Almejas gigantes: Todo lo que te gustaría saber

Las almejas gigantes también se conoce como taclobo gigante, pero en términos científicos se le atribuye el nombre de Tridacna gigas. A su vez estos animales representan otra especie reconocida dentro de los moluscos bivalvos, que pertenecen a la familia de los Cardiidae. Por lo general la almeja gigante es fácil de encontrar en el mar Rojo, y en las aguas que pertenecen al océano Pacífico y al océano Índico. Por su parte son habitantes de los principales arrecifes coralinos, ya que por lo general la almeja gigante vive adherida a la masa coralífera.

Almejas gigantes

Cabe destacar que actualmente las almejas gigantes se ubican dentro del estado de conservación de manera vulnerable como especie, esto ante las principales amenazas de peligro de extinción.

Tambien Te Recomiendo...

Descripciones generales de las almejas gigantes

Descripciones generales de las almejas gigantesEn primer lugar en cuanto a tamaño y peso cabe destacar que las almejas gigantes alcanzan una longitud de al menos unos 140 centímetros en total, y por otro lado en cuanto al peso se conoce que pueden alcanzar aproximadamente unos 330 kilogramos. Estas referencias en tamaño y peso lo convierten en la especie de molusco más grande conocida en el mundo.

Entre otras de las características peculiares, es que estos animales presentan unas 4 o 5 ondulaciones, para hablar de la concha cabe destacar que percibida ya cuando el animal alcanza una edad madura, y por su parte los individuos ya adultos no son capaces de cerrar por completo dicha concha. Por otro lado, dentro de las características del cuerpo, también es importante señalar que cuentan con una glándula bisal, pero esta se pierde cuando son adultas.

Sifón

Descripciones de las almejas gigantesAhora bien, por el hecho de ser almejas también cuentan con el órgano característicos de estas especies que es el sifón, pero en el caso de las almejas gigantes se cuenta en un primer lugar con un sifón que se inhalante el cual no cuenta con tentáculos, y por otro lado también cuentan con un sifón exhalante que se encuentra ubicado en el manto.

Con relación a lo anterior, es importante destacar que como en el resto de las especies, el sifón cumple sus funciones vitales en este caso también pasa lo mismo para las almejas gigantes, ya que este órgano se encarga de asegurar la adecuada circulación interna del agua necesaria para este animal, además de regular las cantidades de oxígeno y a su vez aporta importante nutrientes que resultan fundamentales para el desarrollo de las almejas gigantes.

Tambien Te Recomiendo...

Manto

Es importante tener en cuenta que las almejas gigantes son muy fáciles de reconocer gracias al manto con el que cuentan, dentro de las principales características de este destaca que en cuanto al color se puede presentar en tonalidades marrón, abarcando el color dorado e incluso en tonos de color amarillo. Por otro lado también se han encontrado casos donde el manto presenta tonos azules y verdes.

Por otro lado, en el caso de los extremos del manto se presentan otras tonalidades en forma de lunares que por lo general llegan a ser púrpuras o verdes, en tonos intensos.

almeja gigante

Tambien Te Recomiendo...

Reproducción

Dentro del proceso de reproducción hay que destacar en primer lugar que esta especie alcanza su madurez sexual cuando obtiene los nueve o hasta diez años de vida. En el caso de las almejas gigantes estos animales son denominados protándricos, esto se debe a que el momento de nacer presentan un mismo sexo, es decir todos pertenecen al género masculino desde el primer momento del nacimiento, ya que posteriormente se convierten en hermafroditas a fin de reproducirse.

reproducción de las almejas gigantesEn cuanto a los demás aspectos que conforman la reproducción en las almejas gigantes cabe destacar que este tipo de fertilización se lleva a cabo de manera externa. Pero en este caso el animal expulsa el esperma y posterior a esto se dispone a expulsar los huevos, a fin de erradicar la auto fertilización. Luego de haberse cumplido con este procedimiento dichos huevos se van desarrollando hasta convertirse en pequeñas larvas, denominadas velígeras.

Ahora bien, con las larvas en este estado, es decir todavía pequeñas se mantienen nadando por el océano y es cuando se desarrollan un poco más específicamente luego de una semana de vida cuando pueden adherirse al sustrato y la superficie coralina como es peculiar en las almejas gigantes. Luego de esto cumplen con un proceso de metamorfosis hasta alcanzar el estado ideal que se le atribuye a las almejas gigantes, esto último es posible luego de al menos unos 20 días en desarrollo adecuado. Finalmente estos animales logran alcanzar una madurez cuando cumplen los tres años de vida.

Dejame Tu Comentario