas).

Reflejo de inmersión del mamífero en el buceo libre

El cuerpo humano se ajusta para tener la capacidad de realizar el buceo libre. Primero disminuye el pulso en algún lugar en el rango del 10% y el 25% para retroceder los trabajos corporales y consumir menos oxígeno. Las venas se contraen para aumentar ligeramente los niveles de oxígeno y el bazo descarga más glóbulos rojos con el objetivo de que el oxígeno llegue a los órganos indispensables, en particular la mente y el corazón (confinando oxígeno en los puntos más alejados).

Para ayudar a este procedimiento se contraen los músculos enormes. Dependiendo de la profundidad, el plasma sanguíneo llena las venas de los pulmones para disminuir el volumen y evitar daños que podrían causar un peso superior a 35 metros hacia abajo. Hay consideraciones que demuestran que el reflejo de inmersión de los mamíferos se promulga con mayor rapidez si hay un aturdimiento o choque inmediato de la cara con agua a una temperatura baja.

Otra de las actividades que podemos realizar junto con el desenrollado de una relajación total es tomar un número específico de respiraciones en la forma que siguiente:

  • Inhalamos el aire pero no muy profundo.
  • Nos metemos bajo el agua.
  • Sostengamos medio segundo y expulsemos el aire por la nariz cuando estamos casi en la superficie del agua.
  • Repetimos este procedimiento por 1 minuto o menos.

Este procedimiento debería hacerse para mantener un control ante el deseo de aire que presenta el cuerpo al hundirse, ya que es la notificación que nos dan nuestro estómago y nuestros pulmones cuando necesitamos inhalar, otra técnica menos exitosa es la tragarse la saliva, que solo consiste en hacer como si se tragara algo cuando estamos sumergidos

Modalidades del buceo libre

  • Apnea con peso constante sin aleta.
  • Apnea con peso constante.
  • Apnea dinámica con aletas.
  • Apnea dinámica sin las aletas.
  • Inmersión libre.
  • Apnea estática.
  • Apnea con peso variable.
  • Fotografía de apnea.
  • La pesca submarina en apnea
  • Apnea flotante.
  • Apnea tipo moya.
  • Apnea con un balón.

Los riesgos

Viéndose como un deporte acuático, el buceo libre tiene sus peligros considerables. Uno de los peligros fundamentales ocurre en medio del ascenso de los expertos de profundidades de alrededor de 20 metros o más, sé que crea un desarrollo de los pulmones a su volumen normal, con la consiguiente disminución del peso del oxígeno, lo cual genera hipoxia que en algunos casos puede provocar lo conocido como “Black Out (BO)” o pérdida de control del motor.

El primero, BO, es la pérdida total de conocimiento y la segunda pérdida fraccional de conocimiento, que si no es dirigida por un ayudante, puede provocar percances significativos, por ejemplo, la muerte. Estos contratiempos ocurren normalmente en los últimos diez metros, ya que desde esa profundidad es el lugar donde hay una reducción más notable en el peso fraccional del oxígeno. Las dos circunstancias también pueden ocurrir en otras áreas diferentes, por ejemplo, apnea estática (STA) o apnea dinámica (DYN / DNF).

Leyendas relacionadas con el buceo libre

Benito Jerónimo Feijoo habla en uno de sus artículos de los buscadores de perlas y de un «nadador siciliano, a quien llamaban normalmente como “pesce Cola”, es decir, Nicolao, el pez, ya que asegura que estuvo días enteros bajo el agua, manteniéndose de los peces «.

En 1911 se dio una de las principales rivalidades de buceo libre cuando le ofrecieron a Yorgos Haggi Statti, un pescador griego, una recompensa de un par de dólares por hundirse más de 60 metros para salvar el ancla del buque de guerra italiano Regina Marguerita que había sido atrapado en el mar Egeo, Stattis pudo rescatar el ancla después de aguantar la respiración durante más de siete minutos, convirtiéndose así en el padre del salto libre.

Pesca submarina

Es una especie de pesca en ángulo que se puede asimilar con la cacería, con seguridad el pescador busca la presa para obtenerla debajo del agua. Tal vez fue este uno de los principales tipos de pesca, junto con la reunión de conchas, salvavidas y cefalópodos en las costas y orillas de los océanos. Metodología de pesca que se completa con el buceo libre y persiguiendo a los peces con un rifle submarino o con un arpón. Se utilizan métodos distintos que se basan en los atributos de la región de pesca o del pez buscado.

Tipos de pesca submarina

A la espera: Esta estrategia depende de pasar tan desapercibido como se pueda, ya que se podría permitir quedarse quieto mientras se espera que un pez inquisitivo se aproxime a una separación donde no sea difícil de atrapar. Hay algunas variaciones que se detienen:

Al depredador: El pescador casi siempre se posa en el lecho marino de una manera casi inconfundible, buscando atraer el interés de los depredadores, por ejemplo, la dorada, la lubina o el denton.

A la progresión: Forma parte de percibir una zona de entrada de las presas. Se colocará al pescador en la forma más mimética posible para evitar que los peces lo vean. Es imprescindible acercarse a ese lugar desde un lugar donde el pez no nos pueda ver.

buceo libre

En la superficie: Las estrategias pasadas se limitan al tiempo que el pescador puede pasar sumergido. En este caso este impedimento no existe, pero es excepcionalmente difícil ubicarse en un lugar donde el pez no perciba al pescador y escape.

En araña: Tipo de pesca riesgosa completada en los océanos altos. En esta pesquería, el pescador obtiene un contrapeso que se fija a un flotador o embarcación y que deja sumergir hasta el fondo. La longitud de la cuerda limita la profundidad y el pescador se detiene en un rango de 5 y 40 metros, para permanecer inmóvil boca abajo en esa posición. Los grandes depredadores se sentirán  atraídos por esa carnada y en ese momento el pescador les dispara.

Pesca al acecho

Además, se denomina pesca a la india, es un sistema que depende de pequeños soportes unidos con recorridos cortos a través de la base que aprovecha el relieve que posee el mismo, moviéndose hacia donde están los peces. Es de importancia fundamental en este tipo de pesca el sigilo, el mimetismo y la acuaticidad del pescador, para no alarmar a la presa concebible.

Esto contrasta con la estrategia anterior, ya que en lugar de postrarse y hacer una larga espera, en esta, acechamos a los peces sigilosamente hasta el punto en que la separación es excelente para realizar el disparo.

A la caída

Como su nombre lo propone, este sistema depende de pasar por la superficie y una vez que haya visto una captura concebible, déjese caer hasta el punto en que se alcance al pescado. Esta caída se debe hacer tan discretamente como sea posible, ya que es fundamental causar una sorpresa para que la presa no tenga pánico y pueda huir impidiendo que hagamos un disparo exacto.

Pesca al agujero

El aspecto del que depende este estilo es el de buscar al pez en su lugar de escondite para atraparlo. El logro dependerá en gran medida de la percepción para elegir y localizar las brechas más razonables en las que podemos descubrir una presa. (Ver Articulo Sobre: Pez Tetra Cardenal).

En pareja

La pesca de parejas es más una estrategia de seguridad que un estilo de pesca. Los peligros relacionados con este deporte acuático pueden ser limitados si un hombre controla nuestro ascenso. El percance más reconocido es el síncope que suele ocurrir en los últimos metros del levantamiento, dejando al pescador en esta de inconciencia. Si se pesca solo, la muerte puede ser irremediable, pero con la pesca en pareja se puede auxiliar a un pescador fácilmente.

A lo largo de estas líneas, la pesca en parejas se caracteriza por turnar las inmersiones entre los dos individuos, de modo que mientras uno pesca, el compañero se recupera para el siguiente salto.

En cualquier caso, existen estrategias especiales para aplicar en la pesca en pareja, por ejemplo, atacar una presa desde dos puntos, de modo que si la presa ve a uno de los pescadores de un lado intenta escapar por el otro y en ese momento el compañero podrá atraparlo.

Dejame Tu Comentario