Ballena blanca beluga: características, alimentación y mucho mas

La ballena blanca beluga: es un cetáceo odontoceto, conocido científicamente como Delphinacterus leucas. Su nombre, proviene del ruso “beluhka” que significa ballena blanca y “bel’ji” que significa blanco.  Se caracteriza por su tener este color en la edad madura, ya que al nacer son grises o marrón claro. Además de no poseer aleta frontal, cabeza prominente y  aspecto robusto y voluminoso.

Son criaturas gregarias; es decir, que forman grupos de 10 individuos, aunque durante el verano se llegan a reunir miles de ellas. Tienen un nado lento, pero pueden sumergirse a casi 700 metros de profundidad. Son una especie realmente hermosa y en este artículo encontrarás muchos otros datos interesantes sobre estas ballenas.

Tambien Te Recomiendo...

La Ballena blanca beluga

Taxonomía 

El zoólogo y  botánico Peter Simon Pallas, fue el primero en descubrir esta especie en el año de 1776. La ballena beluga, es perteneciente a la familia de Monodontidae, refiriéndose a las ballenas dentadas. Sin embargo, a pesar de ser considerada una ballena, según estudios de ADN, se comprobó que pertenecen al orden de los Delphinidae.

El nombre que se le da al género Delphinaterus, proviene del griego, “Delfin sin aletas”. Y el que se le da a la especie Leucas, es también del griego, que significa “blanco”. Aunque de manera general, se le da el nombre de ballena beluga para diferenciarla de otras especies como el Esturión beluga.

Características de la Ballena blanca beluga

Longevidad 

Estas hermosas ballenas blancas, tienen un Ballena-blanca-beluga-1periodo de vida aproximadamente de 30 años. La edad usualmente es determinada por la cantidad de cemento que se forman sobre sus dientes. Se calcula de una a dos capas por cada año; y pueden identificarse, porque forman capas de material más o menos denso de color opaco.

Por otro lado, en el año 2.006, se realizaron estudios con radiocarbono en la dentina de la beluga, lo que dio como resultado que estas capas se forman de manera irregular.  Actualmente, se plantea una longevidad de 60 a 80 años de edad.

Crecimiento

Los machos de esta especie se reconocen por ser un 25% más grande que las hembras, incluso llegan a ser más robustos. Pueden medir entre 3,5 y 5,5 metros de largo. Mientras que una hembra, alcanza de 3 a 4 metros.

Un macho adulto llega a pesar de 1.100 a 1.600 kilogramos. La hembra, solo alcanza los 700 a 1.200 kilos.

La Ballena blanca beluga, alcanza su tamaño total al llegar a los 10 años. Por ser tan robusta, pueden apreciarse algunos pliegues de grasa a lo largo de la zona del vientre. Y esto es debido a que casi la mitad de su cuerpo está cubierto de grasa. Lo que permite formar una capa protectora, contra las bajas temperaturas de las zonas árticas donde generalmente habitan.

Tambien Te Recomiendo...

El color

Estos cetáceos al nacer son de color gris o en algunos casos marrón claro. Para el macho, alcanzar su característico color blanco le lleva 9 años; mientras que a la hembra, sólo 7 años de edad.

Como la mayoría de los animales que habitan en zonas polares, su color los ayuda a protegerse de depredadores como los osos polares. Ya que les sirve de “camuflaje” para ocultarse entre la nieve ártica.

La beluga, tiende a cambiar de piel, de acuerdo a las estaciones. Por lo que es posible ver una coloración amarillenta durante el invierno. Esto se produce por el engrosamiento en las capas superficiales de la piel, que lo protege de las inclementes bajas de temperatura. Al inicio del verano, durante la migración, se frotan contra la arena de ríos para quitarse este revestimiento.

Usando los sentidos

Estos cetáceos, poseen un sentido de la visión bastante corto fuera del agua. Sin embargo, su retina se ajusta dentro de ella permitiéndoles ver de forma clara. También se han realizado estudios que determinan la presencia de conos y bastones lo cual indica que puedan ver en plena oscuridad.

Sus ojos, segregan una sustancia gelatinosa que los protege de bacterias y hongos que están en el agua. Manteniéndolos lubricados y limpios de cuerpos extraños.

En cuanto al sentido de la audición, tienen una capacidad auditiva bastante alta. Por el rango de 1,2 a 120 Khz. En comparación con una persona normal, que está entre los 0,2 a 20 Khz.

La Ballena blanca beluga, tienen tendencia a establecer contacto físico con otras de su misma especie. Esto indica que su tacto es sensible y se sienten seguras al estar rodeadas de otras belugas.

En algunos estudios, se detectaron la presencia de quimiorreceptores en la lengua. Lo que evidencia que identifican los sabores mediante el gusto. Contrario al olfato, que no se ha descubierto presencia de órganos receptores del olor.

Alimentación de la Ballena blanca beluga

En cuanto a la alimentación que siguen las belugas es muy adaptable a su ubicación y ecosistema donde se encuentren. Pueden consumir desde peces, hasta grandes cantidades de moluscos, camarones, pulpos, caracoles, gusanos y toda clase de animales marinos.

Para conseguir alimentos pueden sumergirse a 20 y 40 metros de profundidad y mantenerse por un periodo de tiempo de 5 minutos máximo. Los cuales succiona y traga enteros, debido a su débil dentadura.

Por esta razón, las ballenas belugas pueden ser un factor negativo en los ecosistemas de las zonas árticas. Por andar en grandes grupos, tienden a comer sin discriminación, dejando a otras especies sin alimentos para sobrevivir.

Comportamiento de las Ballenas blancas belugas

La natación

Por sus características morfológicas, la Ballena blanca beluga es una pobre nadadora. Su cuerpo grande y voluminoso, entorpecen sus habilidades para nadar. No se comparan a otros cetáceos y/o delfines. Esto es producto de su forma anatómica poco hidrodinámica, que no les permite moverse con rapidez.

Así mismo, sus aletas frontales son bastante pequeñas en comparación con su cuerpo. Por lo que se mantienen a una velocidad máxima de 9 kilómetros por hora.

Sin embargo, a diferencia de otras ballenas, estas pueden nadar hacia atrás y en la mayoría del tiempo, prefieren nadar bajo el agua donde son mucho más activas. Es por eso, que no realizan exhibiciones sobre el agua, como las orcas y delfines.

La ballena blanca es considerada un gran buceador. Puede sumergirse a grandes profundidades, entre los 400 y 700 metros, por un tiempo de 15 a 20 minutos. Aunque se han documentado individuos que han alcanzado los 872 metros de profundidad.

Esta cualidad para sumergirse a grandes profundidades, se debe a su capacidad para almacenar oxígeno. Gracias a que pueden disminuir su ritmo cardiaco y desviar este hacia los órganos principales como cerebro, corazón y pulmones. Que requieren mantenerse activos durante la inmersión. También, sus músculos contienen mioglobina, una proteína que tiene como función transportar oxígeno. Lo cual se usa como reserva para las inmersiones de larga duración.

Reproducción

Las ballenas  belugas, alcanzan su madurez sexual entre los 4 a 7 años para el macho y los 4 a 9 años en el caso de las hembras. Se considera plenamente fértil a la edad de los 8 años y medio. Y culmina a los 25 años, por lo que no hay registros de partos después de cumplir esta edad.

Las hembras por lo general, tienen parto cada 2 a 3 años y el tiempo de gestación puede variar entre 12 y 14 meses. Aunque se han visto casos de ballenas en cautiverio, prolongar el tiempo a 15 años de gestación.

Como ya lo hemos dicho, el bebé nace de color gris y se alimenta al principio a través de la lactancia materna. De ahí que pertenezca a la familia de los mamíferos. Siendo amamantado cada hora después de su nacimiento.

Al llegar al primer año de vida, la cría le sale los primeros dientes; por lo que la madre comienza a darle pequeños peces y camarones para variar su alimentación.

Formas de comunicación

La Ballena blanca beluga, se comunica a través de ondas sónicas. Es decir, producen sonidos para localizar la distancia en que se encuentra de un objeto. A este sistema se le denomina ecolocalización. Y las  ayuda a moverse en las oscuras aguas profundas.

Ellas producen una especie de chasquido que al rebotar contra cualquier obstáculo, se devuelve la señal capturada luego por el melón que llevan en la parte superior de su cabeza. Así calculan la velocidad, tamaño, distancia, forma y estructura de otras especies marinas.

La comunicación entre ellos se establece mediante un sistema de frecuencia alta. Con sonidos tan agudos que han ganado el nombre de “canarios marinos”. También usan sonidos como aleteos y chapoteos para comunicarse entre sí.

En el siguiente video se puede apreciar el canto de la Ballena blanca beluga:

La Ballena blanca beluga y su hábitat

Generalmente las Ballenas blancas belugas, habitan en las zonas costeras del Ártico. Preferiblemente en las costas donde hay mayor luz solar. También es posible, verlas cerca de las vertientes de ríos, sobre todo durante el verano, donde se alimentan y tienen a sus crías.

En las zonas de Alaska, pueden observarse muchos de estos cetáceos; cerca de la ensenada Cook. En el mar de Beaufort oriental, prefieren las aguas profundas cerca de la costa.

Sin embargo, en el archipiélago ártico, se protegen de sus depredadores eligiendo zonas cubiertas de hielo.


Población

Se estima que existen unas 100.000 ballenas belugas esparcidas por todo el mundo. Sin embargo, este número es variable, sobre todo durante la cacería de ballenas, donde la población merma.

Se considera un aproximado de 40.000 especies en el mar de Beaufort, 18.500 en el de Bering y unas 28.000 en el Ártico bajo canadiense. Sólo en el estuario de San Lorenzo, se contabilizan 1.000 especies de estas ballenas.

La Ballena blanca beluga y su relación con el hombre 

Cautiverio

La Ballena blanca beluga, fue de las primeras capturadas para ser exhibido al público. Su aparición fue coordinada por el Museo Americano de Barnum, en Nueva York, en 1.861. Pero fue Canadá quien se llevó la batuta durante el siglo XX, en capturar un mayor número de estas especies. Sin embargo, es hasta el año de 1.962, cuando se propuso una ley para prohibir esta práctica.

Luego que Canadá se acogiera a la ley de protección de las belugas. Rusia se apodera del comercio mundial de estas ballenas con fines recreativos. Fueron muchas las que exportaron a acuarios de Moscú, San Petersburgo y Soshi. También Canadá, aunque ya no las capturaba, las compraba para exhibirlas.

Muchos acuarios de América del Norte, para el año de 2.006, mantenían en cautiverio a más de 50 especímenes. Reportándose una mortalidad  de 42 ballenas ese mismo año.

Tambien Te Recomiendo...

En su mayoría, los cetáceos que exhibía en sus presentaciones, provenían principalmente de su hábitat natural. Ya que los esfuerzos realizados para hacer crecer la población por partos en cautiverio fueron en vanos.

Solo en casos aislados como el acuario de Vancouver, pudo salvar a una cría por más de 15 años.  Y hasta el 2.016, en Valencia, España; se consiguió otra por inseminación artificial. Pero tuvo que ser atendida por sus cuidadores, quienes se dedicaron a amamantarla y proveer los cuidados necesarios.

La belleza y docilidad de esta ballena, ha sido motivo de miles de individuos capturados y en muchos casos sin éxito. Su color blanco y sus expresiones faciales, son principal atractivo para grandes acuarios y centros de recreación marina. Y lastimosamente también podría ser de su propia extinción.

Cacería 

Estas ballenas por su color blanco y apariencia robusta, no sólo ha sido una especie muy apreciada para su exhibición. También es apreciada para el comercio de la carne, piel y grasa. Sobre todo por los nativos de las regiones de Canadá, Alaska y Rusia.

El consumo de carne y grasa de ballenas, fue durante los siglos XVIII y XIX, parte de la dieta de los europeos y Norteamérica. De igual manera, los aceites extraídos del melón, eran usados para lubricar relojes y otras maquinarias; así como iluminar faros.

A pesar de que años después, se reemplaza la grasa animal, por aceites de origen vegetal. La caza indiscriminada continuó, ya que la piel de las belugas, eran utilizadas para fabricar cueros.

Durante la década de los años 20, el gobierno de Quebec, ofreció una recompensa a la población pesquera para exterminar lo que denominaron una amenaza a las reservas de peces. Esto se debió a las constantes quejas de que las ballenas se alimentan de las especies que formaban parte de su sustento.

Actualmente, solo en el Ártico, los nativos de inuit, mantienen la caza de ballenas como parte de su consumo y producción de materias primas. Aunque el gobierno de Canadá, semantiene en constante discusión para establecer leyes que de equilibrio al ecosistema, sin que ninguna de las partes se vea afectada.

Amenazas naturales de la Ballena blanca beluga

Depredadores 

El principal depredador de la beluga es el oso polar. Ellos aprovechan el momento en que las ballenas suben a la superficie a tomar aire para golpearlos y llevarlos fuera del agua. Así como también en el invierno, algunas quedan atrapadas entre las capas de hielo, donde son presa fácil de osos.

Otro depredador es la orca, que por su rapidez pueden llegar a alcanzar a muchas belugas y sobre todo a las crías. Quienes tienen poca habilidad para el nado. Por este motivo, durante la temporada de otoño cuando comienza a endurecer las capas de hielo, las ballenas quedan a disposición de las orcas que son mucho más diestras para maniobrar entre estas.

En consecuencia, tanto humanos como depredadores animales, han afectado a la población de ballenas belugas, que esta va en disminución con los años. Siendo una especie considerada en peligro de extinción.

La contaminación

En las últimas décadas, el aumento de mortalidad en las belugas por agentes contaminantes ha sido de gran preocupación. Se ha comprobado que las primeras causas de muerte son el cáncer y enfermedades como la neumonía, úlceras, tumores, quistes e infecciones bacterianas. Ya que su sistema inmunológico ha ido en decrecimiento.

La principal fuente es la contaminación de las aguas, sobre todo por los altos niveles de metales pesados, como el  plomo, mercurio y cadmio. También las grandes cantidades de cloro para purificar el agua, son un elemento perjudicial en la salud de estas especies marinas.

Durante los años de 1983 y 1.999, se evidenció más de 60 muertes por cáncer en el río de San Lorenzo. Lo que representa un alto índice para una sola zona geográfica.

Otro factor contaminante, que produce la muerte de estas ballenas, son las ocasionadas por las labores del hombre. Sobre todo la acústica; hay que recordar que estos animales poseen un sentido muy agudo del oído. Por lo que el ruido de motores y embarcaciones, los afecta considerablemente. Pueden volverse caóticos dentro del agua, entrando en estados de shock y golpearse hasta causar la muerte.

Agentes patógenos

Como en todas las especies, existen factores de riesgo a causa de enfermedades. Las principales causas son las producidas por virus, bacterias y hongos patógenos.

En el caso de las ballenas belugas, estos agentes que habitan tanto en el agua como el aire. Les ha causado una cantidad de infecciones respiratorias que terminan fatalmente.

Por otro lado, en estudios realizados a algunas belugas, se determinó que en el interior de su estómago, estaba contaminado de papiloma virus. Sobre todo el río de San Lorenzo; donde también se encontró la presencia del Sarcocystis, el causante de la encefalitis.

El Erysipelothrix rhusiopathiae, una bacteria mortal proveniente de peces contaminados, que provocan pérdida del apetito y úlceras en la piel, que luego se infectan provocando la muerte.

Los parásitos intestinales, son otra de las enfermedades que padecen estos animales. En estudios realizados al intestino de las belugas, se encontró helmintos de los géneros  Contracaecum  y Anisakis simplex en estómago e intestino.

Existen otros parásitos como Pharurus pallasii que se detectaron en los órganos auditivos y Leucasiella arctica en la región del recto.

Conservación de la Ballena blanca beluga

A principio del 2008, la ballena beluga era considerada un animal en peligro de extinción. Debido a la cantidad de ballenas muertas por la cacería, sobre todo en las regiones árticas. Sin embargo, debido a su rápido crecimiento por nacimientos; dejó de ser una especie en amenaza. Y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, conocida como la UICN, la retiró de su famosa Lista Roja.

Para ello, se cambió los métodos de censo en las especies marinas para luego comprobar que no existían descensos en la población de belugas.

Contrario a lo que se esperaba, en las subpoblaciones de la ensenada de Cook. Se comprobó que la caza indiscriminada de belugas las ha vuelto a colocar en la lista como especie en peligro crítico de extinción. Y a pesar que en los últimos años, se han tomado medidas de protección y conservación, la población sigue en ascenso.

Por esta razón Estados Unidos ya promulgó una ley que ampara la preservación de la ballena blanca. Para evitar que este bello ejemplar desaparezca en el futuro.

Protección legal

La Ley de Protección para Mamíferos Marinos (LPMM), fué emitida en el año de 1.972 por el Congreso de los Estados Unidos. Su objetivo principal era el control de la caza y pesca de cualquier especie de la familia mamífera, dentro de aguas estadounidenses.

Durante el año 2.007, la ley original fue reformulada y se contemplan algunas excepciones que involucran la cacería por motivos culturales, científicos, educativos , recreativos (siempre que el espécimen se mantenga vivo) y por accidentes durante la pesca de barcos mercante.

Otras de las leyes que protege a esta especie es La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES). Esta fue acordada en el año 1.973, para controlar el comercio y evitar la explotación de animales marinos, en especial a las pertenecientes a la especie odontocetos o ballenas dentadas.

En el caso de Canadá, en especial la región del río de San Lorenzo, donde existe una población de ballenas belugas. Desde 1.988, el Departamento Canadiense de Pesca y Océanos; se mantiene activo en la supervisión y control de los parques nacionales. A fin de evitar la contaminación de suelos y aguas que son la principal causa de muerte de las ballenas belugas.

La Ballena blanca beluga, curiosidades y mitos

La Ballena blanca beluga, es un mamífero cetáceo de color blanco muy hermoso. Sobre todo, es de carácter amigable y sociable. Por lo que representa una especie muy apreciada tanto para conservacionistas, como para la exhibición en grandes acuarios y reservas naturales.

Es por eso que hemos querido incluir algunas curiosidades y mitos que han servido de motivo para la investigación y creación de relatos en travesías por el mar.

Adaptables

Un dato curioso es su capacidad para adaptarse a cualquier ecosistema. Estas criaturas, normalmente viven en las zonas árticas y su complexión robusta los protege de las inclementes bajas temperaturas. Sin embargo, al parecer, aman estar bajo los rayos del sol.

Es por eso, que durante el invierno, cuando está más nublado e incluso el cielo se oscurece. Migran hacia zonas cálidas al sur de los mares. Aunque no todos logran llegar, son muchas las belugas que quedan atrapadas en el hielo, muriendo víctimas de osos polares, orcas o ahogadas al no poder subir a la superficie.

Sociables y amistosas

Las ballenas belugas nunca andan solas. Siempre están formando grupos pequeños; aunque durante la migración se pueden observar más de 100 individuos juntos. Les encanta tocarse entre sí, como si se abrazaran y se comunican mediante chasquidos y “cantos”. De ahí que se les denomine “canarios marinos”.

En algunos casos, se ha comprobado que han llegado a imitar ciertos sonidos proveniente de objetos y personas. Y no representan peligro alguno para el hombre. Un ejemplo de ello fue el caso de una buceadora que tuvo dificultades para subir a la superficie en la ciudad de Harbin, China. La ballena Mila, la ayudó a subir, salvandole la vida.

Nado de espalda

Estos cetáceos a pesar de ser los peores nadadores, son los únicos que pueden nadar de espalda. Así como también bucear a aguas profundas en búsqueda de alimentos. No sólo son glotones en extremo, ya que consumen entre 2 y 3% de su peso corporal. Sino que no tienen una dieta única, así que consumen una gran cantidad de peces y moluscos pequeños.

Una beluga voladora

Existe una empresa de aviones comerciales, Airbus. En Toulouse, Francia; que diseñó cinco aviones de carga imitando la forma de estos cetáceos. Así que es posible que se vean belugas voladoras en los cielos de Europa.

Ballena o delfín

La ballena beluga, por su forma y color, es comúnmente confundida con un delfín. Sobre todo por su prominente cabeza que oculta el melón y su boca en forma puntiaguda.

Así mismo, por ser de una de las especies cetáceas mas pequeñas, sociables y amistosas del mar. Si las ves a lo lejos, pueden tener la apariencia de un delfín nadando juguetonamente.

El mito de la beluga sirena

Si se observa bien desde abajo, la ballena blanca puede parecerse mucho a la figura de una mujer con aletas. Es posible que los antiguos pescadores de los mares del ártico, hayan confundido estas criaturas con personas.

Una evidencia de ello, es una fotografía tomada en un acuario de Nueva Orleans. En la cual su forma semeja las piernas de una mujer envueltas en la piel del animal y se extiende hacia la cola.

Ballena blanca beluga

Nuestro mundo nos ofrece maravillas naturales de inigualable valor; como estas hermosas Ballena blanca beluga. Esperamos que toda esta información les ayude a entender y comprender su forma de vida sociable y apacible en las frías aguas del ártico.

Sobre todo, el despertar de una conciencia conservacionista para que sigamos disfrutando de este y muchos animales como los Cachalotes gigantes, que forman parte de nuestro planeta.

Dejame Tu Comentario